Where the world comes to study the Bible

Las Epístolas No Paulinas

Introducción

Llegamos ahora a las ocho epístolas finales del canon del Nuevo Testamento, siete de las cuales se ha llamado a menudo las Epístolas Generales o Católicas, aunque se ha excluido a Hebreos de esta descripción. El término Católico se usó en el sentido de general o universal para distinguirlas de las Epístolas Paulinas que se dirigieron a iglesias o personas.72 En sus direcciones (con la excepción de 2 y 3 Juan) no se limitaron a una sola localidad. Como una ilustración, Santiago se dirige “a las doce tribus que están en la dispersión” (1:1) que es una designación para los creyentes de todas partes (probablemente a esa fecha temprana todos eran cristianos judíos). Así 1 Pedro se dirige “a los expatriados de la disperción en el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia, y Bitinia,” una designación a los creyentes en estas varias áreas. Las epístolas de 2 y 3 Juan también han sido incluidas en este grupo aunque se dirigieron a individuos específicos. Debido a estas diferencias, en este estudio estos ocho libros son llamandos simplemente “las Epístolas No Paulinas.” Debe notarse que las Epístolas Paulinas son tituladas según sus destinatarios, pero, con la excepción de Hebreos, todas estas epístolas son tituladas según los nombres de sus autores.

En general, podemos decir que Santiago y 1 Pedro son éticas, llamann a los creyentes a un santo caminar con el Salvador. Segunda de Pedro y Judas son escatológicas, advierten a los creyentes contra la presencia de falsos maestros y los llaman a contender por la fe. Hebreos y las Epístolas de Juan son principalmente Cristológicas y éticas, llaman a los cristianos para permanecer en Cristo como la revelación final de Dios y el cumplimiento del pacto del Antiguo Testamento, para experimentar Su vida, y no ir más allá de la verdad del evangelio.

Estas ocho epístolas ejercen una influencia fuera de proporción con respecto a su volumen (menos del 10 por ciento del Nuevo Testamento). Complementan las trece Epístolas Paulinas ofreciendo perspectivas diferentes en la riqueza de la verdad cristiana. Cada uno de los cinco autores - Santiago, Pedro, Juan, Judas, y el autor de Hebreos - hacen una contribución distintiva para mostrar su propio punto de vista. Como los cuatro acercamientos complementarios a la vida de Cristo en los Evangelios, estos escritores proporcionan un retrato global de la vida cristiana, en donde el total es mayor que la suma de las partes. Grandes como son las epístolas de Pablo, si las escrituras de estos cinco hombres no hubieran sido incluídas, la revelación del Nuevo Testamento después de Hechos hubiera sido severamente limitada por una sola perspectiva apostólica.73

Hebreos

      Autor y Título:

Durante unos 1,200 años (desde 400 D.C. hasta 1,600 D.C.) este libro normalmente fue titulado, “La Epístola de Pablo a los Hebreos,” pero no hubo ningún acuerdo, en los primeros siglos, concerniente a la paternidad literaria. El título más antiguo y más fiable es Pros Ebraious, “A los Hebreos.”

Como dijimos, el autor es desconocido. Se han hecho muchas sugerencias y estudiosos han elaborado argumentos muy detallados, pero el hecho es que el autor no es nombrado en ninguna parte del libro, es en escencia desconocido, así como el lugar de escritura, fecha, e incluso los destinatarios. Ryrie escribe :

Se han hecho muchas sugerencias para el autor de este libro - Pablo, Bernabé , Apolos, Silas, Aquila y Priscilla, y Clemente de Roma. Hay semejanzas y desigualdades con la teología y estilo de Pablo, pero Pablo frecuentemente recurre en sus cartas a su propia autoridad apostólica, mientras este escritor recurre a otros que fueron testigos del ministerio de Jesús (2:3). Es más seguro decir, como lo hizo en el tercer siglo el teólogo Origen, que sólo Dios conoce quién escribió Hebreos.74

Debido a la incertidumbre de la paternidad literaria, su reconocimiento como parte del canon del Nuevo Testamento, al menos en el Oeste, fue retrazado hasta el cuarto siglo cuando fue finalmente aceptado en la iglesia Occidental a través de los testimonios de Jerome y Augustine. Sin embargo en la iglesia Oriental, Hebreos siempre fue aceptado porque se consideró que Pablo era el autor.

El problema de su canonicidad se levantó nuevamente durante la Reforma, pero la profundidad espiritual y calidad de Hebreos dió testimonio de su inspiración, a pesar de su anonimato.

El capítulo 13, versículos 18-24, nos dicen que este libro no era anónimo para sus lectores originales; ellos evidentemente conocían al autor. Por alguna razón, sin embargo, la tradición de la iglesia primitiva se dividió a cerca de la identidad del autor. Una parte de la iglesia lo atribuyó a Pablo, otros prefirieron a Bernabé, Lucas, o Clemente; y algunos escogieron el anonimato. Así, la evidencia externa no ayudará a determine al autor.

La evidencia interna debe ser la corte de apelación final, pero aquí también, los resultados son ambiguos. Algunos aspectos del lenguaje, estilo, y la teología de Hebreos es muy similar a las epístolas de Pablo, además el autor también se refiere a Timoteo (13:23). Sin embargo, hay diferencias significativas que han llevado a la mayoría de los estudiosos bíblicos a rechazar la paternidad literaria Paulina de este libro: (1) el estilo griego de Hebreos es mucho más pulido y refinado que el encontrado en cualquiera de las epístolas reconocidas de Pablo. (2) en vista de que Pablo consistentemente proclama ser un apóstol y un testigo ocular de Cristo, es muy dudoso que hubiera usado la fraseología encontrada en el capítulo 2, versículo 3,: “La cual, habiendo sido primeramente anunciada por el Señor, nos fue confirmado por los que oyeron.” (3) La falta del costumbrado saludo de Pablo, que incluye su nombre, va contra el firme modelo encontrado en todas sus otras epístolas. (4) mientras Pablo empleaba el texto hebreo y la Septuaginta para citar el Antiguo Testamento, el escritor de Hebreos al parecer no conocía hebreo y citó exclusivamente de la Septuaginta. (5) el uso común de Pablo de usar títulos compuestos para referirse al Hijo de Dios no se sigue en Hebreos, el cual normalmente se refieren a Él como Cristo, Jesús, y Señor. (6) Hebreos se concentra en el ministerio sacerdotal presente de Cristo, pero las escrituras de Pablo dicen muy poco sobre la obra presente de Cristo. Así, Hebreos parecen no haber sido escrito por Pablo aunque el escritor muestra una influencia Paulina. La autoridad de Hebreos de ninguna manera depende de su paternidad literaria Paulina, especialmente desde que no reclama haber sido escrita por Pablo.75

      Los Destinatarios:

Puesto que los destinatarios no se mencionan, al igual que en las Epístolas Paulinas, podríamos decir una palabra sobre ellos. La misma naturaleza del libro con sus muchas citas del Antiguo Testamento y con un énfasis en el sistema de sacrificios sugiere fuertemente que fueran Hebreos. Escribiendo en The Bible Knowledge Commentary, Zane C. Hodges dice:

La identidad de los primeros lectores de Hebreos, como la del autor, es desconocida. No obstante eran evidentemente parte de una comunidad particular. Esto surge de varias consideraciones. Los lectores tenían una historia definida y el escritor se refirió a “los primeros días” (Heb. 10:32-34); supo sobre su generosidad pasada y presente a otros cristianos (6:10); y pudo ser específico sobre su actual condición espiritual (5:11-14). Es más, el autor tenía eslabones definidos con ellos y expresó su intención de visitarlos, quizás con Timoteo (13:19, 23). También pidió sus oraciones (13:18).

Es muy probable que los lectores fueran principalmente de transfondo judío. Aunque esto a veces se ha cuestionado, el contenído de la epístola lo defiende. Por supuesto el título antiguo “A los Hebreos” podría ser sólo una conjetura, pero es obvia. El fuerte énfasis del autor a los prototipos judíos y su seria polémica contra la permanencia del sístema Levitico se explica mejor si el público fuera principalmente judío e inclinado a retornar a su antigua fe. La extensa y dura apelación a la autoridad de las Escrituras del Antiguo Testamento también era mas apropiada para lectores que habían sido criados con ellas.76

      Fecha: D.C. 64-68

Varias cosas hacen pensar en una fecha entre 64-68 D.C. Primero, el libro fue citado por Clemente de Roma el 95 D.C. por lo que tuvo que haber sido escrita antes de esa fecha. Segundo, parece bastante claro que el libro se escribió antes de la destrucción de Jerusalén el 70 D.C. por las razones siguientes. Primero, ciertamente el autor habría mencionado la destrucción del templo junto con el fin del sistema sacrificial judío si semejante evento de tal importancia hubiera ocurrido, sobre todo en vista del argumento de este libro. Segundo, el autor usa el griego en tiempo presente cada vez que habla del templo y las actividades sacerdotales lo cual sugiere que todavía siguían realizándose (vea 5:1-3; 7:23, 27; 8:3-5; 9:6-9, 13, 25; 10:1, 3-4, 8, 11; 13:10-11). Tercero, el autor se refiere a la reciente liberación de Timoteo en 13:23, la cual, si está en relación con su servicio a Pablo en Roma, requiere una fecha a los finales de los 60s.

      Tema y Propósito:

El tema de Hebreos, sin discusión, es la suprema grandeza de Cristo o Su superioridad, y así también la superioridad de la Cristiandad sobre el sistema del Antiguo Testamento. Varias palabras, mejor, perfecto, y celestial, son prominentemente usadas para demostrarlo. Como su propósito primario, el autor busca demostrar de cinco maneras significativas como Cristo es superior o mejor. Como el Hijo, Él es superior: (1) a los profetas del Antiguo Testamento (1:1-3), (2) a los ángeles (1:4-2:18), (3) a Moisés (3:1-6), (4) a Josue (3:7-4:16), y (5) al sacerdocio de Aarón (5:1-10:18). La meta de este tema es advertir a sus lectores contra los peligros de dejar la substancia de lo que tienen en Cristo por las sombras temporales del sistema del Antiguo Testamento. Así, los lectores son amonestados a alcanzar la madurez y sus dones como creyentes fieles, participando en su llamado celestial. Para hacer esto, hay cinco pasajes de advertencia insertados para desafiarlos a progresar en su fe cristiana (2:1-4; 3:1-4:13; 5:11-6:20; 10:26-39; 12:14-29).

      Palabras Importantes:

Las palabras importantes son: mejor, que aparece unas trece veces, perfección, que aparece nueve veces, y celestial, que aparece seis veces. Así, el concepto importante de Hebreos es: la superioridad o la suprema grandeza de Cristo.

      Versículos Importantes:

  • 2:1-4 Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos. 2:2 Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución, 2:3 ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron, 2:4 testificando Dios juntamente con ellos, con señales, prodígios, diversos milagros y repartimiento del Espíritu Santo según su voluntad.
  • 4:12-13 La palabra de Dios es viva, eficaz y más cortante que toda espada de dos filos, penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intensiones del corazón. 4:13 Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta.
  • 4:14-16 Por tanto, teniedo un gran Sumo Sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el hijo de Dios, retengamos nuestra profesión. 4:15 No tenemos un Sumo Sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin el pecado. 4:16 Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.
  • 12:1-2 Por tanto, nosotros también, teniéndo en rededor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, 12:2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.

      Capítulos Importantes:

El Capítulo 1, donde tan fuertemente declara la deidad de Cristo como el Hijo y la revelación final de Dios, es ciertamente un capítulo importante, pero el capítulo 11 también se posiciona como el gran Salón de la Fama y la Fe. Apuntando los muchos santos del Antiguo Testamentos que vivieron por fe, demuestra la verdad de 11:6, “Pero sin fe es imposible agradar a Dios, porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que él existe y que recompensa a los que lo buscan.”

      Presentación de Cristo en Hebreos:

Habiendo logrando el propósito de mostrar la superioridad de Cristo, Hebreos se vuelven indudablemente en el más Cristológico libro individual del Nuevo Testamento. Aquí Él es declarado como Hijo, como el resplandor y sustancia de la escencia de Dios (1:3, 13), como el que se sentó a la mano derecha de Dios (1:3), como el que fue declarado por Dios el Padre como Dios (1:8-9), como el Creador eterno (1:10-12), y como el Sacerdote eterno según el orden de Melquisedec (7). Aquí Cristo es presentado como el Profeta humano-divino, Sacerdote, y Rey. Él es visto como nuestro Redentor el cual, habiéndose hecho como Sus hermanos, ha tratado de una vez y para siempre con nuestro pecado e hizo lo que los sacrificios temporales nunca podrían hacer. Por esto, Él está en los cielos como nuestro Sumo Gran Sacerdote, como uno que simpatiza con nuestras debilidades.

      Bosquejo:

      I. Superioridad de Cristo sobre los Líderes del Antiguo Pacto (1:1-7:28)

        A. Cristo Es Superior a los Profetas del Antiguo Testamentos (1:1-3)

        B. Cristo Es Superior a los Ángeles (1:4-2:18)

        C. Cristo Es Superior a Moisés (3:1-6)

        D. Cristo Es Superior a Josué (3:7-4:13)

        E. Cristo Es Superior al Sacerdocio de Aarón (4:14-7:28)

          1. Exhortación para Retener nuestra Profesión (4:14-16)

          2. Calificaciones de un Sacerdote (5:1-10)

          3. Exhortación para Abandonar el Letargo Espiritual (5:11-6:12)

          4. Certeza de la Promesa de Dios (6:13-20)

          5. El Orden Sacerdotal de Cristo es Superior (cap. 7)

      II. La Suprema Obra Sacrificial como Nuestro Sumo Sacerdote (caps. 8-10)

        A. Un Mejor Pacto (cap. 8)

        B. Un Mejor Santuario (9:1-12)

        C. Un Mejor Sacrificio (9:13-10:18)

        D. Exhortaciones (10:19-39)

      III. Súplica final para Perseverar en la Fe (caps. 11-12)

        A. Ejemplos de Héroes de la Fe del Pasado (cap. 11)

        B. Estímulo para Perseverar en la Fe (12:1-11)

        C. Exhortaciones para Perseverar en la Fe (12:12-17)

        D. Motivación para Perseverar en la Fe (12:18-29)

      IV. Conclusión (cap. 13)

        A. Principios Prácticos para la Vida Cristiana (13:1-17)

        B. Pedidos de Oración (13:18-19)

        C. Bendición (13:20-21)

        D. Comentarios Personales (13:22-23)

        E. Saludos y Bendición Final (13:24-25)

Santiago

      Autor y Título:

Para indicar al remitente claramente esta epístola empieza con “Santiago siervo de Dios… a las doce tribus”. Pero había cuatro hombres con el nombre Santiago en el Nuevo Testamento. Éstos eran: (1) el hijo de Zebedeo y hermano de Juan (Marcos 1:19), (2) el hijo de Alfeo (Marcos 3:18), (3) el padre de Judas (no Iscariote; Lucas 6:16), y (4) el medio hermano del Señor (Gal. 1:19). Con respecto a esto, Ryrie escribe:

De los cuatro hombres que llevaban el nombre Santiago en el Nuevo Testamento, se han propuesto sólo dos como autor de este carta -Santiago el hijo de Zebedeo (y hermano de Juan) y Santiago el medio hermano de Jesús. Es improbable que el hijo de Zebedeo fuera el autor, porque fue martirizado el 44 D.C. (Hechos 12:2). El tono con autoridad usado en la carta no sólo deja fuera a los dos Santiagos menores conocidos del Nuevo Testamento (“Santiago el Menor” y el Santiago de Lucas 6:16) sino que apunta al medio hermano de Jesús que se tornó líder reconocido de la iglesia de Jerusalén (Hechos 12:17; 15:13; 21:18). Esta conclusión es apoyada por la semejanza del griego empleado en esta epístola y en el discurso de Santiago al Concilio de Jerusalén (Santiago 1:1 y Hechos 15:23; Santiago 1:27 y Hechos 15:14; Santiago 2:5 y Hechos 15:13).77

En el texto griego, el libro, desde Santiago 1:1, se titula simplemente Jakobos. El título temprano fue Jakobou Epistle, “Epístola de Jacobo.” Pero Santiago realmente era Jacobo (Iako„bos). En la traducción inglesa de la Biblia, exactamente por qué los traductores ingleses escogieron “James” en lugar de “Jacob” es incierto. “James,” “Jake,” y “Jacob” todos vienen de la misma raíz. Las traducciones de la biblia en otros idiomas tienden a utilizar el nombre transliteral del hebreo yaàa†qo„b, “Jacobo.” Uno podría preguntarse si el Rey James deseó ver su nombre en la traducción inglesa que él autorizó.78

      Destinatarios:

Aquí también es necesario un comentario debido a la manera en que Santiago se dirige a los destinatarios. Santiago se dirige “a las doce tribus que están en la dispersión (diaspora), saludos.” Como se sugiere de “mis hermanos” en 1:19 y 2:1, 7, ésta es una referencia, no a la dispersión que ocurrió entre 66-70 D.C., sino a los judíos alejados de su patria a causa de las dispersiones pasadas (vea Mat. 1:11, 12, 17). En los primeros capítulos de Hechos, los judíos que estaban en Jerusalén por Pentecostés venían de todas partes del mundo (vea Hechos 1:5). Muchos de éstos vieron y oyeron los fenómenos de Pentecostés y pasaron a creer en Cristo. Eventualmente, muchos retornaron a sus respectivas casas en diferentes partes del mundo. Es a estos que Santiago estaba escribiendo. Otros, sin embargo, ven esto como una referencia a aquéllos judíos cristianos que habían sido esparcidos después de la muerte de Esteban.79

      Fecha: D.C. 45 o 46

Mientras unos pocos sugieren una fecha para Santiago tan temprana como finales de los 30s y algunos tan tardía como 150 D.C., la mayoría de los estudiosos dan la fecha para el libro al rededor del 45 D.C. Las razones son las siguientes: (1) hay un carácter judío muy distintivo en el libro que hace pensar que fue escrito cuando la iglesia todavía era predominantemente judía. (2) no hay ninguna referencia hecha a la controversia sobre la circuncisión de los Gentiles. (3) el término griego synagoge (“sinagoga” o “reunión”) se usa para designar la reunión o lugar de encuentro de la iglesia en lugar de ekklesia, “iglesia” (2:2). (4) La falta de referencia a los problemas involucrados en el Concilio de Jerusalén como la relación entre cristianos gentiles y cristianos judíos (Hechos 15:1f.; D.C. 49) también hace pensar en una fecha muy temprana. (5) “las alusiones a las enseñanzas de Cristo tienen una semejanza verbal tan pequeña con los Evangelios sinópticos que probablemente estas (en Santiago) las precedieron.”80

      Tema y Propósito:

Existe mucha controversia con respecto a la naturaleza precisa del tema y propósito de esta epístola. Con respecto a este debate, Ron Blue escribe:

Pocos libros de la Biblia han sido más difamados que el pequeño Libro de Santiago. La controversia ha sido sobre su paternidad literaria, su fecha, sus destinatarios, su canonicidad, y su unidad.

Es bien sabido que Martin Lutero tenía problemas con este libro. La llamó “la epístola dispersa.” Pero es sólo “dispersa” al grado de “difícil.” Hay suficientes agujas en este pajar para pinchar la conciencia de cada cristiano embotado, derrotado, y degenerado en este mundo. Esta es una “epístola estimulante” diseñada para exhortar y animar, desafiar y condenar, reprender y reavivar, para describir santidad práctica y llevar a los creyentes hacia la meta de una fe que obra. Santiago es rigurosamente ético y refrescantemente práctico.81

Claramente, Santiago se preocupa por poseer una fe que obra, una que es vital, poderosa y funcional. Pero parte de la controversia involucra la naturaleza de esa fe. ¿Está escribiendo para desarrollar las características de una fe verdadera en contra de la falsa fe de un creyente que solo profesa?, o ¿está hablando sobre una fe genuina de un verdadero creyente, pero cuya fe se ha vuelto inactiva y muerta y por consiguiente inútil? Algunos afirmarían que Santiago “usa eficazmente estas características como una serie de pruebas para ayudar al lector a evaluar la realidad de su relación con Cristo.”82 Otros enfatizarían que Santiago está escribiendo para advertir a los creyentes sobre las consecuencias de una fe inactiva, muerta, en ambos ambitos, personal y corporativa, y para empujarlos al crecimiento y la verdadera madurez espiritual. Siguiendo este enfoque, Blue tiene un resumen excelente del propósito de Santiago:

El propósito de esta potente carta es exhortar a los nuevos creyentes a la madurez cristiana y a una vida en santidad. Esta carta trata más de la práctica de la fe cristiana que de sus preceptos. Santiago les dijo a sus lectores cómo lograr madurez espiritual a través de una posición segura, servicio compasivo, discurso cuidadoso, sumisión contrita, y el interés en compartir. Ella trata de cada área de la vida de un cristiano: lo que es, lo que hace, lo que dice, lo que siente, y lo que tiene.

Con su enseñanza, algo dura en santidad práctica, Santiago mostró cómo deben expresarse la fe y el amor cristiano en una variedad de situaciones reales. Las aparentemente desvinculadas partes del libro pueden armonizarse al rededor de este tema. Las perlas no están rodando sueltas en alguna caja; ellas se unen para producir un collar de inestimable belleza.83

      Palabras Importantes:

En un libro de sólo cinco capítulos, fe aparece dieciséis veces. Esto, más el fuerte énfasis en una vida piadosa y la repetición de obra, obrando trece veces en el capítulo 2, muestra que éstas son dos palabras importantes del libro.

      Versículos Importantes:

  • 1:2-5. Hermanos mios, gozaos profundamente cuando os halleis en diversas pruebas, 1:3 sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. 1:4 Pero tenga la paciencia su obra completa, para que seais perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna. 1:5 Sí alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídale a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.
  • 1:19-27. Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oir, tardo para hablar, tardo para airarse, 1:20 porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios. 1:21 Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas. 1:22 Sed hacedores de la palabra y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. 1:23 Si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, ese es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural; 1:24 él se considera a si mismo y se va, pronto olvida como era. 1:25 Pero el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo sino hacedor de la obra, este será bienaventurndo en lo que hace. 1:26 Si alguno se cree religioso entre vosotros, pero no refrena su lengua, sino que engaña su corazón, la religión del tal es vana. 1:27 La religión pura y sin mancha delante de Dios el Padre es esta: visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones y guardarse sin mancha del mundo.
  • 2:14-17. Hermanos mios, ¿de qué aprovechará si alguien dice que tiene fe y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarlo? 2:15 Y si un hermano o una hermana están desnudos y tienen necesidad del mantenimiento de cada dia, 2:16 y alguno de vosotros les dice: «Id en paz, calentaos y saciaos», pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de que aprovecha? 2:17 Así también la fe, si no tiene obras, está completamente muerta.

      Capítulos Importantes:

Escoger un capítulo importante en Santiago es difícil, pero los capítulos 1 y 4 ciertamente sobresalen. El Capítulo 1 por que nos da información vital sobre la naturaleza y propósito de las pruebas y la tentación. Las pruebas construyen el carácter y producen madurez cuando se mezclan con la fe, y nuestras tentaciones vienen de dentro y nunca de Dios. El Capítulo 4 lo es debido a que nos enseña sobre la verdadera fuente de las discusiones, la naturaleza adúltera del mundo, acercarnos a Dios y resistir a Satanás, el cual huye cuando estamos cerca de Dios y le resistimos. Otros asuntos importantes encontrados en otros capítulos son: fe y obras (2:14-26), el uso de la lengua (3:1-12), y la oración por los enfermos (5:13-16).

      Presentación de Cristo en Santiago:

En 1:1 y 2:1, Santiago se refiere específicamente al “Señor Jesucristo” y se anticipa a Su venida en 5:7-8. “En los 108 versículos de la epístola hay referencias o alusiones de 22 libros del Antiguo Testamento y por lo menos 15 alusiones a las enseñanzas de Cristo incluídas en el Sermón en la Montaña.”84

      Bosquejo:85

      I. Soportar con Confianza (cap. 1)

        A. Salutación y Saludo (1:1)

        B. Regocijarse en las Diversas Pruebas (1:2-12)

          1. Actitud en las pruebas (1:2)

          2. Ventaja de las pruebas (1:3-4)

          3. Ayuda en las pruebas (1:5-12)

        C. Resistir en la Mortal Tentación (1:13-18)

          1. Fuente de tentación (1:13-14)

          2. Pasos en la tentación (1:15-16)

          3. Solución para la tentación (1:17-18)

        D. Descansar en la Verdad Divina (1:19-27)

          1. Receptividad a la Palabra (1:19-21)

          2. Sensibilidad a la Palabra (1:22-25)

          3. Conformidad con la Palabra (1:26-27)

      II. Servicio con Compasión (cap. 2)

        A. Aceptar a otros (2:1-13)

          1. Cortesía con todos (2:1-4)

          2. Compasión por todos (2:5-9)

          3. Consistencia en todo (2:10-13)

        B. Asistir a otros (2:14-26)

          1. Expresión de la Verdadera Fe (2:14-17)

          2. Evidencia de la Verdadera Fe (2:18-20)

          3. Ejemplos de la Verdadera Fe (2:21-26)

      III. Hablar con Cuidado (cap. 3)

        A. Hablar con Control (3:1-12)

          1. La Lengua es poderosa (3:1-5)

          2. La Lengua es perversa (3:6-8)

          3. La Lengua contamina (3:9-12)

        B. Cultivar el pensamiento (3:13-18)

          1. La sabiduría es humilde (3:13)

          2. La sabiduría es cortez (3:14-16)

          3. La sabiduría es pacífica (3:17-18)

      IV. Someterse con Contricción (cap. 4)

        A. Cambiar el odio en humildad (4:1-6)

          1. Causa de conflicto (4:1-2)

          2. Consecuencias del conflicto (4:3-4)

          3. Cura para el conflicto (4:5-6)

        B. Cambiar el juicio en justicia (4:7-12)

          1. Consejo para la justicia (4:7-9)

          2. Ventaja de la justicia (4:10-11)

          3. Autor de la justicia (4:12)

        C. Cambiar Presunción en Creencia (4:13-17)

          1. Declaración de jactancia (4:13)

          2. Sentencia del presumido (4:14)

          3. Solución para el presumido (4:15-17)

      V. Compartir con Preocupación (cap. 5)

        A. Compartir posesiones (5:1-6)

          1. Consternación de las riquezas (5:1)

          2. Corrosión de las riquezas (5:2-3)

          3. Condenación de las riqueza (5:4-6)

        B. Compartir en paciencia (5:7-12)

          1. Escencia de la paciencia (5:7-9)

          2. Ejemplos de la paciencia (5:10-11)

          3. Evidencia de la paciencia (5:12)

        C. Compartir en oración (5:13-20)

          1. Sensibilidad hacia los necesitados (5:13)

          2. Suplicar por los necesitados (5:14-18)

          3. Importancia de los necesitados (5:19-20)

Primera de Pedro

      Autor y Título:

Que el apóstol Pedro es el autor se declara claramente en el versículo de apertura, “Pedro, apóstol de Jesucristo” (1:1). No sólo fue 1 Pedro reconocida universalmente, por la iglesia temprana, como un escrito del apóstol Pedro, sino que además hay una fuerte evidencia interna que también certifica su paternidad literaria. En cuanto a la evidencia externa, Eusebius puso a 1 Pedro entre el homologoumena, y ningún libro tiene certificación más fuerte ni más temprana que 1 Pedro como se evidencia en 2 Pedro 3:1.

La carta se atribuyó explícitamente a Pedro por ese grupo de padres de la iglesia cuyos testimonios aparecen en la atestación de tantas escrituras genuinas del NT, a saber, Irenaeus (140-203 D.C.), Tertullian (150-222), Clemente de Alejandría (155-215) y Origen (185-253). Es pues claro que la paternidad literaria de Pedro tiene apoyo fuerte y temprano.86

La evidencia interna sobre la paternidad literaria de Pedro es como sigue: (1) hay claras similitudes entre esta carta y los sermones de Pedro registrados en Hechos (cf. 1 Pedro 1:20 con Hechos 2:23; 1 Pedro 4:5 con Hechos 10:42). (2) la palabra griega xylon, “madera, árbol,” es usada por Pedro como cruz en Hechos y 1 Pedro (cf. Hechos 5:30; 10:39; 1 Pedro 2:24). (3) los temas, conceptos, y las varias alusiones a las experiencias de Pedro con el ministerio terrenal del Señor y la edad apostólica también apoyan la paternidad literaria de Pedro (cf. 1:8; 2:23; 3:18; 4:1; 5:1).

Incluso con esta evidencia, algunos estudiosos modernos han desafiado la paternidad literaria de Pedro en varias areas. Sus argumentos con sus respuestas son resumidos por Roger Raymer como sigue:

Hasta relativamente tiempos recientes, la autenticidad de la paternidad literaria apostólica de la epístola no era refutada. Entonces algunos estudiosos modernos notaron que Pedro era considerado por los líderes religiosos judíos como “ordinario” y “sin educación” (Hechos 4:13). El estilo literario extraordinario y el uso sofisticado del vocabulario en 1 Pedro parecen indicar que su autor debe de haber sido un maestro del idioma griego. Aquéllos que niegan la paternidad literaria de Pedro dicen que semejante pieza artística de literatura griega no es posible que pudiera fluir de la pluma de un pescador de Galilea.

Aunque Pedro pudiera llamarse “sin educación” y aunque el griego no fuera su lengua nativa, no era de ningúna manera ordinario. Los líderes judíos vieron a Pedro simplemente como un pescador sin educación porque no se había especializado en tradición rabínica, no porque fuera un analfabeto. Lucas también registro (Hechos 4:13) que estos mismos líderes fueron sorprendidos por la confianza de Pedro y el poder de su personalidad controlada por el Espíritu. El ministerio público de Pedro se desarrolló por más de 30 años y lo llevó de Jerusalén a Roma. Vivió y predicó en un mundo multilingue. Es razonable creer que después de tres décadas Pedro pudo haber dominado el idioma de la mayoría de aquéllos a quienes él ministró.

El estilo retórico y el uso de la metáfora empleados en 1 Pedro pudieran fácilmente ser acreditados a un orador público como a un estudioso literario. Ciertamente Pedro tenía el tiempo y talento para convertirse en un excelente comunicador del evangelio vía el idioma griego.

Cualquier duda posterior de la paternidad literaria Pedrina basada en el estilo lingüístico puede ser contestada por el hecho de que Pedro aparentemente empleó a Silas como su secretario (1 Pedro 5:12). Silas, aunque un cristiano de Jerusalén, era un ciudadano romano (Hechos 16:36-37) y pudo haber tenido gran dominio del idioma griego. Pero si Silas ayudó o no a Pedro con los matices gramaticales griegos, el contenido de la epístola todavía sigue siendo el mensaje personal de Pedro, sellado con su autoridad personal.87

      Destinatarios:

La epístola es dirigida a “A los expatriados de la dispersión (en Ponto, Galacia, Capadocia, Asia, y Bitinia) elegidos.” Pedro empleó dos palabras precisas para describir a los destinatarios, “expatriados” (griego, parepide„mos, una palabra que énfatiza residencia temporal y nacionalidad extranjera) y “dispersión” (griego, diaspora, “dispersión.”). Esta palabra “normalmente se refiere a judíos que no viven en Palestina sino esparcidos por el mundo mediterráneo. Pero aquí es probablemente metafórica, usada para cristianos gentiles dispersos como pueblo de Dios en medio de un mundo ateo.”88 Pero quizás, Pedro tenía en mente a ambos creyentes, judíos y gentiles:

Primera de Pedro se dirige a cristianos esparcidos a lo largo de cinco provincias romanas de la península de Asia Menor. Esa área es hoy el norte de Turquía. Las iglesias en esas provincias estaban compuestas por judíos y gentiles. Esta epístola es rica en referencias al y citas del Antiguo Testamento. Cristianos judíos habrían encontrado especial importancia en el término diasporas, traducido “disperción,” usado en el saludo (1:1). Los Judíos que vivieron fuera de Jerusalén fueron aludidos como viviendo en la diaspora.

Los lectores gentiles habrían notado la exhortación de Pedro a vivir en santidad a la luz de su antecedente de ignorancia completa de la Palabra de Dios (1:14). Cristianos gentiles también habrían sido animados grandemente por el hecho que aunque estaban en ignorancia, eran ahora considerados “el pueblo de Dios” (2:10). En su carta de estímulo a las iglesias de Asia Menor Pedro incluyó de forma clara y cuidadosa tanto a cristianos judíos como gentiles.89

      Fecha: D.C. 63-64

La tradición de la iglesia relaciona a Pedro, en la última parte de su vida, con la ciudad de Roma. Si la referencia a Babilonia en 5:13 es una referencia velada a Roma, esta carta fue escrita mientras Pedro estaba en Roma durante la última década de su vida, al rededor del 63 D.C., poco antes del estallido de la persecución de Nerón en el 64 D.C. Pedro persive al estado en armonía o quizás con cortecía conciliatoria (vea 1 Pedro. 2:13-17) qué habría sido más difícil (pero no imposible) en una fecha más tardía bajo el estallido de la persecución de Nerón.

      Tema y Propósito:

Mientras 1 Pedro menciona varias doctrinas y tiene mucho para decir sobre la vida y responsabilidades cristianas, el tema y propósito de 1 Pedro se centra alrededor del problema del sufrimiento - particularmente sufrimiento en forma de persecución por nuestra fe. Se ha descrito como una guía o manual que muestra a los cristianos cómo vivir como expatriados y embajadores de Cristo en un mundo forastero y hostil (1:1, 13-21; 2:11-12; 3:14, 17; 4:1, 13, 15, 16, 19).

Hay varios propósitos específicos en este libro. Es diseñado para dar dirección a los creyentes bajo persecución (1) enfocando en la próxima revelación de Cristo y su liberación (1:3-12), (2) siguiendo a Cristo como su perfecto ejemplo de sufrimiento (2:21f.), y (3) viviendo en el mundo de acuerdo con su llamado como pueblo especial de Dios manteniendo un buen testimonio con el mundo gentil (2:4-12ff.; 4:1ff.). Otros propósitos incluyen la demostración del nexo vital entre la doctrina y la práctica (5:12) y animando a una lideranza piadosa y al pastoreo del rebaño de Dios (5:1f.) que es un elemento vital en la habilidad de la iglesia para funcionar eficazmente en un mundo hostil.

      Palabra Importante:

La palabra y concepto importante es obviamente “sufriendo por Cristo.” Algunas formas de la palabra “sufrir” aparecen unas dieciséis veces en el libro. Estrechamente asociado con esto, como una gran fuente de esperanza y consuelo, el concepto de la próxima revelación de la gloria de Cristo que será manifestada o presentada a los creyentes acompañando su liberación o última salvación (ver 1:5, 7, 12, 13; 4:13; 5:1, 10-11).

      Versículos Importantes:

  • 1:3-7. Bendecido el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su gran misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, 1:4 para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarchitable reservada en los cielos para vosotros, 1:5 que sois guardados por el poder de Dios, mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo final. 1:6 Por lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, 1:7 para que, sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro (el cual, aunque perecedero, se prueba con fuego), sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo.
  • 1:14-21. Como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia, 1:15 sino asi, como aquel que os llamó es Santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir, 1:16 porque escrito está: «Sed santos, porque yo soy santo1:17 Si invocaís por Padre a aquel que sin acepción de personas juzga según la obra de cada uno, conducíos en temor todo el tiempo de vuestra peregrinación, 1:18 pues ya sabeís que fuísteis rescatados de vuestra vana manera de vivir (la cual recibisteis de vuestros padres) no con cosas corruptibles, como plata o oro, 1:19 sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación. 1:20 Él estaba destinado desde antes de la fundación del mundo, pero ha sido manifestado en los últimos tiempos por amor de vosotros. 1:21 por medio de él creéis en Dios, quien lo resucitó de los muertos y le ha dado gloria, para que vuestra fe y esperanza sean en Dios.
  • 3:15-17. Al contrario, santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros. 3:16 Tened buena conciencia, para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, sean avergonzados los que calumnian vuestra buena conducta en Cristo. 3:17 Mejor es que padezcáis haciendo el bien, si la voluntad de Dios así lo quiere, que haciendo el mal.
  • 4:12-13. Amados, no os sorprendáis del fuego de la prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciera. 4:13 Al contrario, gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gozeis con gran alegría.

      Capítulo Importante:

Quizás debido a su extensa guía de cómo lidiar con la persecución, el capítulo cuatro es el capítulo importante de 1 Pedro.

      Presentación de Cristo en 1 Pedro:

El libro está cargado de la persona y obra de Cristo. A través de la resurrección de Cristo, los cristianos tienen “una esperanza viva” y “una herencia imperecedera” (1:3-4). En varios lugares, Pedro habla de la venida gloriosa y la manifestación de Cristo (1:7, 13; 4:13; 5:1). También habla (1) de la persona y obra de Cristo como el Cordero de Dios que nos redimió llevando nuestros pecados a la cruz (1:18-19; 2:24), (2) de Cristo como nuestro ejemplo perfecto de sufrimiento (2:21f.), y (3) de Cristo como el Príncipe de los Pastores y Obispo de los creyentes (2:25; 5:4).

      Bosquejo:

Primera de Pedro puede ser dividido fácilmente en cuatro secciones: (1) la Salvación de los Creyentes (1:1-12), (2) la Santificación de los Creyentes (1:13-2:12), (3) la Sumisión de los Creyentes (2:13-3:12), y el Sufrimiento de los Creyentes (3:13-5:14).

      I. Salvación de los Creyentes (1:1-12)

        A. Saludos (1:1-2)

        B. Esperanza (Viva) Futura y Pruebas Presentes (1:3-9)

        C. Salvación Presente y Revelación Pasada (1:10-12)

      II. Santificación de los Creyentes (1:13-2:12)

        A. Llamado a la Santidad (1:13-21)

        B. Llamado para Amarse entre si Fervorosamente (1:22-25)

        C. Llamado para Desear la Leche Pura de la Palabra (2:1-3)

        D. Llamado para Ofrecer Sacrificios Espirituales (2:4-10)

        E. Llamado para Abstenerse De los Deseos de la Carne (2:11-12)

      III. Sumisión de los Creyentes (2:13-3:12)

        A. Sumisión al Gobierno (2:13-17)

        B. Sumisión en los Negocios (2:18-25)

        C. Sumisión en el Matrimonio (3:1-8)

        D. Sumisión en Todas las Areas de la Vida (3:9-12)

      IV. Sufrimiento de los Creyentes (3:13-5:14)

        A. La Conducta del Necesitado en Sufrimiento (3:13-17)

        B. El Ejemplo de Cristo para el Sufrimiento (3:18-4:6)

        C. Recomendaciones para el Sufrimiento (4:7-19)

        D. Custodios (Pastores) en Sufrimiento (5:1-9)

        E. Conclusión o Bendición (5:10-14)

Segunda de Pedro

      Autor y Título:

La paternidad literaria de esta epístola es la mas disputada del Nuevo Testamento. Sin embargo, no solamente el autor se identificó claramente como Simón Pedro (1:1), sino que varias otras evidencias internas apuntan al apóstol Pedro como el autor. En una sección muy personal, casi como el testamento final de un padre agonizante, usa la primera persona singular refiriéndose a él mismo (1:14), se declara como testigo ocular de la transfiguración (cf. 1:16-18 con Mat. 17:1-5), afirma que esta es su segunda carta a sus lectores (3:1), y muestra su ligero conocimiento personal del apóstol Pablo a quien llama, “nuestro amado hermano” (3:15). Con respecto a la paternidad literaria de Pedro, Ryrie escribe:

Muchos han sugerido que algún otro, que no fue Pedro, escribió esta carta después del 80 D.C. debido a (1) diferencias en estilo, (2) su supuesta dependencia de la epístola de Judas, y (3) la mención de que las cartas de Pablo estaban siendo reunidas (2 Ped. 3:16). Sin embargo, usando a un escriba diferente, o a ninguno, también se habrían producido cambios estilísticos; no hay ninguna razón por la que Pedro no deba de haber tomado prestado de Judas, aunque más probablemente Judas fue escrito después de 2 Pedro; y 3:16 no necesariamente se refiere a todas las cartas de Pablo sino sólo a aquéllas escritas hasta ese tiempo. Además, similitudes entre 1 y 2 Pedro apuntan al mismo autor, y su aceptación en el canon exige que la respalde una autoridad apostólica. Asumiendo la paternidad Pedrina, la carta fue escrita poco antes de su martirio en el 67 D.C. y probablemente desde Roma.90

En The Bible Knowledge Commentary, Kenneth Gangel escribe:

En el cuarto siglo la paternidad Pedrina de 2 Pedro se afirmó fuertemente. Dos de los grandes teólogos de la iglesia temprana, Athanasius y Augustine, consideraron a 2 Pedro como canónica. El Concilio de Laodicea (372 D.C.) incluyó la epístola en el canon de la Escritura. Jerome puso a 2 Pedro en la Vulgata Latina (ca. 404 D.C.). También el tercer gran Concilio de Cartago (397D.C.) reconoció la autoridad intrínseca y el valor de 2 Pedro y formalmente afirmó que fue escrita por el apóstol Pedro.

Aunque 2 Pedro es el libro menos confirmado del Nuevo Testamento, su apoyo externo supera de lejos a muchos de los otros libros de la Biblia. La ausencia de apoyo de la tradición de la iglesia temprana a 2 Pedro ciertamente podría deberse a la brevedad de la carta y a la falta de comunicación entre cristianos durante los tiempos de fuerte persecución. Por consiguiente el silencio del segundo siglo y la cuatela del tercer siglo no representaron ningún problema insuperable para los cuidadosos eruditos de los concilios canónicos del cuarto siglo.91

Esta epístola se titula Petrou B, “Segunda de Pedro,” para distinguirla de la primera carta escrita por Pedro.

      Destinatarios:

Éste es la segunda de dos cartas que Pedro escribió a este grupo de creyentes (vea 3:1) como una forma de testamento final, advertencia, y carta de “último minuto” (1:14; 2:1f.; 3:3), escrita al cierre de la carrera del apóstol (1:12-14). Estaba escribiendo a cristianos de una fe preciosa, indudablemente, a las iglesias judías y gentiles de “Ponto, Galacia, Capadocia, Asia, y Bitinia” (1 Pedro 1:1).

      Fecha: D.C. 67-68

Pedro la escribió, al final de su carrera, como una de carta de despedida que advierte de nubes peligrosas en el horizonte. Según el historiador de la iglesia temprana, Eusebius, Pedro fue martirizado durante las persecuciones de Nerón (al rededor de 67-68 D.C.). La carta se escribió probablemente en uno de estos años.

      Tema y Propósito:

Así como el apóstol Pablo advirtió de los peligros de apostasía que se avecinaban en los últimos años de su vida y ministerio (2 Timoteo), así también Pedro advirtió de los crecientes peligros de los falsos maestros como fue predicho por los profetas, por el mismo Señor, y Sus apóstoles (2:1; 3:1-3). El propósito de esta corta carta es la advertencia contra los peligros, el levantamiento de falsos maestros, que enfrenta la iglesia.

Ya que Dios ha proporcionado todo lo que se necesita para la vida y piedad (1:3), 1 Pedro es una súplica apasionada para que su audiencia crezca y madure en Cristo, ni ser ociosos ni estériles (1:8), y con esto como fundamento, guardarse contra la creciente marea de falsos maestros. Esto fue precipitado por el hecho de que Pedro supo que su tiempo en la tierra era corto (1:13-15) y que el cuerpo de Cristo enfrentaba peligro inmediato (2:1-3). Así, Pedro deseó refrescar sus recuerdos y despertar su pensamiento (1:13; 3:1-2) para que pudieran tener sus enseñanzas firmemente en la mente (1:15). Para hacer esto, describió cuidadosamente como deberían asemejarse los creyentes maduros, animándolos a que crezcan en la gracia y conocimiento del Salvador (cf. 1:2-11; 3:18). Como un mayor fundamento para enfrentar a los falsos maestros, les recordó la naturaleza de la Palabra de Dios como su seguro fundamento (1:12-21) y luego les advirtió contra los peligrosde los falsos maestros, que con certeza vendrían, a los cuales, con su juicio infalible, también describió cuidadosamente (cap. 2). Finalmente, animó a sus lectores con la certeza del retorno de Cristo (3:1-16). Con este énfasis final en el retorno del Señor, Pedro les dió un desafío final. “Por eso, amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprencibles, en paz, … Así que vosotros, amados, sabiéndolo de antemano, guardaos, no sea que arrastrados por el error de los inícuos caigáis de vuestra firmeza. Antes bien, creced en la gracia y conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad” (3:14, 17-18).

      Palabras Importantes:

El concepto importante de 2 Pedro es la advertencia contra los falsos profetas o maestros y burladores con falsas palabras (2:1-3; 3:3).

      Versículos Importantes:

  • 1:3. Todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia.
  • 1:20-21. Pero ante todo entended que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.
  • 3:8-11. Pero, amados, no ignoréis que, para el Señor, un día es como mil años y mil años como un día. 3:9 El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. 3:10 Pero el día del Señor vendrán como ladrón en la noche. Entonces los cielos pasarán con gran estruendo, los elementos ardiendo serán desechos y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. 3:11 Puesto que todas estas cosas han de ser desechas, ¡cómo no debéis andar vosotros en santa y piadosa manera de vivir,

      Capítulos Importantes:

El capítulo 1 es el capítulo importante de 2 Pedro porque en el, nos ha sido dado uno de los pasajes más claros sobre la naturaleza de la inspiración de la Biblia. Mientras que 2 Timoteo 3:16 se declara el hecho de la inspiración, 2 Pedro 1:19-21 describe el cómo de la inspiración y más. Nos muestra que (1) la Escritura es completamente confiable, una palabra segura de profecía, (2) que ninguna profecía de la Escritura alguna vez acontece por la propia imaginación del profeta, es decir, que no la originó él mismo, sino (3) fue el propio Espíritu Santo, quién es la fuente de la Escritura, que asegura su exactitud. Vea la nota al pie de página tomada de la Bibla NET.92

      Presentación de Cristo en 2 Pedro:

Pedro habla de Cristo como la fuente de piedad y vida, y siguiendo el enfoque, habla de Cristo como “Señor y Salvador” cuatro veces, y habla de Él como “Señor” catorce veces. Además, se refiere a la gloriosa transfiguración en el monte santo y espera la segunda venida del Salvador o parousia. En ese momento el mundo entero verá lo que Pedro y los otros dos discípulos tuvieron el privilegio de ver en ese monte santo.

      Bosquejo:

      I. Saludos (1:1-2)

      II. Desarrollo o Cultivo del Carácter Cristiano (1:3-21)

        A. Crecimiento de la Fe (1:3-11)

        B. Fundamentos de la Fe (1:12-21)

      III. Denuncia o Condenación de los Falsos Maestros (2:1-22)

        A. Su Peligro y Conducta (2:1-3)

        B. Su Destrucción o Condenación (2:4-9)

        C. Su Descripción y Características (2:10-22)

      IV. El Plan y Confianza para el Futuro (3:1-18)

        A. La Burla de los Falsos Maestros (3:1-7)

        B. Retraso del Día del Señor (3:8-9)

        C. Disolución que Sigue al Día del Señor (3:10-13)

        D. Diligencia Necesaria en Vista de los Peligros (3:14-18)

Primera de Juan

      Autor y Título:

Aunque el nombre del autor no se encuentra en la carta, esta se ha atribuído tradicionalmente a Juan el apóstol. Varias referencias hechas por tempranos escritores cristianos, incluyendo a Irenaeus, Clemente de Alejandría, y Tertullian hablan de Juan como el autor de esta epístola. Desde el punto de vista de la evidencia interna, hay algunas diferencias estilísticas con el evangelio de Juan, pero éstas pueden atribuirse a las diferencias entre una epístola y un evangelio. Sin embargo, muchas similitudes existen por la vía de las palabras claves (duradero o permanecer) o imágenes de contraste como justicia y pecado, luz y oscuridad, vida y muerte, amor y odio, y verdad y error. Además, el escritor fue uno de los testigos originales del Salvador a quien conoció íntimamente (1:1-5). Hay muchas expresiones y frases similares, compare 1 Juan 1:1 con Juan 1:1, 14; 1:4 con Juan 16:24; 1:6-7 con Juan 3:19-21; y 4:9 con Juan 1:14, 18; 3:36. No hay ninguna buena razón por la qué este libro no debe atribuirsele al apóstol Juan.

A pesar que es generalmente aceptado que la misma persona escribió el evangelio de Juan y estas tres epístolas, algunos perciben que no fueron escritas (como tradicionalmente se sostuvo) por Juan el apóstol, el hijo de Zebedeo, sino por otro Juan (el anciano o presbitero, 2 Juan 1; 3 Juan 1). Se ha sostenido que (1) un hombre inculto (Hechos 4:13) no podría escribir algo tan profundo como este evangelio; (2) el hijo de un pescador no habría conocido al Sumo Sacerdote como lo hizo Juan el apóstol; y (3) un apóstol no se habría auto titulado anciano. Pero “inculto” no significa analfabeto, sólo sin adiestramiento formal en la escuela rabínica (cf. Marcos 1:20); y Pedro, aunque era un apóstol, se llamó a sí mismo anciano (1 Pedro 5:1). ¿Además, si Juan el anciano es el “discípulo amado” y el autor del evangelio, por qué no hizo mención, en ese evangelio, de Juan el hijo de Zebedeo, una figura importante en la vida de Cristo? Todas las evidencia apuntan a Juan el anciano como siendo el mismo Juan el apóstol y el autor de esta carta.93

      Destinatarios:

A través de toda la epístola hay versículos que indican que Juan estaba escribiendo a los creyentes (2:1, 12-14, 19; 3:1; 5:13), pero no indica en ninguna parte quienes eran o donde vivian. Este hecho puede sugerir que fuera una carta circular a ser distribuída en varias iglesias, quizás alrededor de la ciudad de Éfeso ya que varios escritores cristianos tempranos ubicaron a Juan, en sus últimos años, en Éfeso.

El uso confirmado más temprano de 1 Juan fue en la provincia de Asia (en Turquía moderna), donde Éfeso estuvo localizada. Clemente de Alejandría indica que Juan ministró en las varias iglesias esparcidas a lo largo de esa provincia. Puede asumirse, por consiguiente, que 1 Juan se envió a las iglesias de la provincia de Asia.94

      Fecha: D.C. 85-90

Es difícil dar una fecha precisa a esta y a las otras epístolas de Juan, pero desde que muchos de los temas y palabras son tan similares al evangelio de Juan, es razonable asumir que se escribieron después del evangelio. Se escribieron indudablemente después del evangelio pero antes de las persecuciones de Domitian en 95 D.C. Por consiguiente, una fecha razonable es en algún momento entre 85-90 D.C.

      Tema y Propósito:

El tema del libro es la comunión con Dios a través del Señor Jesús (1:3-7). En vista de la herejía que enfrentaban estos creyentes, quizás una forma temprana de gnosticismo, Juan escribió para definir la naturaleza de la comunión con Dios, a quien describe como luz, amor, y vida. Dios es luz (1:5), Dios es amor (4:8, 16), y Dios es vida (vea 1:1-2; 5:11-13). Andar en comunión con Dios, entonces, significa andar en la luz la cual lleva a experimentar Su vida, Su amor para otros, y Su justicia. El libro, entonces, da varios pruebas o evidencias de comunión, aunque algunos ven éstas como pruebas de salvación. Pero siguiendo con el tema, la enseñanza de los falsos maestros, y la naturaleza de su audiencia, que era creyente, es mejor ver éstas como pruebas o evidencias de comunión, pruebas de una relación íntima duradera y conocimiento del Salvador donde se experimenta la vida transformandora del Salvador en los creyentes.

Es difícil determinar la forma exacta de la herejía que enfrentan estos cristianos, pero del contenido de 1 Juan, involucraba el rechazo de la realidad de la encarnación y una demanda de que la conducta pecadora no impedía la comunión con Dios. Así, Juan escribió a sus “hijitos mios” (2:1, 18, 28; 3:7, 18; 5:21) por al menos cinco razones: (1) para promover la verdadera comunión (1:3f.), (2) para experimentar gozo completo (1:4), (3) para promover santidad a través de la verdadera comunión (1:6-2:2), (4) prevenir y guardar contra la herejía (2:18-27), y (5) para dar convicción (5:11-13).

      Palabras Importantes:

El concepto importante es comunión expresado en términos de comunión (1:3, 6, 7), permanecer, duradero etc. (2:6, 10, 14, 17, 27, 28; 3:6, 9, 14, 15, 17, 24; 4:12, 13, 15, 16). Otras palabras importantes son justo, justicia, luz, oscuridad, y pecado y pecador.

      Versículos Importantes:

  • 1:5-2:2. Este es el mensaje que hemos oído de él y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él. 1:6 Si decimos que tenemos comunión con él y andamos en tinieblas, mentimos y no practicamos la verdad. 1:7 Pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros y la sangre de Jesucrsito, su Hijo, nos limpia de todo pecado. 1:8 Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y la verdad no está en nosotros. 1:9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad. 1:10 Si decimos que no hemos pecado, lo hacemos a él mentiroso y su palabra no está en nosotros. 2:1 Hijitos mios, estas cosas os escribo para que no pequéis. Pero si alguno ha pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. 2:2 El es la propiciación por nuestros pecados, y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.
  • 5:11-13. Y éste es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna y esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida. Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que teneis vida eterna y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios.

      Capítulo Importante:

Ciertamente, uno de los pasajes importantes en 1 Juan, e incluso en el Nuevo Testamento, es el capítulo 1 debido a la verdad con respecto al pecado, incluso en la vida del cristiano. Andar en luz significa un reconocimiento honesto del problema de pecado. En lugar del negar el pecado, este capítulo nos muestra la necesidad de la confesión del principio del pecado (1:8), confesión de pecados específicos o personales (1:9), y confesión de la práctica del pecado (1:10).

      Presentación de Cristo en 1 Juan:

Este libro se enfoca en el ministerio presente del Salvador en la vida de los creyentes y anticipa Su Segunda venida. Su sangre limpia continuamente al creyente de todo pecado (1:7) y de los pecados personales y todas las maldades en la confesión de pecados (1:9). De hecho, declara que Cristo es nuestro Abogado justo ante el Padre (2:1) y la propiciación o expiación no sólo por los creyentes, sino por todo el mundo (2:2), este Jesús es el Cristo que ha venido en carne (2:22; 4:2-3), que vino mediante agua y sangre, una referencia a Su bautismo y a la cruz (5:6), y que está regresando, entonces lo veremos y estaremos como Él (2:28-3:3).

      Bosquejo:

      I. Introducción y Propósito de la Carta (1:1-4)

      II. Condiciones Vitales para el Compañerismo (1:5-2:2)

        A. Caminando en la Luz (1:5-7)

        B. Confesión de Pecado (1:8-2:2)

      III. Conducta Consistente Con el Compañerismo (2:3-27)

        A. Carácter del Compañero — Siendo como Cristo (2:3-11)

        B. Mandamiento del Compañero — No Amar al Mundo (2:12-17)

        C. Cautela del Compañero — Vigilar Contra el Anticristo (2:18-27)

      IV. Características del Compañerismo (2:28-5:3)

        A. Pureza en vista de Nuestra Perspectiva (2:28-3:3)

        B. Practica de Rectitud en vista de la Muerte de Cristo (3:4-24)

        C. Probar los Espíritus (4:1-6)

        D. Modelo de Compañerismo, Amando como Cristo Amó (4:7-5:3)

      V. Consecuencias del Compañerismo (5:4-21)

        A. Victoria Sobre el Mundo (5:4-5)

        B. Comprobación de las Credenciales de Cristo (5:6-12)

        C. Comprobación (Convicción) de la Salvación del Creyente (5:13)

        D. Comprobación de la Oración Contestada (5:14-17)

        E. Victoria sobre el Pecado Habitual (5:18-21)

Segunda de Juan

      Autor y Título:

A pesar de que no se identifica, el autor es indudablemente Juan el apóstol. Simplemente se refiere a él como “anciano” (presbuteros, “anciano, viejo”), lo cual continúa con la reticencia del autor del Evangelio de Juan y 1 Juan a identificarse. Ésta es la misma auto designación usada por el autor de 3 Juan. Que se identifique simplemente como “el anciano” sugiere que era muy bien conocido y aceptado por aquéllos a los que estaba escribiendo. Éste era el título oficial del cargo de anciano, aunque quizás es más probablemente que lo estaba usando como una designación afectuosa con la que era bien conocido por sus lectores.

Las similitudes de estilo entre esta epístola, 1 Juan y el Evangelio de Juan sugiere que la misma persona escribió los tres libros. Varios pasajes muestran las similitudes, compare 2 Juan 5 con 1 Juan 2:7 y Juan 13:34-35; 2 Juan 6 con 1 Juan 5:3 y Juan 14:23; 2 Juan 7 con 1 Juan 4:2-3; y 2 Juan 12 con 1 Juan 1:4 y Juan 15:11.

Aunque el propio Juan pudo enviar una carta personal más corta parecida a una más extensa que habría escrito previamente, es improbable que un forjador intentara producir semejante documento corto que agregó tan poco al caso encontrado en 1 Juan. Más allá, una falsificación más tardía de 2 Juan (o 3 Juan) no habría tenído autoridad para sus lectores, desde que el contenido de 2 y 3 Juan indica que ellos conocían al escritor personalmente.95

Puesto que el libro se ha ligado tradicionalmente al apóstol Juan como el autor, ha sido titulado en el texto griego como Ioannou B, Segunda de Juan.

      Destinatarios:

La carta se dirige “a la señora elegida y a sus hijos” (v. 1; cf. vv. 4-5).

Esta frase puede referirse a un individuo o a una iglesia (o a la iglesia en general). Algunos han sugerido que el destinatario era una señora cristiana llamada “Electa,” pero la misma palabra en v. 13 es claramente un adjetivo, no un nombre propio. Otros ven la carta como dirigida a una señora cristiana llamada “Kyria” (propuesto primero por Athanasius) o a una señora cristiana anónima. Sin embargo, la evidencia interior de 2 Juan apoya claramente una referencia colectiva. En v. 6 el destinatario se menciona usando la segunda persona plural, y esto se repite en vv. 8, 10, y 12. Sólo en el v. 13 el singular reaparece. Los usos en los vv. 1 y 13 probablemente son colectivos. Algunos han visto una referencia a la iglesia en general, pero por el v. 13, refiriéndose a “los hijos de tu hermana, la elegida” es difícil pensar que se trate de la iglesia universal. Así la explicación más probable es que el “la señora elegida” es una iglesia local particular a poca distancia de donde el autor se encontraba.

sn 2 Juan está siendo escrita para advertir a una iglesia “hermana”, a poca distancia, aludida como la señora elegida, de los esfuerzos misioneros de los falsos maestros secesionistas (discutido en 1 Juan) y de los peligros de darles la bienvenida siempre que ellos lleguen.96

      Fecha: D.C. 85-90

Es difícil de datar esta carta, pero las circunstancias y asuntos en la carta sugieren que probablemente se escribiera aproximadamente el mismo tiempo que 1 Juan (85-90 D.C.). Las similitudes anteriormente mencionadas indican esto también (vea como se discutió sobre la fecha en 1 Juan).

      Tema y Propósito:

El tema de 2 Juan es la preocupación del apóstol de que sus lectores continúen andando en la verdad de la doctrina apostólica y de acuerdo con los mandamientos (vv. 4-6). Porque “muchos engañadores han salido por el mundo, que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne” (v. 7), Juan estaba escribiendo para protegerlos del perverso engaño de aquéllos que se negaron a permanecer en la enseñanza de Cristo, y estaban corriendo sobrepasando y saliéndose de la verdad (v. 9). Siguiendo esto, se ven varios propósitos: (1) escribió para impedir que sus lectores pierdan el fruto de su trabajo, e incluso la recompensa completa (v. 8), y (2) para darles instrucciones claras contra recibir a estos falsos maestros en sus casas o en los locales de sus iglesias o darles la bienvenida. Esto se refiría indudablemente a reconocerlos, en sus iglesias locales, como maestros de la verdad. Juan no estaba diciéndoles que sean rudos o se negaran a darles testimonio.

      Palabras Importantes:

Las palabras importantes son “verdad” (nueve veces), y “mandamiento” (14 veces).

      Versículos Importantes:

  • 6-11. Y éste es el amor: que andemos según sus mandamientos. Éste es el mandamiento: que andéis en amor, como vosotros habéis oído desde el principio. 7 Muchos engañadores han salido por el mundo, que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne. Quien esto hace es el Engañador y el Anticristo. 8 Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis la recompensa completa. 9 Cualquiera que se extravía y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ese sí tiene al Padre y al Hijo. 10 Si alguno viene a vosotros y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa ni le digáis: «¡Bienvenido!», 11 porque el que le dice: «¡Bienvenido!» participa en sus malas obras.

      Capítulos Importantes:

Como hay solamente un capítulo, este enfoque no es aplicable.

      Presentación de Cristo en 2 Juan:

De nuevo, como en 1 Juan, 2 Juan se preocupa por proteger la doctrina bíblica de la encarnación. Juan escribió para refutar el error que niega que Jesucristo ha venido en carne. De hecho, la declaración en el versículo 7 con respecto al rechazo que “Jesucristo ha venido en carne” incluso puede referirse a la encarnación de una manera triple. En contraste con 1 Juan 4:2 donde usó el participio perfecto, “ha venido en carne” (ele„luthota), aquí Juan usó el participio presente (erchomenon), “está viniendo” o “viene en carne.” Ya que el participio presente puede dar énfasis simplemente a los resultados y a veces puede traducirse como presente, puede no haber ninguna distinción aquí, pero quizás Juan quiso clarificar el enfoque en la importancia de la encarnación.

El tiempo participio presente parece incluir la pasada venida de Cristo en carne y la Encarnación, el presente contínuo de Su humanidad ascendida, así como Su futura venida a la tierra. Por contraste, el tiempo participio perfecto en 1 Juan 4:2 da énfasis sólo a Su encarnación.97

      Bosquejo:

      I. Prólogo y Saludo (1:1-3)

      II. Alabanza por Caminar en la Verdad (1:4)

      III. Mandato para Continuar Amándose Unos a Otros (1:5-6)

      IV. Cautela e Instrucciones Contra los Falsos Maestros (1:7-11)

      V. Comentarios y Saludos Finales (1:12-13)

Tercera de Juan

      Autor y Título:

Así como con 1 y 2 Juan, El apóstol Juan es el autor de esta epístola. En ambas, 2 y 3 Juan, el autor se identifica como “el anciano.” También, note las similitudes encontradas en ambas epístolas: “amo en la verdad” (v. 1 de ambas cartas) y “andando en la verdad” (v. 4 de ambas cartas). El estilo de ambas epístolas es claramente el mismo, y los esfuerzos por negar que Juan es el autor de las tres epístolas no tiene ningún apoyo o evidencia real.

La antigua opinión de que el Apóstol Juan escribió esta carta, así como las otras dos, puede aceptarse rápidamente. Los argumentos que apoyan la paternidad literaria apostólica de 1 Juan cubren a esta diminuta epístola en virtud de los claros lazos estilísticos. Es más, la autoridad confiante del escritor de 3 Juan (cf. v. 10) también se acomoda al apóstol.98

      Destinatarios:

Ésta es la carta más personal de Juan. Se dirige a un hombre a quién Juan llamó “Gayo, el amado” (v. 1), considerando problemas eclesiásticos que Gayo estaba enfrentando. El destinatario no se identifica por extenso simplemente por la descripción anterior, lo que sugiere que era bien conocido en las iglesias de Asia Menor donde Juan sirvió durante los últimos años de su vida. Gayo es un nombre familiar en el Nuevo Testamento. Aparece en Romanos 16:23 (Gayo de Corinto), Hechos 19:29 (Gayo de Macedonia) y Hechos 20:4 (Gayo de Derbe).

      Fecha: D.C. 85-90

Nuevamente, las similitudes entre 1 y 2 Juan hacen pensar en una fecha similar en algun momento entre 85-90 D.C.

      Tema y Propósito:

Juan le escribe a Gayo con respecto al problema de la hospitalidad y el apoyo físico a los obreros cristianos itinerates (misioneros), sobre todo cuando fueran desconocidos. El tema se centra alrededor del contraste entre el ministerio de Gayo y su demostración generosa de amor cristiano, como aquel que anda en la verdad, comparado con la conducta egoista de Diótrefes que, en lugar de andar en la verdad, rechazó lo que Juan había dicho y había estado buscando preeminencia personal (v. 9).

Diversos propósitos surgen en esta epístola: (1) para encomendar a Gayo (vv. 1-6a), (2) para instruir y animar la continuación de su apoyo a los obreros cristianos que Juan evidentemente habían enviado (vv. 6b-8), (3) para reprender a Diótrefes por su conducta egoísta (vv. 9-11), (4) para informar sobre Demetrio (v. 12), y (5) para informarle a Gayo del deseo e intención de Juan de visitarlo y tratar con él las dificultades (vv. 10a, 13-14).

      Palabras Importantes:

Al igual que en 2 Juan, ninguna palabra se destaca por vía de la repetición; la idea principal es como obreros compañeros en la verdad , ministerio fiel de servicio generoso a otros (vv. 5-8).

      Versículos Importantes:

  • 6-8. los cuales han dado ante la iglesia testimonio de tu amor; y harás bien en encaminarlos como es digno de su servicio a Dios, para que continuen su viaje, 7 pues ellos salieron por amor del nombre de Él, sin aceptar nada de los gentiles. 8 Nosotros, pues, debemos acoger a tales personas, para que cooperemos con la verdad.
  • 11. Amado, no imites lo malo, sino lo bueno. El que hace lo bueno es de Dios, pero el que hace lo malo no ha visto a Dios.

      Capítulos Importantes:

Como en 2 Juan, con sólo un capítulo, esto no es aplicable.

      Presentación de Cristo en 3 Juan:

A pesar de que el nombre de Jesucristo no se menciona directamente, a Él se refería en la declaración: “Pues ellos salieron por amor del «nombre de Él»”. Ésta es indudablemente una referencia al ministerio en nombre del Señor Jesús (vea Hechos 5:40-41 donde tenemos una construcción griega idéntica en el v. 41). Pablo usa una frase similar en Romanos 1:5, y en 1 Juan 2:12 el autor escribió, “vuestros pecados os han sido perdonados por Su (Cristo) nombre.” el Evangelio de Juan también hace referencia a creer “en el nombre de Jesus” (Juan 1:12, 3:18).

      Bosquejo:

      I. Saludo o Introducción (1)

      II. Alabanza de Gayo (2-8)

        A. Su Piedad (2-4)

        B. Su Generosidad (5-8)

      III. Condenación de Diótrefes (9-11)

        A. Su Ambición Egoísta (9)

        B. Sus Actividades Egoístas (10-11)

      IV. Alabanza de Demetrio (12)

      V. Comentarios Finales (13-14)

Judas

      Autor y Título:

El autor se identifica como Judas (v.1). En griego es literalmente Judas. Tradicionalmente, las versiones inglesas han usado Jude para distinguirlo de Judas el que traicionó a Jesús. También, se identifica como el hermano de Santiago y siervo (griego, doulos) de Jesucristo. Judas se registra como medio hermano de Jesús en Mat. 13:55 y Marcos 6:3. La Biblia NET tiene esta nota útil:

Aunque Judas era medio hermano de Jesús, se asocia humildemente con Santiago, su hermano de padre y madre. Llamándose primero un esclavo de Jesucristo, es evidente que no quiere que nadie relacione la estirpe de sus conexiones familiares. Al mismo tiempo, debía identificarse mejor: Judas era un nombre común en el primer siglo (dos de los discípulos de Jesús se llamaban así, incluyendo al que lo traicionó), era necesario más información, debía decir, hermano de Santiago.99

El título en el texto griego es Iouda, una forma indeclinable usada para el Judah hebreo y el Judas griego.

      Destinatarios:

Judas no parece escribir a algún grupo específico de personas, la carta simplemente se dirige “a los llamados, santificados en Dios Padre y guardados en Jesucristo” (v.1) y enseguida después se dirige a los “amados” o “queridos amigos” (v. 3).

      Fecha: D.C. 70-80

Aunque la materia es muy similar a 2 Pedro, una de las principales diferencias está en que mientras Pedro advirtió que “habrá entre vosotros falsos maestros” (2:1), Judas declara que “algunos hombres han entrado encubiertamente (entre vosotros),” (v. 4). Desde que 2 Pedro se anticipa al problema y Judas habla de este como presente, al parecer Judas se escribió algún tiempo después que 2 Pedro. Si 2 Pedro es datado al rededor del 66 D.C., entonces Judas podrían ponerse alrededor de 70-80 D.C.

      Tema y Propósito:

Judas pensó escribir sobre la común salvación, pero a causa de las incursiones de herejía y el peligro que amenazaba a la iglesia, fue forzado a escribir para animar a los creyentes a contender ardientemente por la fe contra las falsas enseñanzas que estaban introduciéndose en secreto en las iglesias. Evidentemente, avances definidos estaban siendo hechos por una forma incipiente de Gnosticismo, no asceta como el atacado por Pablo en Colosenses, sino de una forma antinomiana.

Los Gnósticos veían todo lo material como malo y todo lo espiritual como bueno. Por consiguiente cultivaron sus vidas “espirituales” y permitieron a su carne hacer todo lo que quiciera, obteniendo como resultado hacerse culpables de todos los tipos de pecado.100

De esto, pueden verse en Judas dos principales propósitos: (1) para condenar las prácticas de los libertinos impíos que estaban infestando las iglesias y estaban corrompiendo a los creyentes, y (2) aconsejar a los creyentes a oponerse rápidamente, continúar creciendo en la fe mientras contendían por la verdad apostólica que se había dado a la iglesia.

      Palabra Importante:

La idea o la palabra importante es “contender por la fe.”

      Versículos Importantes:

  • 3. Amados, por el gran deseo que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros para exhortarlos a que contendáis ardientemente por la fe que ha sido dada una vez a los santos,
  • 24. A aquel que es poderoso para guardaros sin caida y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegria.

      Capítulo Importante:

Como con 2 y 3 Juan, desde que este libro tiene sólo un capítulo, esto no es aplicable.

      Presentación de Cristo en Judas:

Judas enfoca nuestra atención en la seguridad del creyente en Cristo (v. 24), en la vida eterna que Él da (v. 21), y en Su segura segunda venida (v. 21). Es Jesucristo nuestro Señor que nos da acceso a la presencia de Dios (v. 25).

      Bosquejo:

      I. Saludos y Propósito (1-4)

      II. Descripción y Exposición de los Falsos Maestros (5-16)

        A. Su Juicio Pasado (5-7)

        B. Sus Características Presentes (8-13)

        C. Su Juicio Futuro (14-16)

      III. Defensa y Exhortación a los Creyentes (17-23)

      IV. Bendición (24-25)


72 Thiessen, p. 271.

73 Wilkinson/Boa, p. 450.

74 Ryrie, p. 1943.

75 Wilkinson/Boa, p. 454.

76 Walvoord/Zuck, edición electrónica.

77 Ryrie, p. 1966.

78 NT: en castellano los nombres Santiago y Jacobo son equivalentes. En Inglés esta epístola se titula James.

79 Zane Hodges, The Epistle of James: Proven Character Through Testing, Grace Evangelical Society, Irving, TX, 1994, p. 15.

80 Wilkinson/Boa, p. 465.

81 Walvoord/Zuck, edición electrónica.

82 Wilkinson/Boa, p. 465.

83 Walvoord/Zuck, edición electrónica.

84 Ryrie, p. 1966.

85 He elegido el bosquejo de Ron Blue de The Bible Knowledge Commentary. Este es uno de los más acertados e inovadores bosquejos que yo halla visto del libro de Santiago. Ron fue un compañero de aulas en el Seminario de Dallas y esta es una típica muestra de su excelente trabajo.

86 The NIV Study Bible Notes, Zondervan NIV Electronic Library.

87 Walvoord/Zuck, edición electrónica.

88 Nota al pie de página de la NET Bible, The Biblical Studies Press.

89 Walvoord/Zuck, edición electrónica.

90 Ryrie, p. 1984.

91 Walvoord/Zuck, edición electrónica.

92 tn El versículo 20 es interpretado de diversas maneras. Hay aquí tres términos claves que ayudan a decidir ambas: la interpretación y la tranducción. Además, su relación con el v. 21 nos indica su significado. (1) El término “acontecer” (givnetai [ginetai]) es a menudo tranducido “es un asunto” como en “es un asunto de su propia interpretation.” Pero el progresivo forzado de este verbo es mucho más común. (2) El adjetivo ijdiva (idias) se ha entendido que significa (a) propio de uno mismo (p.e., propio del lector), (b) suyo propio (p.e., propio de la profesía particular), o (c) del propio profeta. Estudiosos Católicos han tendido a ver esta relación respecto al lector (en el sentido de que ningún lector individual puede entender las escrituras, sino que necesita la interpretación elaborada por la Iglesia), mientras que los antiguos estudiosos Protestantes han tendido a ver esta relación respecto al pasaje individual siendo profetizado (por la doctrina de la Reforma de analogia fidei [analogía de la fe], o la escritura interpretando la escritura). Pero ninguno de estos puntos de vista resuelve satisfactoriamente la relación del v. 20 con el v. 21, ninguno de ellos justifica plenamente el significado de givnetai. (3) El significado de ejpivlusi (epilusis) es difícil de determinar, desde que es un término bíblico hapax legomenon. Sin embargo en el griego extra bíblico a veces se usa en el sentido de interpretación, esto no significa que este sea necesariamente su sentido. La idea escencial de la palabra es desdoblar, la cual puede indicar o una explicación o una creación. A veces tiene significado de solución o aún trance, ambos significados pueden facilmente acomodarse, de alguna manera, a la declaración de la profecía. Además, aún el significado explicación or interpretación fácilmente encaja en la declaración de la profecía, porque a menudo, si no frecuentemente, los profetas explicaban sus visiones y sueños. No hay referencia de esta palabra relacionándose a la interpretación de la escritura, sin embargo, si sugerimos que interpretación es el significado, entonces es la interpretación del profeta de su propia visión. (4) gavr (gar) al comienzo del v. 21 da la base para la verdad de la proposición del v. 20. La conección que hace el sentido más satisfactorio es que los profetas no inventaron sus propias profecías (v. 20), porque sus impulsos por profetizar vinieron de Dios (v. 21).

sn porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana. 2 Ped 1:20-21, luego, de un inclusio con el v. 16: la fe y esperanza cristiana no están fundadas en fábulas inteligentemente elaboradas, sino están fundadas en la firme Palabra de Dios — la cual, movidos por el Espíritu de Dios, hablaron los profetas. Lo que Pedro señala es lo mismo que se encuentra en cualquier parte del NT, p.e., que los profetas humanos no originaron el mensaje, sino que lo expresaron usando sus propias personalidades en el proceso.

93 Ryrie, p. 1990.

94 NIV Study Bible, Librería electrónica.

95 Craig S. Keener, The IVP Bible Background Commentary: New Testament, InterVarsity, Downers Grove, 1997, c 1993, edición electrónica, Logos Library System.

96 Nota de los Traductores, The NET Bible, The Biblical Studies Press, 1998, edición electrónica, Logos Library System.

97 Ryrie, p. 2000.

98 Walvoord/Zuck, edición electrónica.

99 NET Bible, edición electrónica.

100 Ryrie, p. 2005.

Related Topics: Introductions, Arguments, Outlines