Where the world comes to study the Bible

Don de Lenguas

Related Media

Traducido por Rafael Torres

Introduccion

Este no es el último capítulo en ser escrito sobre el tema de hablar en lenguas. Hombres (y mujeres) tendrán su atanción hasta que nuestro Señor regrese y le ponga fin a este asunto de una vez por todas. Es dificil decir cómo, cuándo y dónde el movimiento moderno de lenguas empezó. En muchos folletos y libros que he examinado las opiniones difieren. Sí sabemos que el fenómeno de hablar en lenguas está muy difundido, y por cierto ningun tema en el Cristianismo ha causado tan amplia division en sus rangos en nuestros tiempos como el hablar en lenguas

Todo creyente que cree en la Biblia y que estudia la Palabra de Dios está de acuerdo que el don de lenguas está presente en la Escritura inspirada. En el Nuevo Testamento aparecen dos listas en las cuales el don de lenguas esta incluido. En I Corintios 12:8-11 “géneros de lenguas” y “la interpretación de lenguas” se dice que son dones otorgados del Espíritu Santo. En I Corintios 12:28-30 “lenguas” aparece en la lista de dones. Podemos llamarlos “dones espirituales” de la palabra griega charisma, sugeriendo que el don es una otorgacion de la gracia de Dios. No es una abilidad natural que uno pueda desarollar, más bien es un don especial igual a aquellos mencionados en los pasajes anteriores en I Corintios.

El Espíritu Santo es soberano en la distribución de estos dones. Siguiendo la lista de estos dones, Pablo añade, “Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere” (I Corintios 12:11). Una persona misma no tiene todos estos dones, ni debemos buscarlos. Debemos tener cuidado de no confundir al Espiritu como el don dado al creyente con los dones que el Espíritu da al creyente. Cada creyente ha recibido el don del Espíritu, mas no todo creyente ha recibido los dones que el Espiritu otorga.

El Significado de Hablar en Lenguas

En mis viajes muchas personas se acercan con preguntas sobre las lenguas. Algunos preguntan sobre su significado. El término usado para identificar el movimiento de lenguas es “glossolalia,” compuesto de dos palabras Griegas, glossa (idioma o lengua) y lalia (habla). Por lo tanto, significa hablar en idiomas o lenguas. Glossologia es el departamento de antropologia que tiene que ver con el estudio y clasificacion de idiomas y dialectos.

La palabra glossa aparece en el Griego Nuevo Testamento no menos de cincuenta veces. Es usado para referirse al órgano fisico de la lengua en Santiago 3:5; una vez en referencia a las llamas de fuego en forma de lenguas (Hechos 2:3); por lo menos una vez en el sentido metafórico referente al habla tal como en la declaracion, “se gozo (alegre) mi lengua (habla)” (Hechos 2:26). Y yo entiendo los demás usos de la palabra siempre significa un idioma.

Cuando nuestro Señor predijo el don de lenguas (la única mencion de lenguas en los cuatro Evangelios) El dijo, “Y estas señales seguirán a los que creen; En mi nombre echaran fuera demonios; hablaran en nuevas lenguas” (Marcos 16:17). El adjetivo “nuevo” (Gr. kainos) solo puede decir que hablarían en idiomas nuevos para ellos, esto es, idiomas que ellos no habían aprendido o usado hasta entonces. Si yo digo que el idioma Russo es “nuevo” para mí, no quiero decir que jamás supe que existía tal idioma, sino que el uso es nuevo para mí porque no puedo hablarlo ni tampoco entenderlo cuando escucho a otros hablarlo. Pero por otro lado el idioma Aleman no es enteramente “nuevo” para mi porque puedo leerlo como hablarlo con un poco de entendimiento.

En Hechos 2:4 Lucas usa un adjetivo diferente cuando dice, “y empezaron hablar en otras lenguas.” La palabra “otras” (Gr. heteros) simplemente significa que hablaron en idiomas diferentes al idioma natural al cual ellos acostumbraban. El contexto comprueba esto. Es digno notar la reaccion sorprendida de parte de los oyentes—“Y estaban atonitos y maravillados, diciendo: Mirad, no son galileos todos estos que hablan? Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido?” (Hechos 2:7,8). Cada uno les oía hablar en su propia lengua (Hechos 2:6). Aquí la palabra “lengua” es la traduccion de dialekto de donde nuestra palabra “dialecto” proviene. Las palabras glossa (lengua) y dialektos (idioma) son usados sinónimamente, aclarando que los discípulos estaban hablando en lenguas conocidas diferente a la lengua nativa de ellos. En los versos 9-11 las lenguas son allí identificadas. Era un fenómeno milagroso el cual dio a los discípulos la habilidad de hablar en lenguas que ellos nunca habían aprendido. Aquí en el pasaje de Hechos tenemos el habla de lenguas en su forma pura y no pervertida tal y como Dios lo había dado.

Los siguientes versículos en el libro de Apocalipsis deben ser examinados cuidadosamente (Apocalipsis 5:9; 7:9; 10:11; 11:9; 13:7; 14:6; 17:15). En cada pasaje donde aparece la palabra “lengua” significa uno de los idiomas asociados con las nacionalidades, raza o linaje. Por lo tanto no veo razón porque alguien deba questionar que lenguas en esos pasajes en Marcos, Hechos y Apocalipsis significen idiomas.

Pero los problemas más serios se levantan en la interpretación de las veintiún referencias de lenguas en I Corintios capitulos 12-14. Hay aquellos que nos dicen que las lenguas en I Corintios son pronunciaciones o palabras ecstáticas no conocidas en ningun país en la tierra. Basan su conclusión en el termino “desconocidas” que aparecen en I Corintios 14:2, 4, 13, 14, 19, y 27. Pero el lector de este capítulo de la palabra d Dios no debe fallar en observar que la palabra “desconocida” siempre aparece en letras itálicas (esto solo se aplica a las versions inglesas, en las versions españolas aparece la palabra extraña), lo cual significa que no aparece en ningun manuscrito Griego sino que fue puesta por los traductores. El Espiritu no guió a Pablo a escribir diciendo que la lengua fuese “desconocida” o “extraña”.

Yo no encuentro justificacion de cambiar el significado de lenguas en I Corintios. En los demás lugares donde la palabra es usada significa idiomas. Por qué entonces debe ser cambiado el significado en I Corintios? Yo no conozco de ningun licencia textual que permita cambiar el significado de la palabra. Todos los usos de lengua en el tratamiento del tema se refiere a idiomas extanjeros. “Así también vosotros, si por la lengua no diereis palabra bien comprensible, como se entenderá lo que decis? Porque hablaréis al aire” (I Corintios 14:9).

No hay razón para alguien hablar sino converser con inteligencia. La palabra Giega laleo significa “Yo hablo.” La palabra nunca es usada para mero ruido o sonido. Ni es usada para describer murmullo o murmullo de balbuceos. El hablar de lenguas en el Nuevo Testamento era en el idioma nativo de los oyentes. El fenomeno sobrenatural que sucedió en el dia de Pentecostes fue el uso de un don en el cual las muchedumbres de otros países, reunidos en Jerusalem, escucharon el mensaje de Dios en su propio idioma. Era a la verdad un milagro de Dios.

Fuera una interpretacion rara y arbitraria de la Escritura que hiciera el habla de lenguas en el Nuevo Testamento todo menos que idiomas conocidos. No hay nada de evidencia Biblica que las lenguas escuchadas por alguien fuesen balbuceos incoherentes e incomprensibles.

El Ministerio De Hablar en Lenguas

En este punto de nuestro estudio miraremos cuidadosamente las razones del porque Dios dio el don de hablar en lenguas.

Primero, para comunicar el mensaje del evangelio. Con claridad inconfundible nos dice Pablo, “Asi que, las lenguas son por señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos. . . ” (I Corintios 14:22). La palabra “señal” (Gr. semeion) en el Nuevo Testamento es a menudo asociada con la transportacion de un mensaje dado-Divinamente a los incrédulos. Este es el énfasis en Juan 20:30, 31 donde leemos, “Hizo además Jesus otras señales en presencia de sus discipulos, las cuales no están escritas en este libro, pero estas se han escrito para que creais que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengais vida en su nombre.” Las señales (milagros) jamás fueron realizados sin propósito, sino por el mensaje que comunicaban.

La función verdadera del don de lenguas es “una señal. . . a los incredulos.” Ejercer el don cuando no había incredulous presente sería ejercer el don fuera del propósito por el cual fue dado. Los dones jamás fueron dados para la satisfacción o la gloria propia del que lo recibe. Aquel a quien el don fue otorgado era meramente un instrumento quien Dios quería comunicar Su mensaje.

Por el abuso y mal uso de las lenguas en las asambleas de los Corintios Pablo declara su propósito. La inmadurez espiritual de los santos en Corinto llamaba a la instrucción, así que en medio del discurso sobre las lenguas el escribe, “Hermanos, no seais niños en el modo de pensar: sino sed niños en la malicia, pero maduros en el modo de pensar” (I Corintios 14:20). En su maltrato de hablar en lenguas ellos mostraban su inmadurez, una pauta de comportamiento que caracterizaba los creyentes en Corinto. El Apóstol les recuerda que aun eran “niños en Cristo” (3:1).

Su fracaso de crecer espiritualmente resultó de su abandono del estudio de la Escritura. La Epístola a los Hebreos enfatiza este punto. “Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, teneis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuales son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habeis llegado a ser tales que teneis necesidad de leche, y no de alimento solido. Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño; pero el alimento solido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.” (Hebreos 5: 12-14). Pedro escribe, “desead como niños recien nacidos, la leche spiritual no adulterada, para que por ella crezcais para salvacion” (I Pedro 2:2). Uno encontrará confusion y licencia donde el studio de la Palabra de Dios está descuidada.

Regresemos ahora a I Corintios 14:20, inmediatamente después de reprenderlos con palabras, “Hermanos, no seais niños en el modo de pensar,” Pablo añade, “En la ley escrito está . . . ” (Vs. 21), así señalando su debilidad, o sea, su falta de conocimiento de aquello escrito en la Escritura del Antiguo Testamento. Habian fallado en estudiar la Palabra de Dios, y así se convirtieron en victimas de su desarrollo insuficiente.

El hablar en lenguas era un don otorgado o concedido por el Espíritu Santo, pero ese don, como cualquier otro, puede ser maltratado o mal usado. El hablar en lenguas no era una marca de espiritualidad, porque la iglesia en Corinto era todo menos espiritual, habiendo manifestado la carnalidad (3:1-3) y aun pecado serio (5:1). Y así Pablo les refiere una Escritura que debian conocer, diciendo, “En la ley escrito esta, En otras lengguas y con otros labios hablare a este pueblo: y ni aun asi me oiran, dice el Señor” (14:21).

Pablo aquí se está refiriendo a una profecía que Dios dio mediante Isaias. La nación de Israel había fallado en hacer caso al mensaje de Dios dada a los profetas, asi que Dios les dijo que en un tiempo futuro escucharian Su mensaje por otras lenguas (idiomas) aparte de la de ellos. “Porque en lengua de tartamudos, y en extrañna lengua hablare a este pueblo “ (Isaías 28: 11). Por lo tanto Pablo miró en esta profecia de Isaias el don de lenguas como señal a Israel. Las palabras “este pueblo” en Isaias 28: 11, en su contexto, puede referirse solo a Israel. El abuso del hablar en lenguas en Corinto no surgió de la creencia en el hablar de lenguas, sino del descuido de la Escritura que enseña su uso apropiado.

Este propósito del don de lenguas, de comunicar el mensaje de Dios a Israel, esta verificada en los tres pasajes en Hechos donde el hablar en lenguas es mencionado. En Hechos 2 el hablar en lenguas fue usado como una herramienta misionera o evangelística en el cumplimiento de Isaias 28:11. No había necesidad para los discipulos aprender otros idiomas antes de comunicar el Evangelio. Dios derrumbó la barrera del idioma mediante el milagroso-don de lenguas. En el dia de Pentecostes habia “judíos de todas las naciones bajo el cielo” (Hechos 2: 5). Y cuando los discipulos “y comenzaron hablar en otras lenguas, según que el Espiritu les daba que hablasen” (Hechos 2:4), los oyentes respondieron con una pregunta, “Como pues les oimos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido,?” (Hechos 2:8). Observe que eran “judíos” de otros paises que hablaban muchos idiomas y dialectos, y aun asi cada uno escuchaba el Evangelio en su propia lengua. La profecia de Isaias se cumplía.

En Hechos 10:46 occure la segunda mencion de hablar en lenguas. Y otra vez la ocasion fue de comunicar el Evangelio, esta vez para el propósito de efectuar la conversion de Cornelio y su casa. Esta evento no puede ser desasociado totalmente de Pentecostes porque Pedro, cuando relataba esta experiencia, dijo, “Y cuando commence a hablar, cayo el Espiritu Santo sobre ellos también, como sobre nosotros al principio” (Hechos 11: 15). En la casa de Cornelio el hablar de lenguas era una señal a los Judíos en un tiempo cuando el Evangelio estaba siendo comunicado (Hechos 10:44-46).

En Hechos 19:6 aparece el tercer pasaje en Hechos en el cual el hablar de lenguas es grabado. Y otra vez, el propósito era misionero y evangelístico. Cuando Pablo fue a Efeso encontro a los doce discípulos de Juan Bautista. Y les preguntó, “Recibisteis el Espiritu Santo cuando creisteis?” (Hechos 19:2) Estos en Efeso se consideraban cristianos porque escucharon por Apolos el mensaje de Juan. ¿Ya ven?, existe el creer para salvación y tambien el creer que no resulta en salvación. Este ultimo es meramente intelectual y académico, que aun Satanás y los demonios poseen (Santiago 2:19. cf. Marcos 5:7). Sin duda hay gente hoy que tienen una fe histórica en Jesucristo como hombre y aun como el Hijo de Dios pero que no han sido salvos. Pablo sospechaba que tal era el caso con los discípulos de Juan a quienes conoció en Efeso. Cuando el entendió que no eran salvos, el les dijo que debían confiar en Cristo para su salvación. Podemos entender la confusion que experimentaban en ese momento, y por lo tanto una señal evidencial era necesaria. “..., y al imponerles Pablo las manos, el Espiritu Santo bajo sobre ellos y empezaron a hablar lenguas y a profetizar. (Hechos 19:6). Y aun otra vez el proposito de hablar en lenguas es obviamente, para comunicar el mensaje del Evangelio.

Estos son los únicos casos donde el habla de lenguas aparecen en La Biblia, con la excepcion del pasaje en I Corintios. Y después de esto ningunas de las Epístolas mencionan el hablar de lenguas. El don fue usado exclusivamente en el periodo de transición de la Ley y la Gracia . Estos dones de señal continuaron por el período de los Apóstoles mientras el Nuevo Testamento estaba en el proceso de ser escrito.

Segundo, para confirmar el mensaje del Evangelio. No era meramente una señal de comunicacion sino tambien de confirmación. Cuando los Apóstoles usaron el don de lenguas fue porque ellos no tenían lo que tu y yo tenemos hoy, la Palabra de Dios completa, la revelacion llena y ultima de Dios al hombre. Cuando ellos iban predicando el Evangelio, su mensaje era confirmado por el uso de los dones como señal. El hablar de lenguas vindicaba al mensaje y al mensajero. “Con todo, las señales de apóstol han sido hechas entre vosotros en toda paciencia, por señales, prodigios y milagros” (II Corintios 12:12). Si uno pudiera encontrarse con un Apóstol que vio al Señor Jesus resucitado, el no usaría los dones de señal porque tendria lo que tú y yo tenemos, y lo que Pedro, Pablo y Juan no tenían, la completa Palabra de Dios. Ahora que tenemos las Escrituras no necesitamos milagros para confirmar el mensaje de Dios.

Las señales eran para lo Judíos y no para los Gentiles. “Porque los judios piden señales. . . ” (I Corintios 1:22). Repetidamente eran los judios que pedían una señal. “Entonces respondieron algunos de los escribas y de los fariseos, diciendo: Maestro, deseamos ver de ti señal” (Mateo 12:38). Y otra vez, “Vinieron los fariseos y los saduceos para tentarle, y le pidieron que les mostrase señal del cielo” (Mateo 16 :1). “Y los judíos respondieron y le dijeron: Qué señal nos muestras, ya que haces esto?” (Juan 2: 18). “Le dijeron entonces: Que señal, pues, haces tu, para que veamos, y te creamos? Qué obra haces?” (Juan 6:30). Todos estos que pedían señales eran Judíos, y todas sus insistencias sobre señales sería su triste final.

Durante la Tribulacion el Anticristo aparecera, “cuyo advenimiento es por la obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos” (II Tesalonicenses 2:9), y en ese tiempo muchos Judíos serán engañados a recibir al Anticristo como su Mesias.

Mirad que los que somos de Cristo no busquemos señales al igual a los Judios incrédulos. Nosotros los que somos del Señor tenemos las Sagradas Escrituras, asi que por lo tanto “caminemos por fe, no por vista” (II Corintios 5:7). Cuando el don de lenguas era usado era cuando había judíos presentes, era usado el habla de lenguas o para comunicar el Evangelio o para confirmar a los Judios que los Gentiles eran dignos de salvación y por lo tanto debían tener tambien el Evangelio. Tales confirmaciones son vistas en Hechos 10:45 y 19:6. “Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían. Amen” (Marcos 16:20).

Hoy, si alguien niega el mensaje de la escrita Palabra de Dios, no hay otra jurisprudencia a que apelar. En los días de los Apóstoles, aun no estando escrito el Nuevo Testamento, el Espiritu Santo apoyaba su mensaje acompañándolo con señales. Pero despues que estos hombres santos e inspirados hubiesen terminado el Nuevo Testamento, tales confirmaciones ya no eran necesarias. El hombre rico en el Infierno pidió a Abraham para que mandase a Lázaro de entre los muertos a testificar a sus cinco hermanos no convertidos, esperando que tal señal (o milagro) les guiaría a arrepentirse. Mas Abraham le dijo, “Si no oyen a Moises y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos” (Lucas 16: 27-31. La señal Pentecostés introdujo una nueva era antes de que se escribiese el Nuevo Testamento. Pero si el hombre hoy rechaza la Palabra inspirada de Dios, no deben buscarse señales sobrenaturales.

Un pasaje significante del Nuevo Testamento que añade al hecho de que los dones de señal fueron dados para confirmar el mensaje del Evangelio es Hebreos 2:3, 4: “como escaparemos nosotros, si descuidamos una salvacion tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron, testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigos y diversos milagros y repartimientos del Espiritu Santo segun su voluntad.” Si la Epistola a los Hebreos fue escrita entre 65 y 70 D.C. sería entonces obvio a quien el mensaje fue “confirmado” con señales y dones fue la generacion siguiente inmediata después de la muerte y resurrección de nuestro Señor.

Los Errores Acerca de Hablar en Lenguas

Como una introduccion a esta parte de nuestro estudio, quiero que veamos la introduccion de Pablo al tema de los dones espirituales. E incidentalmente, éste es el único lugar en toda la Biblia donde los dones espirituales son discutidos. El Apostol escribe, “No quiero, hermanos, que ignoreis acerca de los dones espirituales” (I Corintios 12: 1). En una version (Authorized Version) la palabra “dones” esta en letras de cursiva, mostrándonos que no aparece en ningunos de los manuscritos Griegos, sino que fue insertada por los traductores. Actualmenente Pablo le dijo a los Corintios, “No quiero que ignoreis acerca de “pneumatica” (los espirituales), significando claramente a los espirituales (creyentes).

Ahora, los Corintios no eran ignorantes de la realidad de los dones espirituales, puesto que el Apostol ya les había dicho, “.. que nada os falta en ningun don,..” (l :7). Cuando dijo, “No queiro que ignoreis”, no hablaba de su ignorancia de la existencia de los dones, sino de su ignorancia en el uso correcto de los dones. Estaban bien informados en cuanto a lo que eran los dones, pero eran ignorantes acerca del uso propio de los dones, que es evidenciado por los errores que cometían en el uso mismo de ellos.

Antes de que Pablo lance una discusión acerca los dones espiriutales, él les recuerda como fácilmente fueron descarriados. Les dice, “Sabeis que cuando erais gentiles, se os extraviaba llevandoos, como se os llevaba, a los ídolos mudos” (12:2). En sustancia está diciendo, “Antes de que me digan acerca de su experiencia dejenme recordarles de su falta de espiritualidad (3:1), y de su incapacidad de discernir entre el Espiritu Santo y los falsos profetas” (2:15). Porque eran carnales, “niños en Cristo” (3:1), su ejercicio o uso de los dones eran auto-inducidos por la energia carnal, y no por el Espiritu Santo. Todo cristiano que no usa sus dones apropiadamente, hace que el uso de ese don no vaya de acuerdo a la Palabra de Dios. Cualquiera de nosotros puede cometer errores en el uso de un don.

(1) Es un error asumir que el hablar en lenguas es sinónimo con el bautismo del Espiritu Santo.. No es enseñanza bíblica decir que todos los que son bautizados por el Espiritu Santo hablaran en lenguas. Las Escrituras declaran enfaticamente que todas las personas salvas ya han recibido el bautismo del Espiritu Santo. “Porque por un solo Espiritu fuimos todos bautizados en un cuerpo. . . ” (I Corintios 12:13). Todos los creyentes en Corinto recibieron el bautismo del Espiritu Santo, sin embargo no todos hablaron en lenguas. La pregunta hecha en versiculo 30, “hablan todos lenguas?” es parafraseada de manera a recibir la respuesta esperada, “No.”

La obra bautizadora del Espiritu no es una experiencia posterior a la salvacion. Más bien, es el acto en el cual el Espiritu Santo une al pecador creyente al cuerpo de Cristo. Aun mas enfaticamente, no hay otro medio por el cual uno puede hacerse miembro de la Iglesia que es el Cuerpo de Cristo. Todas las personas salvas han sido bautizadas por el Espiritu Santo, pero no todas esas personas hablan en lenguas. La obra bautizadora del Espíritu coloca al creyente en el Cuerpo posicionalmente.

Tengamos cuidado en no confundir el bautismo del Espíritu con el mandamiento de ser “llenos del Espiritu” (Efesios 5:18). Todo creyente comparte igualmente en esta posicion en Cristo y por lo tanto comparten igualmente en unión con El. Hay solo una experiencia del bautismo del Espíritu Santo pero puede haber muchas experiencias de ser llenos del Espiritu. Pablo dijo que no todo creyente en Corinto habla en lenguas (I Corintios 14: 5), y a la vez claramente afirmó que todos habían sido bautizados con el Espiritu Santo (I Corintios 12:13).

(2) Es un error asumir que hablar en lenguas es una evidencia de ser llenos del Espiritu. A todo creyente le es mandado ser “lleno del (controlado por) el Espíritu” (Efesios 5:18), pero en ningún lugar en las Escrituras se les manda a los creyentes hablar en lenguas. Un creyente puede estar bajo la influencia y control del Espiritu Santo y no hablar en lenguas. Existen numerosos ejemplos en que los discípulos han sido llenos del Espiritu pero no hablaron en lenguas. Ver Hechos 4:31 y 13:9-11. El ser lleno del Espiritu es ser controlado por el Espiritu. Hemos de creer que los miles de hombres y mujeres que fueron poderosamente usados por Dios quienes fueron entre los mejores misioneros en el mundo, del Evangelio de Cristo y los Maestros de la Biblia nunca fueron llenos del Espiritu porque jamas hablaron en lenguas? Perezca tal pensar!

Puede uno saber si es lleno del Espíritu? Miremos un versiculo en la Biblia donde el mandato de ser llenos es colocado. “No os embriagueis con vino, en el cual hay disolución; antes sed llenos del Espiritu, hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones; dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Someteos unos a otros en el temor de Dios.” (Efesios 5:18-21). Tres cosas son mencionadas como evidencia de ser llenos del Espiritu; un corazon alegre, un corazon agradecido y un corazon sumiso. Nada se nos dice de hablar en lenguas. Para resumirlo todo en una palabra o frase, como-Cristo es la manifestacion de ser lleno del Espiritu, y las Escrituras no nos dice que nuestro Señor alguna vez habló en lenguas.

(3) Es un error asumir que el hablar en lenguas es el fruto el Espiritu. El fruto del Espiritu resulta del hecho de estar lleno del Espiritu. El fruto del Espíritu es mencionado en Gálatas 5:22, 23 e incluye nueve características. “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza” Ninguno de los dones de señal estan incluidos aqui. El cristiano que está lleno del Espiritu manifestará el fruto del Espiritu sin ni siquiera haber hablado jamás en lenguas. De hecho, en Efesios y en Galatas, en el lugar donde se discuten la llenura y el fruto del Espiritu, no se menciona el hablar de lenguas. Aun más, en la lista de los dones mencionados por Pablo, dones que nuestro Señor otorgó sobre Su Iglesia, los dones (de señal) son omitidos o no mencionados. “Y el mismo constituyó, apostoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros” (Efesios 4:11).

Cada Cristiano deberia estar lleno del Espiritu y exhibir el fruto del Espiritu, pero no todo Cristiano tiene todos los dones. La Espiritualidad no depende del hablar en lenguas. La meta de Dios para todos sus hijos es que sean controlados por el Espíritu, pero esa meta no incluye el hablar en lenguas. Ningún cristiano debería sentirse que algo le está faltando, porque no habla en lenguas. La calidad de vida es la mayor evidencia del fruto y la llenura del Espiritu. Juan el Bautista fue lleno del Espiritu desde el vientre de su madre (Lucas 1:15), y a la vez no obró milagros ni habló en lenguas (Juan 10:41). Pero era tanto como Cristo que la gente que buscaba al Mesías fueron llevados a preguntarle, “¿Eres tú el Cristo?”

(4) Es un error asumir que el hablar en lenguas es evidencia de una fe propia. Al contrario, las personas que buscan señales y dones de señales muestran su falta de fe. Es pecado para cualquier cristiano el buscar señales para creer la Palabra de Dios. Como hemos mostrado en este estudio, “las lenguas son señal, no a los creyentes, sino para los incredulos” (I Corintios 14: 22). De modo que, los Cristianos en Corinto mostraban que eran debiles en la fe, y posiblemente algunos se identificaban como creyentes pero jamas habían sido salvos. La persona que busca cualquier señal, ya sea el hablar en lenguas u otro don de señal, es un niño en Cristo o un incrédulo.

Tomás es una ilustracion de un disicípulo débil en la fe que no creeria sino después de ver. Después que nuestro Señor se levantó de entre los muertos, se apareció a sus discípulos. “Pero Tomás, uno de los discípulos, llamado Dídimo, no estaba con ellos cuando Jesus vino. Le dijeron, pues, los discípulos, al Señor hemos visto. El les dijo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo, en el lugar de los clavos, y metiere mis manos en su costado, no creere” (Juan 20:24, 25). Tomas era igual que los Corintios, debil en fe, demandando ver la señal (milagro) antes de que creer.

Ocho días despues el Señor aparecio de nuevo. “Luego dijo a Tomas, Pon aqui tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y metela en mi costado: y no seas incredulo sino creyente.” (Juan 20:27). Tomas el dudor necesitaba una señal, y el Señor le aparecio para que no continuara sin fe. Y le dijo a Tomas, “Tomas, porque me has visto, crees, bienaventurados los que no vieron y creyeron” (Juan 20: 29). El creyente que estudia la Biblia y la cree,andara por fe, no por vista ni oido.

(5) Es un error buscar el don de lenguas. Es claro que no todos en Corinto hablaban en lenguas. Y ¿por qué no? El Apóstol dice, “Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espiritu es el mismo. . . a este es dada por el Espiritu palabra de sabiduria; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; a otro, fe por el mismo Espiritu; a otro dones de sanidades por el mismo Espiritu; A otro, el hacer milagros; a otro, profecia; a otro, discernimiento de espiritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretacion de lenguas. Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como El quiere” (I Corintios 12:4-11). Por favor note que los dones eran repartidos “como El (el Espiritu Santo) quiere,” no como nosotros queremos, “como El quiso” (vs. 18). La razón que todos los creyentes no tenían el don de lenguas es porque los dones son otorgados divinamente. El Espiritu distribuye y divide a cada creyente un don propio. Ni uno de nosotros es capaz de escoger su propio don. El Espiritu no otorgará un don según nuestro deseo u oración. No intente decirle a Dios cual don debería darle. Solo somos miembros del Cuerpo, y ningún miembro debe decir a la Cabeza qué hacer.

Hubiera sido un error para los Corintios buscar el don de lenguas, puesto que es el menor de todos los dones. Donde los dones son mencionados dos veces en I Corintios 12, en cada vez, las lenguas y su interpretacion son puestos al fin (vss 8-11 y 28-30). Note el orden en el ultimo pasaje: “Primeramente. . . luego . . .tercero . . . depues . . . ” El menor de ser deseado viene al fin de la lista, la escala según la importancia y uso. El lugar menor de las lenguas es aun más enfatizado en I Corintios 14:1, 5, 6, 19. Las sectas modernas de la lenguas les dirán que este es el único don que cuenta y que todo creyente debe tenerlo. Los Corintios erraban en sobreenfatizar el don de lenguas como el don más codiciado. Para ellos, las lenguas era el don de prestigio, y he alli el abuso y maltrato de este don en Corinto.

Pablo los carga de tal maltrato de los dones en el 12:31. Cuando dice, “Procurad los dones mejores. . .” no los exhorta u ordena, como lo indica el lenguaje original. Más bien les da un hecho comprobante, como lo dice el lenguaje original. En esencia les dice, “Estan deseando egoistamente los dones más espectaculares o demonstrativos.” La palabra “procurad” no es usada en el buen sentido, sino en el malo, uno de busca-egoista. “No estás satisfecho en ser pie, Escondido en la calceta o el zapato; quieres ser ojo. Quieres ser visto y oído.” Y añade el Apostol, “Mas yo os muestro un camino aún mas excelente. Si yo hablase en lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o cimbalo que retiñe “ (I Corintios 12:31,13:1).

Un joven que decía tener el don de lenguas me dijo que su base biblica para hacerlo era I Corintios 14:4, o sea, auto-edificacion. Pero esto es egoísta e incorrecto. Pablo si dijo, “El que habla en lengua extraña, a si mismo se edifica” (14:4), pero añade, “Asi tambien vosotros; pues que anhelais dones espirituales, procured abundar en ellos para edificacion de la iglesia” (14:12). Los dones fueron dados para la edificacion y provecho del Cuerpo entero de Cristo, no meramente un miembro. “..sino que los miembros todos se preocupen los unos por los otros” (12:25). La auto-edificacion es contraria al principio de amor enseñado en el Capitulo 13, pues el amor “no busca lo suyo” (13:5). Los dones fueron dados para provecho de todos (12:7).

(6) Es un error que la mujer hable en lenguas. “Vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar. . .” (14:34) aquí la prohibición tiene una relación directa con el problema en el cual el Apóstol esta lidiando, esto es, el hablar en lenguas. En el Capítulo 11 de esta Epístola él les dice a las mujeres como vestir cuando oren o profetizen en la iglesia (11 :3-10), por lo tanto el no prohibiría en el Capitulo 14 lo que ha reiterado en el Capitulo 11. El trasfondo de I Corintios 14:34 tiene referencia primordialmente a la mujer hablando en lenguas. Esta claro e inconfundible que el hablar en lenguas era un don limitado al hombre y nunca debía ser ejercido por la mujer. Ahora bien, no esta diciendo que la mujer no puede enseñar u orar, sino que no deben hablar en lenguas. En otro lugar Pablo dice, “Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio” (I Timothy 2: 12). El punto del pasaje es que el ministerio de la mujer no ejerca dominio sobre el hombre. Ella puede enseñar a niños o mujeres, pero no al hombre.

Si esta admonicion fuese escuchada, mucho del movimiento moderno de lenguas fuera eliminado. La mujer es la peor ofensora de la confusion moderna de lenguas. La palabra “hablar” en 14:34 es al misma palabra usada en el verso 28, por lo tanto no puede significar “balbuceo” que interrumpiera un servicio en la iglesia. El proposito de esta seccion entera es para mostrar el maltrato de este don. Los versos 27-33 dan instruccion al hombre en el tema del hablar en lenguas. “Si habla alguno (no alguna) en lengua extraña. . .” (14:27); los versos 34-36 son dirijidos a la “mujer” ejerciendo el don de lenguas. Si una mujer quisiera llevar el tema a Pablo, el haria esta pregunta, “Cual libro en todas las escrituras inspiradas fue escrito por resultado del Espiritu Santo revelándoselo a una mujer?” (Verso 36). Es un error que una mujer hable en lenguas.

(7) Es un error asumir que los dones de señal son dados a los creyentes hoy. Ahora bien, no estoy arbitrariamente cerrándole las puertas a los milagros. Dios interviene en maneras sobrenaturales haciendo milagros dónde y cuándo El quiere. El tema enfrente de nosotros es si la Biblia enseña o no, que ciertos dones fueron dados temporariamente. La evidencia de la Palabra de Dios debe ser nuestra fuente final de autoridad. Estoy enfatizando esto porque hay muchas personas que no son estudiantes de la Biblia, y por lo tanto su única fuente de sabiduria y entendimiento es subjetivo, siendo, la razón o experiencia. Cualquier cosa que apele a su razonamiento, o cualquier experiencia que hayan tenido, soluciona su problema de una vez por todas.

No es fuera de lo comun escuchar alguien decir algo asi: “No puedo creer en el Infierno porque no puedo concebir a un Dios amoroso mandando a alguien a tal lugar de tormento.” Tales personas pueden escuchar exposiciones claras y sanas de la doctrina biblica del Infierno, y aun asi rechazar la enseñanza biblica por sentimientos internos y la razon. Y así su razonalizacion llega a ser su autoridad final.

Pero no estoy sugeriendo que no hay validez en la experiencia o la razón. Estoy seguro que hay ocasiones en la cual la razon y experiencia están correctas. Pero ni la razon ni la experiencia pueden ser aceptadas como autoridad final. Mas alguien dirá: “He tenido la experiencia de hablar en lenguas; encuentro esta experiencia en el Nuevo Testamento; por lo tanto mi experiencia es genuina.” Cualquier cristiano maduro le dirá que tal argumento no es válido porque convierte la experiencia en la base de la verdad, de modo que si uno no experimenta todas las experiencias no tiene toda la verdad. La Filosofia Cristiana va de la verdad a la experiencia, y por lo tanto cualquier experiencia valida Cristiana debe ser determinada por la interpretacion correcta de las Santas Escrituras. La experiencia, la cual esta relacionada a nuestras emociones, puede ser engañosa, pero la interpretacion correcta de la Palabra de Dios no nos puede engañar.

Llegamos ahora a la pregunta, ¿Es el don de lenguas parte del programa de Dios para la iglesia hoy? Y si acaso es, sería incorrecto cerrar nuestras mentes a eso. Y si acaso no es, seria incorrecto insistir sobre el ejercicio del hablar en lenguas.

Vamos ahora a I Corintios 13. Mantenga en mente el hecho que el tema en los Capitulo 12-14 son los dones espirituales con el énfasis en las lenguas, porque era el don de lenguas que la iglesia en Corinto estaba abusando. El capítulo 12 concluye con “lenguas” (12:30) y el capitulo 13 empieza con “lenguas” (13:1). Obviamente, según el comportamiento de los Corintios ellos estaban faltos del fruto del Espiritu, eso es, el amor. Y es por eso que en el Capitulo 13 el Apóstol discute el ingrediente esencial del amor que sobrepasa los dones, y el cual sin él, el cristiano no es nada.

Entre los Corintios había divisiones y pleitos, pero el muy necesitado fruto del Espíritu, el amor, no estaba presente, de modo que Pablo escribe, “Si yo hablase en lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o cimbalo que retiñe.” (13 :1). En Corinto el hablar de lenguas llego a ser mucho ruido porque la carnalidad invadió el uso del don. Aun hoy existe tal prestigio espiritual asociado con el hablar de lenguas, que un cristiano que presuma cualquier don que Dios le ha dado manifiesta orgullo y esta falto de amor. Donde falta amor, el uso de cualquier don es sin valor.

Si los Cristianos toman en serio, en su contexto, toda la enseñanza de las lenguas en I Corintios, no fallarian mirar que el hablar de lenguas habría cesado. Pablo escribe, “El amor nunca deja de ser: pero las profecias acabaran, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabara” (13:8). Siempre habra la necesidad de amor, por lo tanto el amor nunca acabará. Pero cuando el canon es hecho “perfecto” (o completo), no Habrá más revelacion de Dios, ni en la profecia predictiva ni en sabiduría divinamente revelada diferente a la profecia. Los dones de “profecia” y “sabiduria” no seran necesarios con las Escrituras completas. Y “si alguno añadiere a estas cosas, Dios traera sobre el las plagas que estan escritas en este libro” (Apocalipsis 22:18).

Pablo reconoció la naturaleza incompleta de las Escituras en su día al decir, “Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos” (13:9), o más literal del Griego, “Porque en parte estamos conociendo, y en parte estamos profetizando. Luego añade, “Mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte acabara” (13:10). La palabra perfecto esta en el genero neutro, y por lo tanto se refiere a la perfecta (acabada o completada) Palabra de Dios. Si la palabra perfecto se hubiera referido a Cristo estuviera en el género masculino. Los dones de señal “se acabaron” (rendidos inoperativos) con la realizacion del Nuevo Testamento.

Y qué de la lenguas? “..y cesaran las lenguas” (13:8). Las lenguas cesarán (el Griego es patio), esto es, llegarán a un alto por completo. Quién necesita las lenguas? Solo los no enseñados, niños carnales en Cristo, pues Pablo añade, “Cuando era niño, hablaba como niño . . .mas cuando ya fui hombre, deje lo que era de niño” (13:11). La palabra “hablaba” en el contexto solo puede significar hablar en lenguas. De modo que Pablo mismo llego al lugar de la madurez cristiana, mediante la revelacion de Dios a el, donde las lenguas no eran necesarias. De manera que en el mismo contexto de las lenguas él amonesta a los Corintios, “Hermanos, no seais niños en el modo de pensar . . . pero maduros en el modo de pensar” (14:20). Experiencialmente, las lenguas cesan cuando el cristiano madura en una dieta de la Palabra. Actualmente, las lenguas son como habla de niños.

Por los últimos dos años he hecho mi práctica preguntarle a muchos maestros y eruditos de la Biblia, entre los cuales unos tienen un conocimiento rico del Hebreo y el Griego, si alguna vez han hablado en lenguas. Entre ellos, profesores y presidentes de seminarios. Y hasta la fecha no he tenido a uno de sesenta hombres decirme que han hablado en lenguas.

A mi me han preguntado si alguna vez he hablado en lenguas. No, no lo he hecho. Yo y Dios nos hemos llevado muy bien los pasados cuarenta y cinco años con el Inglés. Yo le hablo a El en el Ingles y El me escucha y me entiende. El me habla en Inglés (o Español) mediante su Palabra y yo lo entiendo.

Entonces ¿cómo podemos enetender el uso forzado del hablar en lenguas? No tengo todas las respuestas a esta pregunta, pero hare tres sugerencias para su consideracion al orar.

Primero, el hablar en lenguas pude ser auto-inducido, segundo, el hablar en lenguas puede ser inducido por el grupo. Tercero, el hablar en lenguas puede ser inducido satánicamente.

Desde la creación del hombre el plan insidioso de Satanas ha sido poner un velo entre los hijos de Dios y la Palabra sin error de Dios. Empezó en el Huerto del Eden donde el Diablo preguntó a Eva, “Conque Dios os ha dicho. . .?” (Genesis 3: 1), por lo tanto trayendo duda en cuanto la autoridad y autenticidad de lo Dios ha dicho. Y sabemos que éste enemigo ha apresurado el paso de su estrategia.

Nuestra presente generación está atestiguando el problema creciente de la actividad satánica en el ambiente de lo milagroso. Donde el Diablo no tiene éxito en quitarnos la Biblia, trabaja arduamente y busca quitarnos de la Biblia. Y tiene éxito en hacer que el cristiano enfoque su atencion en las afirmaciones de hombres y mujeres a alguna experiencia sobrenatural, y haciendo esto, estos buscadores tras las experiencias de otros no tienen ni tiempo ni interes en buscar en las Escrituras la verdad de Dios.

Dios si tiene un plan de como lidiar con la raza humana, y ese plan no incluye necesariamente la repeticion continua de los mismos milagros de cada siglo sucesivo. Los milagros de Dios son ocurrencias raras en la historia. El traslado corporal de Enoc de la tierra al cielo es el único milagro grabado ejecutado por Dios en mas de 1700 años entre Adan y el Diluvio.

La Iglesia de Cristo no necesita una Biblia nueva, ni apóstoles nuevos, ni sanadores nuevos de la fe, ni movimientos carismáticos, ni obradores de milagros auto-estilados. Lo que la Iglesia necesita es regresar a la Palabra de Dios y proclamar todo el consejo de Dios en el poder y amor del Espiritu Santo.

Y si mi lector nunca ha tenido una experiencia personal de salvacion por medio de la fe en Jesucristo, te urgo a que le recibas de una vez, “Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor sera salvo” (Romanos 10:13).

Related Topics: Tongues