Where the world comes to study the Bible

Los Libros Históricos

Introducción

Como previamente mencionado, el Nuevo Testamento se divide en tres categorías basadas en sus características literarias - histórico, epistolar, y profético. Los cuatro Evangelios hacen aproximadamente el 46 por ciento y el libro de Hechos aumenta esto a 60 por ciento. Esto significa 60 por ciento del Nuevo Testamento traza directamente las raíces históricas y el desarrollo histórico de la cristiandad. El cristianismo se basa en hechos históricos. Esto es inherente a la naturaleza del evangelio en sí. El cristianismo es el mensaje del evangelio y ¿qué es el evangelio? Son las buenas noticias, la información derivada del testimonio de otros. Es historia, el testimonio de hechos históricos. “El evangelio son noticias de que algo ha sucedido— algo que pone una cara diferente a la vida. ¿Qué es ese algo que se dice en Mateo, Marcos, Lucas y Juan?. Es la vida, muerte y resurrección de Jesús Cristo.”10 Siguiendo este relato de cuatro tomos, los Hechos dan cuenta de la extensión del mensaje del evangelio de Jerusalén, a Judea y Samaria, y a las partes más lejanas de la tierra, dentro del mundo gentil. Este empieza:

1:1 En mi primer escrito (el Evangelio de Lucas), Teófilo, me referí a todas las cosas que Jesús hizo y enseñó desde el comienzo 1:2 hasta el día en que fue recibido arriba, después de haber dado mandamientos por el Espíritu Santo a los apóstoles que había escogido. 1:3 a ellos también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios.

1:8 pero recibireís poder cuando halla venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me sereís testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

Lucas es el volumen uno y Hechos es el volumen dos del tratado del Dr. Lucas sobre la vida histórica y ministerio del Salvador, así fue como empezó el Señor Jesús. Esto fue continuado por el Salvador a través del obrar del Espíritu Santo en la vida de Sus apóstoles después de la ascensión de Cristo al cielo. Los Hechos proporcionan el contorno histórico del ministerio de los apóstoles en la vida de la iglesia primitiva. Esto es crucial para nuestra comprensión de mucho de lo que tenemos en las epístolas, que eran cartas históricas escrita a personas que vivían en lugares históricos. El Nuevo Testamento, entonces, es un libro histórico de las Buenas Noticias del Dios viviente trabajando en la historia humana, no sólo en el pasado, sino en este presente vivo y en el futuro a la luz de las promesas de Dios.

Antes de empezar el estudio de cada uno de los Evangelios, sería mejor ver un poco sobre el uso del término, Los Evangelios Sinópticos. Aunque cada Evangelio tiene un énfasis y propósito distinto, los tres primeros a veces son llamados de Evangelios Sinópticos porque ellos “ven juntos,” es decir, tienen el mismo punto de vista con respecto a la vida de Cristo y están de acuerdo en materia y orden. Mas aún, también presentan la vida de Cristo de un modo que complementa la imagen dada en el Evangelio de Juan. La siguiente relación muestra varias áreas que son comunes a cada uno de los primeros tres Evangelios:

  • El anuncio del Mesías por Juan Bautista (Mateo 3, Marcos 1, y Lucas 3).
  • El bautismo de Jesús (Mateo 3, Marcos 1, y Lucas 3).
  • La tentación de Jesús (Mateo 4, Marcos 1, y Lucas 4).
  • Enseñanza y milagros de Jesús (La mayor porción de cada Evangelio).
  • La transfiguración de Jesús (Mateo 17, Marcos 9, y Lucas 9).
  • Juicio, muerte y entierro de Jesús (Mateo 26-27, Marcos 14-15, Lucas 22-23).
  • La resurrección de Jesús (Mateo 28, Marcos 16, Lucas 24).

Propósito del Enfoque Diferente de los Cuatro Evangelios

16:13 Al llegar Jesús al área de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos diciendo:, “¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?” 16:14 Ellos dijeron: “Unos, dicen Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías o alguno de los profetas.” 16:15 Él les preguntó: Y vosotros “¿quién decís que soy yo?” 16:16 Respondiendo Simón Pedro dijo: “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.”

Mateo 16:14 da las cuatro respuestas típicas, o escuelas de pensamiento, para un gran número de personas en los días de Jesús. Sólo unos cuantos al principio, un remanente creyente, lo reconoció como quién Él era verdaderamente, el Hijo de Dios. Así, bajo la inspiración del Espíritu, los escritores del Evangelio revelaron simplemente quién era realmente Jesús, así como Su persona y obra. A manera de cuatro tomos, cada uno con su propio enfoque distintivo, pero de forma complementaria, los cuatro Evangelios contestan las preguntas propuestas por el Señor a los discípulos. Ellos simplemente declaran exactamente quién es Jesús. Le responden que es el Mesías esperado del Antiguo Testamento, el Siervo del Señor, el Hijo del Hombre , el Hijo de Dios, y que es el Salvador del Mundo. Los Evangelios nos dan el retrato de Dios, de la persona y obra de Cristo, en cuatro imágenes distintas.

En Explore the Book, Sidlow Baxter llama nuestra atención a la similitud interesante entre la visión en Ezequiel 1:10 y los Evangelios, aunque no sugiere que las cuatro criaturas vivientes fueran una representación de los Evangelios. Baxter escribe:

La mayoría de nosotros, quizás, está familiarizado con el paralelo qué a menudo ha sido señalado entre los cuatro Evangelios y las cuatro “criaturas vivientes” en la visión de apertura del profeta Ezequiel. Las cuatro “criaturas vivientes,” o querubines, se describen así en Ezequiel 1:10: “El aspecto de sus caras era como una cara de un hombre, y una cara de un león al lado derecho de los cuatro, y como una cara de buey a la izquierda de los cuatro. Además los cuatro tenían una cara de águila.” El león simboliza fuerza suprema, majestad; el hombre, la más alta inteligencia; el buey, el servicio humilde; el águila, belleza celestial, misterio, Divinidad.

En Mateo vemos al Mesías-rey (el león).
En Marcos vemos al Siervo de Jehová (el buey).
En Lucas vemos al Hijo del Hombre (el hombre).
En Juan vemos al Hijo de Dios (el águila).

Se necesitan cada uno de los cuatro aspectos para dar la verdad plena. Como Soberano viene a reinar y gobernar. Como Siervo viene a servir y sufrir. Como Hijo del Hombre viene a compartir y simpatizar. Como Hijo de Dios viene a revelar y redimir. Maravillosa cuádruple combinación —¡soberanía y humildad, humanidad y deidad!11

Mateo dirige su Evangelio principalmente a los judíos para convencerlos que ese Jesús de Nazaret es su Mesías, el Rey de los judíos. Con la genealogía de Jesús, Mateo usa también diez profecías cumplidas con las que busca mostrar que este Jesús, aunque rechazado y crucificado, es el Mesías, por largo tiempo esperado, del Antiguo Testamento (Mat. 1:23; 2:15; 2:18; 2:23; 4:15; 8:15; 12:18-21; 13:35; 21:5; 27:9-10). A pesar de rechazado por la nación entera y crucificado, el Rey dejó una tumba vacía.

Marcos parece estar dirigida a los romanos, personas de acción pero de pocas palabras, presenta a Jesús como el Siervo del Señor que vino “para dar Su vida en rescate de muchos.” Marcos, el más corto de los Evangelios, es vívido, activo o vivo, y presenta un relato de testigo ocular muy claro, sobre todo de la última semana de la vida de Jesús sobre la tierra. “Un total del 37 por ciento de este Evangelio se consagra a los eventos de Su última y más importante semana.”12

Lucas, Lucas, el doctor historiador, presenta a Jesús como el perfecto Hijo del Hombre que vino “para buscar y salvar a aquel qué estaba perdido” (Lucas 19:10). Lucas enfatiza fuertemente la verdadera humanidad de Cristo a la vez que declara Su deidad. Algunos creen que Lucas tenía particularmente a los griegos en mente debido a su interés perspicaz en filosofía humana.

Juan inmediatamente (1:1-2) enfoca al lector en la deidad de Cristo presentando a Jesús como el Hijo de Dios eterno que da vida eterna y abundante a todos los que lo reciban creyendo en Él (Juan 1:12; 3:16-18, 36; 10:10). Aunque escrito para toda la humanidad, el Evangelio de Juan se escribe sobre todo para la iglesia. Cinco capítulos documentan el discurso de despedida de Jesús a Sus discípulos confortándolos sólo unas horas antes de Su muerte. Además, siete señales milagrosas de Jesús son colocadas después para demostrar que Jesús es el Salvador y para animar a las personas en todas partes que al creer en Él podrán tener vida (Juan 20:30-31).

Mateo

      Autor y Titulo:

Cada uno de los Evangelios recibe su nombre del autor humano que lo escribió. Aunque en este primer Evangelio, como en los demás, nunca se menciona a su autor, el testimonio universal de la iglesia primitiva es que fue escrito por el apóstol Mateo, y nuestro testimonio textual más temprano se lo atribuyó títulándolo “según Mateo” (Kata Matthaion). Mateo, que era uno de los discípulos originales de Jesús, era un judío que escribe a los judíos sobre Uno que era su propio Mesías. Su nombre original era Levi, el hijo de Alfeo. Mateo trabajó como un publicano recolectando impuestos en Palestina para los romanos hasta que fuera llamado por el Señor para seguirlo (Mat. 9:9, 10; Marcos 2:14-15). Su respuesta rápida puede sugerir que su corazón ya hubiera sido influenciado por el ministerio de Jesús.

Al principio a este evangelio se le dio el título de Kata Matthaion, “según Mateo.” Como el título sugiere, otras versiones del evangelio eran conocidas en ese momento (la palabra evangelio fue agregada después) …13

      Fecha: 50s o 60s D.C.

Las fechas sugeridas para el evangelio de Mateo están en el rango de 40 a 140 D.C., pero “el hecho de que la destrucción de Jerusalén en el año 70 D.C. se ve todavía como un evento futuro (24:2) parece requerir una fecha más temprana. Algunos opinan que éste fue el primero de los Evangelios escrito (al rededor de 50 D.C.), mientras otros piensan que no fue el primero y que se escribió en los años 60.” 14

      Tema y Propósito:

Como queda evidente en las preguntas hechas por Jesús a Sus discípulos en 16:14f., Mateo escribió a los judíos para contestar sus preguntas sobre Jesús de Nazaret. Jesús simplemente había declarado que era su Mesías. ¿Era Él realmente el Mesías del Antiguo Testamento anunciado por los profetas? En ese caso, ¿por qué los líderes religiosos no lo recibieron y por qué no estableció el reino prometido? ¿Se establecería, y en ese caso, cuándo? Así, Mateo se dirige principalmente a un público judío para mostrarles que este Jesús es el Mesías largamente esperado. Esto es visto en la genealogía de Jesús (1:1-17); la visita de los Reyes Magos (2:1-12); Su entrada en Jerusalén (21:5); el juicio de las naciones (25:31-46); mencionando a menudo “el reino del cielo”, como es común en los otros Evangelios, y en las citas de cumplimiento del Antiguo Testamento mencionadas previamente.

      Palabras o Conceptos Importantes:

Jesús, el Mesías, el Rey de los Judíos.

      Versículos Importantes:

  • 1:20-23. Pensando él en esto, un ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es. 21 Dará a luz un Hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque Él salvará a Su pueblo de sus pecados.” 22 Todo esto aconteció para que se cumpliera lo que dijo el Señor por medio del profeta, 23 «UNA VIRGEN CONCEBIRÁ Y DARÁ A LUZ UN HIJO Y LE PONDRÁS POR NOMBRE EMMANUEL» ( qué significa, «DIOS CON NOSOTROS.»)
  • 16:15-19. Él les preguntó: Y vosotros “¿quién decís que soy yo?” 16 Respondiendo Simón Pedro dijo: “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. 17 Entonces le respondió Jesús, “Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque (esto) no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. 18 Y yo también te digo que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré Mi iglesia, y las puertas del Hades no la dominarán. 19 Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos, todo lo que ates en la tierra será atado en los cielos, y todo lo que desates en la tierra será desatado en los cielos.”
  • 28:18-20. Jesús se acercó y les habló diciendo «Toda potestad me es dada en los cielos y en la tierra. 19 Por tanto, id y hacer discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, 20 y enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado. Y yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo».

      Capítulos Importantes:

El Capítulo 1 introduce la genealogía y nacimiento de Jesús como el hijo de David, hijo de Abraham, y como nació por el obrar milagroso del Espíritu, con José siendo el padre legal por adopción, pero no el padre físico.

El Capítulo 12 en este capítulo vemos el punto de cambio cuando los líderes religiosos formalmente desechan a Jesús como su Mesías atribuyendo Su poder milagroso a Satanás. A esta altura Jesús empezó a hablar en parábolas para esconder la verdad de los indiferentes. De aquí en adelante Su tiempo se lo dedica a Sus discípulos.

      Presentación de Cristo en Mateo:

Como ya fue enfatizado, la meta de Mateo es demostrar que Jesús es el Mesías esperado del Antiguo Testamento. Él es el hijo de Abraham y David. Luego Él es el Rey que viene ofreciendo el Reino. La frase “el rey del cielo” se repite unas treinta y dos veces en este Evangelio. Además, para demostrar que este Jesús llena las expectativas del Antiguo Testamento, por diez veces enfatiza específicamente que lo que pasó en la vida de Jesús cumple con el Antiguo Testamento. Además usa más citas y alusiones del Antiguo Testamento que cualquier otro libro del Nuevo Testamento, unas 130 veces.

      Bosquejo:

Mateo entra naturalmente en nueve secciones:

    I.

    La Persona y Presentación del Rey (1:1-4:25)

    II.

    La Proclamación o Predicación del Rey (5:1-7:29)

    III.

    El Poder del Rey (8:1-11:1)

    IV.

    El Programa y el Progresivo Rechazo del Rey (11:2-16:12)

    V.

    La Pedagogía y Preparación de los Discípulos del Rey (16:13-20:28)

    VI.

    La Presentación del Rey (20:29-23:39)

    VII.

    Las Predicciones o Profecías del Rey (24:1-25:46)

    VIII.

    La Pasión o Rechazo del Rey (26:1-27:66)

    IX.

    La Prueba del Rey (28:1-20)

Marcos

      Autor y Título:

El Evangelio de Marcos es anónimo ya que no nombra a su autor. El título griego, Kata Markon, “según Marcos” fue agregado después por un escriba al rededor del año 125 D.C., pero hay evidencia fuerte y clara (exterior e interior) de que Marcos fue su autor. “El testimonio unánime de los padres de la iglesia primitiva es que Marcos, un colaborador del apóstol Pedro, fue el autor.” 15. El año 112 D.C., Papias citó a Marcos como “el intérprete de Pedro.” Dunnett señala, “Una comparación del sermón de Pedro en Hechos 10:36-43 con el evangelio de Marcos muestra al anterior como un bosquejo de la vida de Jesús que Marcos ha presentado en un detalle mucho mayor.” 16

Aunque Marcos no fue ninguno de los discípulos originales de Cristo, era hijo de María, una mujer de riqueza y posición en Jerusalén (Hechos 12:12), un colaborador de Pedro (1 Pedro. 5:13), y primo de Bernabé (Col. 4:10). Estas asociaciones, sobre todo su asociación con Pedro, quien fue evidentemente su fuente de información, dieron autoridad apostólica al Evangelio de Marcos. Desde que Pedro habló de él como “Marcos, mi hijo,” (1 Pedro. 5:13), puede haber sido Pedro el que llevó a Marcos a Cristo.

Además, también fue colaborador cercano de Pablo. Ryrie escribe:

Tuvo el raro privilegio de acompañar a Pablo y Bernabé en la primera jornada misionera, pero no se quedó con ellos durante todo el viaje. Debido a esto, Pablo se negó a llevarlo en la segunda jornada, por lo que fue con Bernabé a Chipre (Hechos 15:38-40). Aproximadamente una docena de años después Marcos estaba de nuevo con Pablo (Col. 4:10; Film. 24), y justo antes de la ejecución de Pablo, el apóstol pide que se lo envíen (2 Tim. 4:11). Su biografía demuestra que un fracaso en la vida no significa el fin del servicio.17

      Fecha: 50s o 60s D.C.

Poner una fecha a Marcos es algo difícil, aunque muchos estudiosos creen que este Evangelio fue el primero de los cuatro Evangelios. A menos que se rechace el elemento de la profecía profética, 13:2 claramente muestras que Marcos fue escrito antes de 70 D.C. año de la destrucción del templo de Jerusalén. Ryrie señala:

Si Hechos debe datarse al rededor del 61 D.C., y si Lucas, el otro libro de la serie, lo precediera, entonces Marcos debe ser aun más temprano, ya que al parecer Lucas se basó en Marcos para escribir su evangelio. Esto apunta a una fecha en los años cincuenta para Marcos. Sin embargo, muchos estudiosos creen que Marcos no se escribió hasta después de que Pedro murió; es decir, después del 67 pero antes del 70.18

      Tema y Propósito:

El tema de Marcos es “Cristo el Siervo”. Esta verdad es presentada en 10:45, “porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir y dar Su vida en rescate por todos.” Una lectura cuidadosa de Marcos muestra cómo los dos temas de este versículo, servicio y sacrificio, son desarrollados por Marcos. Marcos se dirige principalmente al lector romano o gentil. Como resultado, se omiten la genealogía de Jesús así como el Sermón del Monte y las condenaciones de los líderes religiosos reciben menos atención. También Marcos presenta a Jesús como Obrero, el Siervo del Señor, el libro enfoca en la actividad de Cristo como un Siervo fiel que hace eficazmente Su trabajo. Este enfoque parece evidente por el estilo de Marcos, como vemos por su uso del griego euqus, “inmediatamente, en seguida,” o “entonces, luego,” qué aparecen unas 42 veces en este Evangelio. Su significado varía del sentido de inmediato como en 1:10, al de orden lógico (“en el curso debido, entonces”, cf. 1:21 [“cuando”], 11:3 [“brevemente”]) 19. Otra ilustración de este enfoque activo es el uso prominente por Marcos del presente histórico para describir un evento pasado, lo cual fue hecho evidentemente para darle intensidad.

      Palabras Importantes:

Siervo, Siervo del Señor.

      Versículos Importantes:

  • 8:34-37. Y llamando a la gente y a sus discípulos, les dijo: “Si alguien quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. 35 Todo el que quiera salvar su vida la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mi y del evangelio, la salvará, 36 porqué ¿de qué le aprovechará al hombre ganar todo el mundo, si pierde su alma? 37 ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?”
  • 10:43-45. “Pero no será así entre vosotros, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros, será vuestro servidor; 44 y el que de vosotros quiera ser el primero, será siervo de todos, 45 porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir y para dar su vida en rescate por todos.”

      Capítulos Importantes:

El Capítulo 8 un capítulo importante en Marcos, parecido al capítulo 12 en Mateo, porque aquí hay un cambio en el contenido y curso del ministerio de Jesús. El eje del giro que provoca el cambio es la confesión de Pedro, “Tú eres el Cristo (el Mesías)” (8:29). Esto es seguido inmediatamente por: una advertencia de que ellos no deben decirlo a nadie, la revelación de Su muerte, la llamada a hacer discípulos, y la transfiguración.

Esta respuesta, inspirada por la fe, activa una nueva fase en el contenido y el curso del ministerio de Jesús. Hasta este punto Él ha buscado validar Sus demandas como Mesías. Pero ahora empieza a fortalecer a Sus discipulos para su sufrimiento venidero y para su muerte a manos de los líderes religiosos. Los pasos de Jesús empiezan a ponerlo diariamente más cerca de Jerusalén — el lugar donde el Siervo Perfecto demostrará la plena magnitud de Su servicio.20

      Presentación de Cristo en Marcos:

Por supuesto, la contribución de Marcos esta centrada especialmente en presentar al Salvador como el Siervo Sacrificado que da Su vida obedientemente para el rescate de muchos. El enfoque está claramente en Su ministerio de las necesidades físicas y espirituales de otros que siempre las antepone a Sus propias necesidades. Este énfasis en la actividad del siervo Salvador se observa en lo siguiente:

Sólo dieciocho de las setenta parábolas de Cristo se encuentran en Marcos — algunas de éstas tienen sólo una frase de extensión — pero lista cerca de la mitad de los treinta y cinco milagros de Cristo, la proporción más alta en los Evangelios.21

      Bosquejo:

Siendo el tema del libro Cristo el Siervo. El versículo importante, 10:45, nos da la clave para dos divisiones naturales del Evangelio: el servicio del Siervo (1:1-10:52) y el sacrificio del Siervo (11:1-16:20). Podemos dividirlo en cinco secciones:

    I.

    Preparación del Siervo para el Servicio (1:1-13)

    II.

    Predicación del Siervo en Galilea (1:14-9:50)

    III.

    Predicación del Siervo en Perea (10:1-52)

    IV.

    Pasión del Siervo en Jerusalén (11:1-15:47)

    V.

    Prosperidad del Siervo en la Resurrección (16:1-20)

Lucas

      Autor y Título:

Ambos, Lucas y Hechos que son dirigidos a Teófilo como un trabajo de dos volúmenes, son atribuidos a Lucas, y a pesar que Lucas no se nombra en ninguna parte como el autor de ninguno de ellos, muchos puntos evidencian a Lucas, “el médico amado” (Col 4:14) como el autor de ambos libros. Significativamente, estos dos libros hacen aproximadamente el 28 por ciento del Nuevo Testamento griego. Los únicos lugares donde encontramos su nombre en el Nuevo Testamento es Colosenses 4:14; 2 Timoteo 4:11; y Filemón 24. También se cree que Lucas se refirió a él mismo en el “nosotros” de los capítulos de Hechos (16:10-17; 20:5-21:18; 27:1-28:16). Éste “nosotros” muestra en los capítulos de Hechos que el autor era un colaborador íntimo y el compañero de viaje de Pablo. Desde que solo dos de los colaboradores de Pablo se nombran en tercera persona, la lista puede reducirse a Tito y Lucas.

Por proceso de eliminación, “Lucas, el médico amado” por Pablo (Col 4:14), y “colaborador” (Filem 24) lo convierte en el candidato probable. Su paternidad literaria es apoyada por el testimonio uniforme de los primeros escritos cristianos (ej., el Canon de Muratorian,. 170 D.C, y los trabajos de Irineo, c.180).22

Parece evidente en Colosenses 4:10-14 que Lucas era gentil, de allí que Pablo lo diferencia de los judíos. Aquí el apóstol acota que sus colaboradores, Aristarco, Marcos, y Juan eran los únicos que eran judíos. Esto sugiere que Epafras, Lucas, y Demas, también mencionados en estos versículos, eran gentiles, no judíos. “La habilidad obvia de Lucas con el idioma griego y su frase “su propia lengua” en Hechos 1:19 implica también que no era judío.” 23

No sabemos nada sobre su vida temprana o conversión excepto que no fue testigo ocular de la vida de Jesús Cristo (Lucas 1:2). Aunque médico por profesión, era principalmente un evangelista, escribe este evangelio y el libro de Hechos y acompaña a Pablo en trabajo misionero… Él estaba con Pablo en el momento del martirio del apóstol (2 Tim. 4:11), pero de su vida posterior no tenemos ningún hecho seguro.24

      Fecha: 60 D.C.

Dos periodos comúnmente sugeridos para datar el Evangelio de Lucas son: (1) 59- 63 D.C., y (2) los 70s o los 80s, pero el epílogo de Hechos muestras que Pablo estaba en Roma, y desde que Lucas es el tratado anterior, escrito antes de Hechos (Hechos 1:1), el Evangelio de Lucas se debe de haber escrito en un periodo más temprano, alrededor del 60 D.C. Sin embargo, es posible que el Evangelio de Lucas recibiera su forma final en Grecia y no en Roma, algunos han sugerido 70 D.C.

      Tema y Propósito:

El propósito de Lucas se establece claramente en el prólogo de su Evangelio.

1:1-4 Puesto que ya muchos han tratado de poner en orden la historia de las cosas que entre nosotros han sido ciertísimas, 1:2 tal como nos las enseñaron los que desde el principio las vieron con sus ojos y fueron ministros de la palabra. 1:3 me ha parecido también a mí, después de haber investigado con diligencia todas las cosas desde su origen, escribírtelas por orden, excelentísimo Teófilo, 1:4 para que conozcas bien la verdad de las cosas en las cuales has sido instruido.

Varias puntos necesitan ser resaltados considerando su acercamiento para presentar el evangelio:

Lucas declara que su propio trabajo fue estimulado por el trabajo de otros (1:1), que consultó testigos presenciales (1:2), y que cernió y ordenó la información (1:3) bajo la guía del Espíritu Santo para instruir a Teófilo en la confiabilidad histórica de la fe (1:4). Este es un escrito cuidadosamente investigado y documentado.25

Como gentil, Lucas se debe de haber sentido responsable de escribir su versión, en dos tomos, de la vida de Cristo para que estuvieran disponibles para los lectores gentiles. Esto parece evidente por el hecho de que Lucas “traduce términos arameos con palabras griegas y explica costumbres y geografía judías para hacer su Evangelio más inteligible a sus lectores originales, los griegos.” 26

Lucas, escrito por el “el médico amado,” es el más comprensible y más extenso de los Evangelios. Presenta al Salvador como el Hijo del Hombre, el Hombre Perfecto que vino a buscar y salvar al perdido (19:10). En Mateo vemos a Jesús como Hijo de David, el Rey de Israel, en Marcos lo vemos como el Siervo del Señor, sirviendo a otros, en Lucas lo vemos como el Hijo del Hombre, satisfaciendo las necesidades del hombre, un hombre perfecto entre los hombres, escogido entre los hombres, probados entre los hombres, y extremadamente calificado para ser el Salvador y Sumo Sacerdote. En Mateo vemos agrupaciones de eventos significativos, en Marcos vemos fotos de eventos significativos, pero en Lucas, el médico / historiador, vemos más detalles de esos eventos.

Su perfecta naturaleza humana como Hijo del Hombre, aunque también Hijo de Dios, es enfatizada por:

    1. Su nacimiento físico y su genealogía rastreada hacia atrás hasta Adán (3:38) (Mateo sólo retrocede hasta Abraham).

    2. Su desarrollo mental se enfatiza en 2:40-52.

    3. Su perfección moral y espiritual también es enfatizada como se evidenció en Su bautismo por la voz del Padre desde el cielo y al ser ungido por el Espíritu Santo.

Así que en Jesús tenemos Uno que es humano — física, mental, y espiritualmente perfecto.

      Palabra Importante:

Jesús, el Hijo del Hombre.

      Versículos Importantes:

  • 1:1-4 Puesto que ya muchos han tratado de poner en orden la historia de las cosas que entre nosotros han sido ciertísimas, 1:2 tal como nos las enseñaron los que desde el principio las vieron con sus ojos y fueron ministros de la palabra. 1:3 me ha parecido también a mí, después de haber investigado con diligencia todas las cosas desde su origen, escribírtelas por orden, excelentísimo Teófilo, 1:4 para que conozcas bien la verdad de las cosas en las cuales has sido instruido.
  • 1 9:10 porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

      Capítulos Importantes:

El Capítulo 15. En vista del tema enfatizado en 19:10, el énfasis en “buscar” en las tres parábolas de capítulo 15 (la oveja perdida, la moneda perdida, y el hijo pródigo) hace de este un capítulo importante en el Evangelio de Lucas.

      Presentación de Cristo en Lucas:

La humanidad y compasión de Jesús es repetidamente enfatizada en el Evangelio de Lucas. Lucas dio la relación más completa del linaje, nacimiento, y desarrollo de Cristo. Él es el Hijo del Hombre ideal que se identificó con el dolor y condición de hombre pecador para en consecuencia llevar nuestros dolores y ofrecernos el regalo invalorable de la salvación. Solo Jesús llena plenamente el ideal griego de la perfección humana.27

      Bosquejo:

    I.

    Prólogo: Método y Propósito de la Escritura (1:1-4)

    II.

    Identificación del Hijo del Hombre con los hombres (1:1-4:13)

    III.

    Ministerio del Hijo del Hombre a los hombres (4:14-9:50)

    IV.

    Rechazo del Hijo del Hombre por los hombres (9:51-19:44)

    V.

    Sufrimiento del Hijo del Hombre por los hombres (19:45-23:56)

    VI.

    Autenticación (por resurrección) del Hijo del Hombre ante los hombres (24:1-53)

Juan

      Autor y Título:

Desde los comienzos del segundo siglo, la tradición de la iglesia ha atribuido el cuarto Evangelio a Juan el apóstol, hijo de Zebedeo y hermano de Santiago (Jacobo). Jesús nombró a Juan y Santiago, “Hijos del trueno” (Marcos 3:17). Salomé, su madre, servía a Jesús en Galilea y estuvo presente en Su crucifixión (Marcos 15:40-41). Él no sólo estaba cerca de Jesús como uno de los Doce, sino que es normalmente identificado como “el discípulo amado” (13:23; 18:15, 16; 19:26-27), conformaba el círculo cercano y uno de los tres que Cristo llevó con Él a la Montaña de la Transfiguración (Mat. 17:1). También colaboró estrechamente con Pedro. Después de la ascensión de Cristo, Juan se convirtió en uno de los que Pablo identificó como “ pilares” de la iglesia (Gal. 2:9).

En el sentido estricto de la palabra, el cuarto Evangelio es anónimo. No se nombra al autor en el texto. Esto no es sorprendente porque un evangelio difiere en su forma literaria de una epístola (carta). Las cartas de Pablo cada una empieza con su nombre como era la costumbre de los escritores de cartas en el mundo antiguo. Ninguno de los autores humanos de los cuatro Evangelios se identificó por nombre. Pero eso no significa que no podamos saber quienes fueron los autores. Un autor puede revelarse indirectamente dentro de la escritura, o su trabajo puede ser muy bien conocido por la tradición como proveniente de él.

La evidencia interna suministra la siguiente cadena de conexiones con respecto al autor del Cuarto Evangelio. (1) en Juan 21:24 la palabra “ellos” se refiere al Evangelio completo, y no exactamente al último capítulo. (2) “el discípulo” en 21:24 era “aquel discípulo a quien Jesús amaba” (21:7). (3) en 21:7 es cierto que aquel discípulo a quien Jesús amaba era una de las siete personas mencionadas en 21:2 (Simón Pedro, Tomás, Natanael, los dos hijos de Zebedeo, y dos discípulos anónimos). (4) “aquel discípulo a quien Jesús amaba” se sentó al lado del Señor en la Última Cena, y Pedro le hizo señas a él (13:23-24). (5) debe haber sido uno de los Doce ya que sólo ellos estaban con el Señor en la Última Cena (cf. Marcos 14:17; Lucas 22:14). (6) en el Evangelio, Juan estuvo estrechamente relacionado a Pedro y así parece ser uno de los tres íntimos (cf. Juan 20:2-10; Marcos 5:37-38; 9:2-3; 14:33). Santiago, el hermano de Juan, murió por el año. 44 D.C, por lo que él no fue el autor (Hechos 12:2). (7) “el otro discípulo” (Juan 18:15-16) parece referirse al “discípulo a quien Jesús amaba” desde que es llamado así en 20:2. (8) el “discípulo a quien Jesús amaba” estaba en la cruz (19:26), y 19:35 parecen referirse a él. (9) la proclama del autor, “vimos Su gloria” (1:14), era la proclamación de alguien que fue un testigo ocular (cf. 1 Juan 1:1-4).

Poniendo todos estos hechos juntos logramos un buen caso para el autor del Cuarto Evangelio, habiendo sido Juan, uno de los hijos de un pescador llamado Zebedeo.28

      Fecha: 85-90 D.C.

Algunos críticos han preferido colocar la fecha de Juan bien entrado el segundo siglo (sobre 150 D.C.), pero varios factores han demostrado ser esto falso.

Descubrimientos arqueológicos apoyan la autenticidad del texto de Juan (ej., Juan 4:11; 5:2-3), estudio sobre palabras (ej., synchro„ ntai, 4:9), los manuscritos descubiertos (ej., P52), y los Pergaminos del Mar Muerto han dado poderoso apoyo a una fecha temprana para Juan. Hoy es común encontrar estudiosos liberales que defienden una fecha entre 45-66 D.C. Una fecha temprana es posible. Pero este Evangelio ha sido conocido en la iglesia como el “Cuarto”, y los padres de la iglesia primitiva creyeron que fue escrito cuando Juan era un hombre viejo. Por consiguiente la mejor fecha es entre 85 y 95. Juan 21:18, 23 requiere el paso de algún tiempo, con Pedro volviéndose anciano y Juan sobrevivéndolo.29

      Tema y Propósito:

Probablemente más que cualquier otro libro de la Biblia, Juan establece claramente el tema y propósito de su Evangelio. Significativamente, esta declaración de propósito sigue al encuentro de Tomás con el Salvador resucitado. Si usted hace memoria, Tomás había dudado de la realidad de la resurrección (Juan 20:24-25). Inmediatamente después de esto el Señor apareció a los discípulos y se dirigió a Tomás con estas palabras, “Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; acerca tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.” Tomás declaró entonces, “¡Señor mío y Dios mío!”. El Señor dijo entonces a Tomás, “porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurado los que no vieron y creyeron.” Es entonces siguiendo este intercambio y el enfoque en la necesidad de creer en Jesús que Juan nos da el tema y la declaración de propósito:

20:30 Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. 20:31 Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que, creyendo, tengáis vida en su nombre.

Siguiendo esta declaración de propósito, Juan seleccionó siete señales milagrosas para revelar la persona y misión de Cristo que podrían traer a las personas a creer en Jesús como Salvador. El término usado para estos milagros es shmeion, “una señal, una marca distintiva” entonces “una señal consistente en un milagro, una maravilla, algo contrario a lo natural.” Juan siempre se refiere a los milagros de Jesús con este término porque shmeion da énfasis al significado de la acción en lugar de al milagro (vea, ej., 4:54; 6:14; 9:16; 11:47). Estas señales revelan la gloria de Jesús (vea 1:14; el cf. Isa 35:1-2; Joel 3:18; Es 9:13). Estas siete señales fueron: (1) la conversión de agua en vino (2:1-11); (2) la cura del hijo del noble (4:46-54); (3) la cura del paralítico (5:1-18); (4) la alimentación de la multitud (6:6-13); (5) la caminata sobre el agua (6:16-21); (6) la devolución de la vista al ciego (9:1-7); y (7) la resurrección de Lázaro (11:1-45).

El tema especial y el propósito de Juan también se discierne fácilmente por la naturaleza distintiva de su Evangelio cuando comparado con Mateo, Marcos, y Lucas:

Cuando se compara el Evangelio de Juan con los otros tres Evangelios, uno es golpeado por la particularidad de la presentación de Juan. Juan no incluye: la genealogía de Jesús, nacimiento, bautismo, la tentación, expulsión de demonios, las parábolas, transfiguración, la institución del la Cena del Señor, Su agonía en Getsemani, o Su Ascensión. La presentación de Jesús por Juan resalta: Su ministerio en Jerusalén, las fiestas de la nación judía, encuentros de Jesús con individuos en conversaciones privadas (ej., caps. 3-4; 18:28-19:16), y Su ministerio a Sus discípulos (caps. 13-17). El Evangelio contiene en su mayor parte un “Libro de Señales” (2:1-12:50) qué agrupa siete milagros o “señales” qué proclaman a Jesús como el Mesías, el Hijo de Dios. Este “Libro de Señales” también contiene grandes discursos de Jesús que explican y proclaman el significado de las señales. Por ejemplo, después de la alimentación de los 5,000 (6:1-15), Jesús se reveló como el Pan de Vida que el Padre celestial da para la vida del mundo (6:25-35). Otro rasgo notable y exclusivo del Cuarto Evangelio es la serie de “yo soy”, declaraciones que fueron hechas por Jesús (cf. 6:35; 8:12; 10:7, 9, 11, 14; 11:25; 14:6; 15:1, 5)..

Las particularidades de este Evangelio deben mantenerse en perspectiva. Los Evangelios no se pensaron como biografías. Cada escritor del Evangelio seleccionó, de una piscina mucho más grande de información, el material que serviría para su propósito. Se ha estimado que si se leyeran en voz alta todas las palabras de los labios de Jesús citadas en Mateo, Marcos, y Lucas, la cantidad de tiempo tomado sería aproximadamente de sólo de tres horas…30

      Palabras Importantes:

El concepto importante en Juan es Jesús, el Hijo de Dios, el que es el Logos, la misma revelación de Dios (Juan 1:1, 14, 18). Pero hay varias otras palabras importantes en la presentación de Cristo como: verdad, luz, oscuridad, palabra, conocimiento, creer, habitar, amar, mundo, testigo, y juicio. El verbo creer (griego, pisteuw) aparece 98 veces en este Evangelio. El pronombre, “fe” (griego, pistis) no aparece.

      Versículos Importantes:

  • 1:11-13. A lo suyo vino, pero los suyos no lo recibieron. 12 Pero a todos los que lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios. 13 Estos no nacieron de sangre, ni por voluntad de carne, ni por voluntad de varón, sino de Dios.
  • 1:14. Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros lleno de gracia y de verdad; y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre.
  • 3:16. De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna.
  • 20:30-31. Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. 31 Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que, creyendo, tengáis vida en su nombre.

      Capítulos Importantes:

Es difícil de escoger un capítulo importante en el Evangelio de Juan, pero ciertamente la conversación del Señor con Nicodemo en el capítulo 3 se presenta como uno de los capítulos importantes. Juan 3:16 se cita quizás más de cualquier otro versículo en la Biblia. Son importantes también en este capítulo las palabras del Salvador con respecto a la necesidad de volver a nacer (vea 3:3-6).

Otros capítulos importantes son Juan 4, el encuentro con la mujer en el pozo, los discursos con los discípulos preparándolos para Su ausencia, Juan 13-16, y la oración del Señor al Padre en Juan 17.

      Presentación de Cristo en Juan:

Mientras la deidad de Cristo es un tema prominente en muchos lugares de la Biblia, no hay ningún libro que presente argumentos más poderoso para la deidad de Jesús como el Hijo encarnado de Dios como se hace en este Evangelio. El hecho es que aquel que es identificado como “Aquel hombre que se llama Jesús” (9:11) también se llama “Dios, el Unigénito y Único” (1:18 NIV), “Cristo, el Hijo del Dios Viviente” (6:69 KJV) o “el Santo de Dios” (6:69 NIV, NASB, NET).

Esta declaración de la deidad de Jesús Cristo es desarrollada más adelante a través de siete “YO SOY” declaraciones hechas por Jesús y que quedaron registradas en el Evangelio de Juan. Estas siete declaraciones son: Yo soy el pan de vida (6:35), yo soy la luz del mundo (8:12), yo soy la puerta (10:7, 9), yo soy el buen pastor (10:11, 14), yo soy la resurrección y la vida (11:25), yo soy el camino, la verdad, y la vida (14:6), yo soy la vid verdadera (15:1, 5).

Otra distinción del Evangelio de Juan, nuevamente enfoca en la persona de Cristo, son los cinco testigo que dan testimonio de Jesús como el Hijo de Dios. En Juan 5:31f., Jesús está respondiendo a los argumentos de Sus antagonistas. Ellos estaban reclamando que Su testimonio no tenía otros testigos para corroborarlo, pero Jesús muestras que no es verdad y procede a recordarles que hay otros que dan testimonio y dan validez a Sus aseveraciones: Su Padre (v. 32, 37), San Juan Bautista (v. 33), Sus milagros (v. 36), las Escrituras (v. 39), y Moisés (v. 46). Luego, en 8:14 Él declara que Su testimonio es ciertamente verdadero.

… En ciertas ocasiones, Jesús se equipara con el “YO SOY,” o Yahweh del Antiguo Testamento (vea 4:25-26; 8:24, 28, 58; 13:19; 18:5-6, 8). Algunas de las afirmaciones más cruciales de Su deidad se encuentran aquí (1:1; 8:58; 10:30; 14:9; 20:28).31

      Bosquejo:

    I. Prólogo: La Encarnación del Hijo de Dios (1:1-18)

      A. Deidad de Cristo (1:1-2)

      B. Obra de Cristo antes de Encarnarse (1:3-5)

      C. El Precursor de Cristo (1:6-8)

      D. Rechazo de Cristo (1:9-11)

      E. Aceptación de Cristo (1:12-13)

      F. Encarnación de Cristo (1:14-18)

    II. Presentación del Hijo de Dios (1:19-4:54)

      A. Por San Juan Bautista (1:19-34)

      B. A los Discípulos de Juan (1:35-51)

      C. En las Bodas de Canaá (2:1-11)

      D. En el Templo de Jerusalén (2:12-35)

      E. A Nicodemo (3:1-21)

      F. Por San Juan Bautista (3:22-36)

      G. A la Mujer Samaritana (4:1-42)

      H. A un Oficial en Capernaum (4:43-54)

    III. Oposición al Hijo de Dios (5:1-12:50)

      A. En la Fiesta en Jerusalén (5:1-47)

      B. Durante el Tiempo de la Pascua en Galilea (6:1-71)

      C. En la Fiesta de los Tabernáculos en Jerusalén (7:1-10:21)

      D. En la Fiesta de la Dedicación en Jerusalén (10:22-42)

      E. En Betania (11:1-12:11)

      F. En Jerusalén (12:12-50)

    IV. Enseñanzas del Hijo de Dios (13:1-16:33)

      A. Acerca del Perdón (13:1-20)

      B. Acerca de la Traición (13:21-30)

      C. Acerca de Su Partida (13:31-38)

      D. Acerca del Cielo (14:1-14)

      E. Acerca del Espíritu Santo (14:15-26)

      F. Acerca de la Paz (14:27-31)

      G. Acerca de la Prosperidad (15:1-17)

      H. Acerca del Mundo (15:18-16:6)

      I. Acerca del Espíritu Santo (16:7-15)

      J. Acerca de Su Regreso (16:16-33)

    V. Intercesión del Hijo de Dios (17:1-26)

    VI. Crucifixión del Hijo de Dios (18:1-19:42)

    VII. Resurrección del Hijo de Dios (20:1-31)

      A. La Tumba Vacía (20:1-9)

      B. Apariciones del Señor Resucitado (20:10-31)

    VIII. Epílogo: La Aparición en el Mar de Tiberias (21:1-25)

      A. Aparición a los Siete Discípulos (21:1-14)

      B. Palabras a Pedro (21:15-23)

      C. Conclusión del Evangelio (21:24-25)

Hechos de los Apóstoles

      Autor y Titulo:

Aunque el autor de Hechos es anónimo, la evidencia lleva a la conclusión de que el autor fue Lucas. Como previamente mencionado, Hechos es el segundo volumen de un tratado en dos tomos escrito por Lucas, el médico, a Teófilo sobre “todo lo que Jesús empezó a hacer y enseñar.” En apoyo de Lucas como el autor, Ryrie escribe:

Que el autor de Hechos fue colaborador de Pablo, queda claro de los pasajes en los que se usa “nosotros” (16:10-17; 20:5-21:18; 27:1-28:16). Estas secciones eliminan, a parte de Lucas, a los compañeros conocidos de Pablo; y Colosenses 4:14 y Filemón 24 apuntan afirmativamente que Lucas era médico. El uso frecuente de términos médicos también prueba esta conclusión (1:3; 3:7ff.; 9:18, 33; 13:11; 28:1-10). Lucas contestó con Pablo el llamado de los macedonios, estuvo a cargo de la obra en Filipos por aproximadamente seis años, y después estuvo con Pablo en Roma durante el tiempo del arresto domiciliario de Pablo. Probablemente fue durante este último periodo en el cual el libro fue escrito. Si hubiera sido escrito después sería muy difícil de explicar la ausencia de la mención de eventos tan importantes como: el incendio de Roma, el martirio de Pablo, o la destrucción de Jerusalén.32

Con respecto al título, todos los manuscritos griegos disponibles lo designan por el título Praxeis, “Hechos,” o por el título, “Los Hechos de los Apóstoles.” Cómo o por qué recibió este título es incierto. Realmente, “Los Hechos de los Apóstoles” no es quizás el título más exacto desde que no contiene los actos de todos los apóstoles. Realmente sólo se da énfasis a Pedro y Pablo, aunque la promesa de la venida del Espíritu se hizo a todos los apóstoles en Hechos 1:2-8 quiénes luego irían a todo el mundo a predicar el evangelio en el poder del Espíritu (sin embargo, vea 4:32). Muchos han creído que un título más preciso para el libro sería: “Los Hechos del Espíritu Santo” ya que describe la difusión del Cristianismo desde el tiempo de la venida del Espíritu en Hechos 2, como fue prometido en Hechos 1:8.

      Fecha: D.C. 61

Los problemas con respecto a la fecha del libro son resumidos por Stanley Toussaint como sigue:

La redacción de Hechos debe de haber tenido lugar antes de la destrucción de Jerusalén 70 D.C. Ciertamente un evento de tal magnitud no se habría ignorado. Esto es especialmente verdad a la luz de uno de los temas básicos del libro: Dios está volviéndose de los judíos hacia los gentiles debido al rechazo de Jesús Cristo por los judíos.

Lucas difícilmente habría omitido el relato de la muerte de Pablo, tradicionalmente datado entre 66-68 D.C., si este hubiera acontecido antes de que escribiera Hechos.

Tampoco Lucas mencionó las persecuciones de Nerón, las cuales empezaron después del gran incendio de Roma en 64 D.C.

Además, una defensa del cristianismo ante Nerón usando el Libro de Hechos, apelando a lo qué oficiales de más baja graduación habían juzgado con respecto a Pablo, habría tenido poco efecto debido al antagonismo de Nerón. En ese momento Nerón estaba intentando destruir a la iglesia, una defensa basada en Hechos habría tenido muy poco efecto disuasivo.

La fecha generalmente aceptada por estudiosos conservadores para la redacción de Hechos es alrededor de 60-62 D.C. Dependiendo de si el lugar de la redacción fuese Roma o posiblemente ambos Cesarea y Roma. En el momento de la redacción, la liberación de Pablo era inminente o se acababa de realizar.33

      Tema y Propósito:

El libro de Hechos se cataloga como único entre los libros del Nuevo Testamento porque solo el provee un puente con los otros libros del Nuevo Testamento. Como el segundo tratado de Lucas, Hechos continúa lo que Jesús “empezó a hacer y enseñar” (1:1) como fue registrado en los Evangelios. Empieza con la Ascensión de Cristo y continúa en el periodo de las Epístolas del Nuevo Testamento. En el tenemos la continuación del ministerio de Jesús Cristo, a través del Espíritu Santo, trabajando en los apóstoles que continuaron predicando y estableciendo la iglesia, el cuerpo de Cristo. Hechos es el eslabón histórico entre los Evangelios y las Epístolas.

No sólo hace el puente, sino que nos proporciona una descripción de la vida de Pablo y nos da el momento histórico para sus cartas. En este proceso, Hechos hace un recuento de los primeros 30 años de la vida de la iglesia.

Después de resumir varios puntos de vista acerca del propósito de Hechos, Toussaint escribe:

El propósito del Libro de Hechos puede enunciarse como sigue: Para explicar con el Evangelio de Lucas la sistemática y soberana progresión directa del mensaje del reino de los judíos a los gentiles, y de Jerusalén a Roma. En el Evangelio de Lucas la pregunta a ser contestada: “Si la Cristiandad tiene sus raíces en el Antiguo Testamento y en el Judaísmo, ¿cómo se volvió una religión mundial?”. El Libro de Hechos continúa en la trilla del Evangelio de Lucas para resolver el mismo problema.34

Hechos 1:8 expresa el tema del libro — el Espíritu Santo residente que autoriza a las personas de Dios para ser testigos del Salvador en ambos, Jerusalén (el reducto), y en toda Judea y Samaria (las áreas inmediatas y circundantes), e incluso en la parte más remota de la tierra (el mundo).

      Palabras Importantes:

  • El concepto más importante de los Hechos sería el crecimiento de la Iglesia en todo el mundo
  • Dos palabras importantes son “testigo” o “testimonio,” y “Espíritu Santo.”

      Versículos Importantes:

  • 1:8 “pero recibiréis poder cuando halla venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea en Samaria y hasta lo último de la tierra.”
  • 2:42-47 Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones. 2:43 Sobrevino temor a toda persona, y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles. 2:44 Todos los que habían creído estaban juntos y tenían en común todas las cosas:, 2:45 vendían sus propiedad y sus bienes y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno. 2:46 Perseveraban unánimes cada día en el Templo, y partiendo el pan en las casas comían juntos con alegría y sencillez de corazón, 2:47 alabando a Dios y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.

      Capítulos Importantes:

Desde que el logro de la misión global de la iglesia de tener alcance mundial es dependiente de la venida del Espíritu Santo, el capítulo 2 es naturalmente el capítulo importante. Este capítulo narra el cumplimiento de 1:8 en el Día de Pentecostés cuando el Espíritu Santo vino y empezó Su ministerio de bautizar a los creyentes en el cuerpo de Cristo, la iglesia (cf. 1:5; 11:15-16 con 1 Cor. 12:13), empezó residiendo en todos los creyentes y autorizándolos a ser testigos del Salvador.

      Personas Importantes:

Las personas importantes incluyen: Pedro, Esteban, Felipe, Santiago, Bernabé y Pablo.

      Presentación de Cristo en Hechos:

El Salvador resucitado es el tema central de los sermones y defensas en Hechos. Todo da testimonio de que Jesús es Señor y Cristo: las Escrituras del Antiguo Testamento, la resurrección histórica, el testimonio apostólico, y el poder declarado del Espíritu Santo (vea los sermones de Pedro en 2:22-36; 20:34-43). “De este dan testimonio todos los profetas, que todos los que en él crean recibirán perdón de los pecados por su nombre” (10:43). “Y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos” (4:12).35

      Bosquejo:

Hechos pueden bosquejarse alrededor de 1:8, la difusión del evangelio desde Jerusalén a Judea y Samaria, y a lo último de la tierra.36

    I. Los Testigos en Jerusalén (1:1-6:7)

      A. La Expectativa de los Elegidos (1:1-2:47) Reporte de Avance no. 1: “Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos” (2:47).

      B. La Expansión de la Iglesia en Jerusalén (3:1-6:7) Reporte de Avance no. 2: “La palabra del Señor crecía y el número de los discípulos se multiplicaba grandemente en Jerusalén” (6:7).

    II. Los Testigos en toda Judea y Samaria (6:8-9:31)

      A. El Martirio de Esteban (6:8-8:1a)

        1. El Arresto de Esteban (6:8-7:1)

        2. La Defensa de Esteban (7:2-53)

        3. El Ataque a Esteban (7:54-8:1a)

      B. El Ministerio de Felipe (8:1b-40)

      C. El Mensaje de Saulo (9:1-19a)

      D. Los Conflictos de Saulo (9:19b-31) Reporte de Avance no. 3: “Entonces las iglesias tenían paz por toda Judea, Galilea, y Samaria;… eran edificadas, andando en el temor del Señor, y se acrecentaban fortalecidas por el Espíritu Santo ” (9:31).

    III. Los Testigos en lo Ultimo de la Tierra (9:32-28:31)

      A. La Expansión de la Iglesia a Antioquía (9:32-12:24) Reporte de Avance no. 4: “Pero la palabra del Señor crecía y se multiplicaba” (12:24).

      B. La Expansión de la Iglesia en Asia Menor (12:25-16:5) Reporte de Avance no. 5: “Así que las iglesias eran animadas en la fe y aumentaban en número cada día” (16:5).

      C. La Expansión de la Iglesia en el Área del Mar Egeo (16:6-19:20) Reporte de Avance no. 6: “Así crecía y prevalecía poderosamente la palabra del Señor” (19:20).

      D. La Expansión de la Iglesia hacia Roma (19:21-28:31) Reporte de Avance no. 7: “Pablo… y recibía a todos los que a él venían. Predicaba el reino de Dios y enseñaba a cerca del Señor Jesucristo, abiertamente y sin impedimento” (28:30-31).


10 Machen, p. 17.

11 J. Sidlow Baxter, Explore The Book, A Basic and Broadly Interpretative Course of Bible Study From Genesis to Revelation, Vol. 5, Inter-Testament and the Gospels, Zondervan, Grand Rapids, 1960, p. 120.

12 Bruce Wilkinson y Kenneth Boa, Talk Thru The Bible, Tomás Nelson, Nashville, 1983, p. 305.

13 Wilkinson/Boa, p. 308.

14 Charles Caldwell Ryrie, Ryrie Study Bible, Expanded Edition, Moody, p. 1509.

15 Juan F. Walvoord, Roy B. Zuck, editores, The Bible Knowledge Commentary, Victor Books, Wheaton, 1983,1985, edición electrónica.

16 Walter M. Dunnett, Profesor del Nuevo Testamento, Instituto Moody Bible, New Testament Survey, Asociación para el Entrenamiento del Profesor Evangélico, Wheaton, 1967, p. 17.

17 Ryrie, p. 1574.

18 Ryrie, p. 1574.

19 Walvoord/Zuck, edición electrónica.

20 Wilkinson/Boa, p. 320.

21 Wilkinson/Boa, p. 321.

22 The NIV Study Bible Notes, Zondervan NIV Bible Library, Zondervan, Grand Rapids, 1985, edición electrónica.

23 Wilkinson/Boa, p. 327.

24 Ryrie, p. 1614.

25 Ryrie, p. 1614.

26 Wilkinson/Boa, p. 328.

27 Wilkinson/Boa, p. 328.

28 Walvoord/Zuck, edición electrónica.

29 Walvoord/Zuck, edición electrónica.

30 Walvoord/Zuck, edición electrónica.

31 Wilkinson/Boa, p. 338.

32 Ryrie, p. 1724.

33 Walvoord/Zuck, edición electrónica.

34 Walvoord/Zuck, edición electrónica.

35 Wilkinson/Boa, p. 353.

36 El bosquejo usado aquí sigue el estudio del Dr. Stanley en Bible Knowledge Commentary, editado por Walvoord and Zuck, edición electrónica.

Related Topics: Introductions, Arguments, Outlines