MENU

Where the world comes to study the Bible

Report Inappropriate Ad

Mujeres Mentoras de Mujeres

Related Media

Por Melanie Newton

En cuatro años de matrimonio, tenía dos hijos menores de tres años. Mi esposo estaba en el seminario y trabajaba tiempo completo para sostenernos. No tenía auto. Mi madre vivía a 8 horas de distancia. Cuando mi hija era una bebé, pasé varias horas investigando pasajes relacionados a mujeres en la Biblia. Leí Tito 2:3-5, el pasaje para hoy. ¡Yo lo deseaba! ¿Dónde estaban? ¿Quién estaría interesada en mí? Me sentía sola. Me sentí sola hasta el año próximo cuando fui a una iglesia nueva y encontré a alguien que se preocupaba por mí – mi mentora, Juanita Baker.

Por fuera, yo parecía ser una mujer autosuficiente y valiente. Pero, por dentro, necesitaba el tipo de ayuda y motivación que solo otra dama podía dar – alguien que ya había andado el camino antes que yo y que podía ayudarme a encontrar el camino. Nosotras las llamamos modelos o roles o mentores. Pablo hace referencia a ellos en Tito 2.

Tito estaba ministrando en Creta, una sociedad muy corrupta. Había aparentemente pocos modelos de los que las personas piadosas debían ser. ¿Qué hay sobre tus modelos? Algunas de ustedes fueron criadas por madres quienes amaban y servían a Jesús; alabado sea Dios por eso. Pero muchas de ustedes no lo fueron. La falta de modelos piadosos deja a muchas mujeres confundidas, engañadas, e insatisfechas – viviendo vidas inconsistentes. Y después vamos de un lugar a otro y nuestras raíces están siempre en choque. Es difícil desarrollar relaciones profundas y duraderas. ¿Cuál es el remedio bíblico? Una enseñanza sólida seguida de comportamiento adecuado, enseñado a través de relaciones piadosas. La lección de hoy es sobre estas relaciones.

¿Cuál es el Plan de Dios?

“Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien; que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos, a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada.” (Tito 2:3-5)

El pastor/líder de la iglesia debe enseñar a todos, por supuesto. Pero, Tito 2, claramente enseña que el liderazgo de la iglesia debe delegar a mujeres mayores, espiritualmente maduras la tarea de discipular a mujeres jóvenes en algunas áreas específicas.

¿Quién es una anciana? Una mujer con edad, experiencia de vida, y madurez spiritual. ¿Cuál es la responsabilidad de la mujer anciana? Básicamente, pastorear a las mujeres jóvenes. No asumir el oficio de pastor, sino la tarea. Después de todo, ¿qué es pastorear? Es alimentar, cuidar, y nutrir el rebaño, y curar sus heridas. ¿A qué suena esto? ¡A ser una madre!

En nuestras iglesias hoy día, tenemos una gran variedad de ministerios que no están mandados bíblicamente. Pero hay un mandato claro en la Biblia para un ministerio de mujeres para mujeres y específicamente en las áreas de discipulado y consejería. Esta relación de mentores trata de resolver los problemas de soledad y la debilidad de la soledad. La vida parece aún más difícil cuando se siente sola. Necesitamos entrar en relaciones que trabajan para el apoyo de unas a otras.

“Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. Porque si cayeron, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! Que cuando cayere, no habrá Segundo que lo levanter. También si dos durmieren juntos, se calentarán mutuamente; mas ¿cómo se calentará uno solo? Y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán; y cordón de tres dobleces no se rompe pronto.” (Eclesiastés 4:9-12)

Pero, las mujeres mayores (y ustedes saben quiénes son), son las mujeres que se supone deben hacer esto y a menudo no se sientes confidentes. Sin embargo, las mujeres mayores tienen habilidades preciadas en la economía de Dios debido a las experiencias de vida por las cuales Dios las ha llevado. ¿Por qué creen que Dios dio la responsabilidad de discipular y aconsejar a mujeres jóvenes a las mujeres mayores? ¡Ella pueden hacerlo mejor! ¿Quién más puede entender la mente y cuerpo de una mujer que otra mujer?

¿Qué Quiere Dios de las Mujeres Ancianas?

El ser reverente en la forma de vivir.

¡Esto no significa el ser aburrida! Esto significa un comportamiento adecuado de aquél en quien Jesús vive. La palabra se refiere a una ministra sirviendo en el templo de su Dios. Nuestros cuerpos sin el templo de Dios quien habita en nosotras. Todo lo que hacemos en la vida es en servicio a Él. No hay división entre sacro/secular entre nuestras tareas. Tu vida fuera del contexto de la iglesia (el trabajo en casa o fuera del hogar) es tan importante como tu vida dentro de la iglesia (enseñando en la escuela dominical o como ujier). Toda la vida debe estar llena con obediencia y agradecimiento a Él.

Que su hablar sea digno de confianza.

No ser mentirosas, chismosas. ¿Dónde hemos visto esto antes? A través de 1 de Timoteo sobre las cualificaciones de los líderes. ¿Correcto? Las mujeres ancianas deben aceptar a otros. Tratar de no sorprenderse fácilmente. Ser gentiles en lidiar con el pecado habitual. Ser confidente.

No ser adicta al vino o cualquier otra cosa que la haga ineficiente.

La palabra griega para “adicta” significa el hacerse esclavo de, o estar reducida a la esclavitud. El vino era una bebida común para las comidas. Esto hace referencia a excesos. Puede ser aplicado a cualquier cosa que usamos habitualmente para hacer frente a la vida.

El alcoholismo es alarmante en mujeres de edad media. Adicción a cualquier cosa es una esclavitud terrible. Pero Dios, que puede librarnos de las cadenas del pecado y la muerte, puede librarnos de esto también. ¿Cierto? Debemos enfrentar la realidad de la vida. Si esta situación te ha afectado, descansa en el hecho que Él te ama, Él conoce por lo que estás pasando, y Él puede hacer algo al respecto. Pero, Él puede decider no cambiar las circunstancias. Tu elección debe ser una de fe en Él.

Ser capaz de enseñar lo que es bueno.

¿Qué significa esto? “Lo que es bueno” significa discernir lo bueno de lo malo, la verdad sobre Dios y sobre lo que Dios desea. Las experiencias de la vida nos enseñan, si estamos escuchando, el ser sólidas en fe, confiar en Cristo. Las mujeres mayores deben tener un buen conocimiento de las Escrituras para poder enseñar lo que es bueno. Usted gana mucho a través de estudios bíblicos activos – personales y grupales, no sólo de su propio aprendizaje, sino también de otros para usar lo que usted pueda en motivar a otras mujeres.

¿Saben qué me desanima? ¿Qué me entristece? La respuesta de algunas de nuestras damas cristianas a quienes no les gusta lo que estamos estudiando, o piensan que no es lo suficientemente desafiante. A algunas no les gusta su grupo. El propósito del estudio bíblico no es ganar conocimiento bíblico. Es conocer mejor al autor, para conocer a Jesús. Usted no puede tener como meta el conocer mejor a Jesús sin querer que otros crezcan también en la fe. ¿Por qué somos tan egoístas en nuestros pensamientos? La tendencia de centrase en uno mismo en vez de en otros está siempre presente mientras tengamos una naturaleza de pecado en este mundo. La buena noticia es que, en la próxima vida, ¡el centrarse en uno mismo se irá para siempre! Pero, no debemos rendirnos aquí. La marca del cristiano es amor genuino, una respuesta a vivir una vida de fe, y buscar formas de demostrarlo

¿Cómo puede una mujer enseñar lo que es bueno? Por lo que ella es y por lo que hace, sus palabras y su ejemplo. Uno es formal y deliberado; el otro es más sutil y relajado. Esto toma tiempo. Una mujer mayor tiene generalmente más tiempo para esto. Dios, en su infinita sabiduría, conoce que una mujer nunca debe “jubilarse” en su compromiso al desarrollo de cualidades de vida en otros. Una mujer debe sentir necesitada y apreciada. Dios nos diseñó de esta manera.

¿Qué debe enseñar a las mujeres más jóvenes?

Restaurar a la cordura

Una traducción dice “motivarlas”; otra traducción dice “que enseñen”. ¿Saben cuál es el significado del vocablo griego? Significa el restaurar a una persona a la cordura; discipular; el mantener fijo en sus deberes; reprobar firmemente, pero con amabilidad; recordar o advertir sobre algo que se ha olvidado o pasado por alto. Esto cubre bastante situaciones ¿cierto?

Para poder ser capaz de hacer algunas de estas cosas, las mujeres mayores deben tener sus cabezas bien puestas. Entonces, su deber como mujeres mayores es primeramente ayudar a las mujeres jóvenes a llegar a la cordura – pensar correctamente. Luego aprender a comportarse correctamente y a dar contabilidad por sus responsabilidades. Y, cuando sea necesario, el corregir y advertir de peligro. Ser consejeras y motivadoras. Es tomar a una mujer joven que es histérica y sacudirla por sus hombros para calmarla y llevarla de vuelta a la razón. La palabra griega es sofronizina. Podemos reducirlo a sofi y llamar a un grupo de mujeres mayores mentores SOFÍAS.

¿Dónde deben ser restauradas las jóvenes en cuanto a su cordura? Pablo menciona habilidades que benefician a toda la familia – habilidades necesarias para mantener un hogar piadoso, para criar hijos piadosos y ser un buen ejemplo a otros en todo sobre la vida.

Amar a sus Esposos.

Este amor no es eros (amor romántico) o agape (amor incondicional), sino phileo (amor fraternal). Esto significa el ser cariñosa con él, el gustarle, disfrutar su compañía, apreciarlo y ser su amiga. ¿Cómo puede una mujer motivar a otra a ser cariñosa con su esposo? Al comportarse ella misma de esta forma. ¿Cómo puede una mujer mayor desmotivar esta conducta? A través de criticism frecuente y al mostrar desinterés en su esposo.

Ahora, ¿cómo puede una hermana mayor modelar esto a menos que ella misma haya aprendido a gustarle realmente su esposo? ¿Qué significa el gustarte tu esposo? Nosotras podríamos pasar toda una semana en este punto, ¿cierto? Tú lo aceptas y no estás siempre tratando de cambiarlo para que sea otro tú. Le permites el espacio de tener una pila de ropas en la habitación y le dejas que lo ordene en su tiempo. Con el tiempo, tu príncipe guapo puede volverse calvo y barrigón. Él necesita que tu ames su rostro y cuerpo que va envejeciendo asi como amaste el cuerpo joven. Él puede perder su trabajo por lo menos una vez, si no más, y desanimarse. Él puede que sea muy emotivo. Él puede que no sea emotivo para nada. Nosotras siempre queremos algo diferente, ¿no es así? ¿Por qué no podemos estar satisfechas con lo que Dios ha provisto para nosotras?

La influencia poderosa de una esposa amorosa y animante sobre un hombre es enorme. Cuando una esposa se une al equipo de su marido y le muestra que a ella le gusta estar allí, las cosas suelen andar mejor para ambos.

Amar a sus hijos

Este es el mismo tipo de amor—phileo—el estar unida a sus hijos, apreciarlos y disfrutar de la compañía de sus hijos. Así que, ¿cómo puede una mujer motivar a otra a estar unida a sus hijos? La madrastra de Ron solía recordarme todo el tiempo, cuán preciosos son los hijos, y ella nos trataba de esa forma. ¿Cómo puede una mujer mayor desmotivar esa unión?

Una de las maneras de amar a nuestros hijos es respetar sus características individuales. Algunas veces tenemos hijos que son una pequeña replica de nosotras. Podemos entenderlos. Algunas veces ellos son una réplica de nuestros esposos. Al menos podemos tener una idea. Algunas veces ellos son como nadie a quien conozcamos. ¡No tenemos idea! Esto presenta un desafío, ¿cierto? Ellos salen de nuestro vientre con gustos y disgustos predeterminados.

Tuvimos hace unas semanas atrás una lección sobre favoritismo. Es aquí donde el favoritismo puede entrometerse. Algunos niños caen mejor que otros, sólo por sus tendencias de comportamiento. Una madre sabia aprende a preciar a todos los hijos por igual y busca formas de hacerlo. Algunas veces una mujer mayor puede ayudarla.

A ser prudente.

Esta palabra se relaciona con el vocablo traducido motivar o entrenar. Es también la misma palabra que se traduce como sensible o templante para cada uno de estos grupos de edades. Definición #1 = tener una mente sana, sana; Definición #2 = curvear los deseos e impulsos personales, tener autocontrol. La NVI traduce esta palabra usando la segunda definición—autocontrol. Como en cualquier trabajo de traducción, se hacen elecciones. Yo creo que la elección aquí es confusa. Sin embargo, los traductores quizá pensaron que los lectores de hoy día pudieran entender la palabra “prudente.”

Prudente tiene la idea de sentido común, el cual algunas veces puede ser equivocado. Actualmente, la primera definición lleva a la segunda. ¿Cómo puedes restaurar o sanar a alguien en sus cabales? Enséñales a pensar correctamente, ser prácticos, el estar despiertos, y no ser manejados por emociones. Entonces, el comportamiento correcto seguirá. El Espíritu le da control en la medida que está sometida a Él, sabiendo que algo no es bueno para ti y ni siquiera quererlo.

Digamos que usted tiene un par de niños que están tirando de sus ropas y molestando todo el día. ¿No necesitaría del consejo de una mujer mayor que le ayudara a simplificar su vida? ¿Para ayudarle a relajarse? ¿Para ayudarle a disfrutar ahora y ver más allá al futuro cuando sus hijos sean grandes?

¿Qué tal si su esposo está desempleado? ¿O está batallando en su trabajo? ¿No necesitaría una mujer que ha pasado por eso y le pueda ayudar a pasar por esta situación con una actitud correcta? Las probabilidades son que alguna persona que usted conoce ha estado en esa situación. He visto la fidelidad de Dios en tiempos buenos y en los malos también. Sé que es digno de confianza.

Todos quieren escapar del matrimonio de vez en cuando. Ese caballero de allá se ve mucho mejor que el que tú tienes a tu lado. Entonces, sueles buscar amistades que justificarán tus pensamientos e intenciones. Muy pronto serás parte del equipo que destruirá a una familia, si no se destruyen dos. ¿Cuántas de ustedes han visto Los Mejores Años de Nuestras Vidas con Frederic March y Myrna Loy? La hija acusa a sus padres por no entenderla cuando ella quiere una relación con un hombre felizmente casado. Ella dice que ellos no podrían entenderla porque todo ha sido perfecto con ellos. La madre cuenta que la hija no sabe cuántas veces ella ha odiado al hombre con el cual está casada y cómo han tenido que juntar las piezas y comenzar de enamorarse nuevamente porque habían hecho un compromiso mutuo. Una mujer mayor puede compartir este tipo de experiencia, explicando cómo hacer funcionar la relación a pesar de todos los obstáculos.

Ser pura.

La castidad sexual antes y durante el matrimonio. El ser la mujer de un solo hombre. No desear a otro hombre o al hombre de otra mujer. No dejar que uno caiga en el adulterio emocional. La pureza de mente y corazón en toda tu conducta.

¿Eres una madre con 2 ó 3 niños tirando de tu falda todo el día, y un esposo muy ocupado construyendo su Carrera? Puede que dejes a tus ojos vagar. Cualquier cosa que se vea más excitante. Necesitarías de alguien que de ayude a mantener tu enfoque en la realidad en ese momento. Si no estás satisfecha las novelas románticas no son un buen consejo.

Cuidadosas de su casa.

El cuidar de la casa, trabajar en la casa, como aquella quién vigila su hogar, cuidando de los asuntos del hogar. Una ama de casa es aquella que observa, guarda, o preserva algo de valor. Abel era un cuidador de ovejas. Así también lo fue David. Una mujer debe estar en control de su casa, con la responsabilidad y autoridad de manejar su hogar dentro de los lineamientos de su esposo de gustos y disgustos, si ella está casada.

¿Recuerda 1 Timoteo 5:14? Las viudas jóvenes debían casarse y estar ocupadas en casa. Esta frase, en casa, significa ser la gerente del hogar. Es un término fuerte que indica que la mujer debe manejar el hogar. Esto no significa que es lo único que ella puede hacer, pero su principal enfoque debe ser su hogar y su familia.

Buenas.

Palabras buenas, especialmente expresadas en acciones buenas.

Ser sujetas a sus esposos.

La sumisión voluntaria porque somos obediente y confiamos en Jesucristo como Señor de nuestras vidas. El comportamiento opuesto se describe en Ezequiel:

"Cual madre, tal la hija. Hija eres tú de tu madre, que desechó a su marido y a sus hijos; y hermana eres tú de tus hermanas, que desecharon a sus maridos y a sus hijos." (Ezequiel 16:44-45)

La sumisión a la autoridad de Dios se aprende primariamente por ejemplo y experiencia. Como madre, yo soy responsable a Dios primeramente por mí misma y luego por mis hijas y por otros sobre los cuales haya tenido influencia. Podemos ayudar a las mujeres jóvenes a entender cómo aplicar la sumisión bíblica en el hogar. ¿Por qué seguir la guía de Dios? Porque es un gran testimonio del poder del evangelio a todo el que cree.

Conclusión

Para las mujeres mayores:

  • Póngase a disposición de Dios para ser usada en la forma que Él escoja.
  • Póngase a disposición de mujeres jóvenes, especialmente a aquellas que no tengan familiares cercanos.
  • Escuche. Estamos tan ocupadas. Sé que lo estamos. Veo a alguien que necesita una amiga. Entonces voy a casa y no sigo mi inclinación y me lleno de ocupaciones.
  • Estudie la Palabra para que pueda aplicarla en su propia vida y dar consejo a otros.
  • Vea a su alrededor. Decida el querer a una joven. Llámela. Invítela a almorzar. Visítela y léale algo a sus niños.

Para las mujeres jóvenes:

  • Haga conocer a Dios su deseo de tener una mentora.
  • Interactúe con mujeres mayores; téngalas como amigas; escúchelas. Muchas mujeres mayores necesitan “hijas” como amigas cuando sus propias hijas no están cerca.
  • Reconozca que usted no es auto-suficiente y desee el aprender. Usted puede aprender de una mujer mayor piadosa en vez de lo que el mundo pueda ofrecerle.
  • Cultive esto al enseñarle a sus hijos gratitud hacia sus abuelos y otros ancianos.

Antes que usted acuda a un caballero consejero, dé a una mujer mayor la oportunidad de restaurarla en sus sentidos, discipularla y entrenarla.

© Copyright, 2018.

Report Inappropriate Ad