Where the world comes to study the Bible

"Yo Estoy Contigo Siempre," Pase lo que Pase

Related Media

Dios es todopoderoso y omnisciente. ¿Pero has pensado recientemente acerca de su relación con el espacio? No con el espacio exterior, per se, sino en su relación hacia todo lugar en el mundo? El Dios a quien adoras es omnipresente. Jeremías bien lo dijo: ¿Se ocultará alguno, dice Jehová, en escondrijos donde yo no lo vea? ¿No lleno yo, dice Jehová, el cielo y la tierra? declara el Señor (Jer 23:24).

Esto significa que donde quiera que estemos, Dios está ahí. Esto significa que en este momento Dios está a tu lado y que si eres un Cristiano Él está contigo—de una manera muy especial—con todo su ser y con una completa y absoluta atención. Y más aún, al mismo tiempo, y de la misma manera, Él está conmigo y con cada uno de nuestros hermanos y hermanas alrededor del mundo. Por lo tanto, existe una relación íntima entre su conocimiento infinito y su presencia. El salmista lo supo y se asombró de la maravillosa naturaleza de Dios.

En el Salmo 139:1-4 el salmista tiene plena conciencia del conocimiento de Dios de todo acerca de él…

139:1 Jehová, tú me has examinado y conocido. 139:2 Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme. Has entendido desde lejos mis pensamientos. 139: 3 Has escudriñado mi andar y mi reposo, y todos mis caminos te son conocidos, 139:4 pues aún no está la palabra en mi lengua y ya tú, Jehová, la sabes toda. 139:5 Detrás y delante me rodeaste, y sobre mí pusiste tu mano. 139:6 Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí; ¡alto es, no lo puedo comprender

…el salmista entonces relaciona el íntimo conocimiento que Dios tiene acerca de nosotros, con su presencia con nosotros:

139:7 ¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? 139:8 Si subiere a los cielos, allí estás tú; Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás. 139:9 Si tomare las alas del alba. Y habitare en el extremo del mar, 139:10 Aun allí me guiará tu mano, Y me asirá tu diestra. 139:11 Si dijere: Ciertamente las tinieblas me encubrirán; Aun la noche resplandecerá alrededor de mí. 139:12 Aun las tinieblas no encubren de ti, Y la noche resplandece como el día; Lo mismo te son las tinieblas que la luz.

…entonces el salmista une el conocimiento de Dios y la presencia con su poder en la creación. Dios es Aquel que nos creó y determinó el plan para nuestras vidas (cf. Hch 17:24-28):

139:13 Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre. 139:14 Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, Y mi alma lo sabe muy bien. 139:15 No fue encubierto de ti mi cuerpo, Bien que en oculto fui formado, Y entretejido en lo más profundo de la tierra. 139:16 Mi embrión vieron tus ojos, Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas Que fueron luego formadas, Sin faltar una de ellas. (ver Jer 1:5).

Es asombroso que el salmista termina con una comprensión clara y penetrante de sus propias limitaciones y naturaleza en contraste con el infinito conocimiento, presencia y poder …

139:17 ¡Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos! ¡Cuán grande es la suma de ellos! 139:18 Si los enumero, se multiplican más que la arena; Despierto, y aún estoy contigo.

…¡El resultado neto es que debemos desear el establecimiento del reino de Dios tanto en el mundo como en nuestras propias vidas!

139:19 De cierto, oh Dios, harás morir al impío; Apartaos, pues, de mí, hombres sanguinarios. 139:20 Porque blasfemias dicen ellos contra ti; Tus enemigos toman en vano tu nombre. 139:21 ¿No odio, oh Jehová, a los que te aborrecen, Y me enardezco contra tus enemigos? 139:22 Los aborrezco por completo; Los tengo por enemigos. 139:23 Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos; 139:24 Y ve si hay en mí camino de perversidad, Y guíame en el camino eterno.

¿Así, que diferencia hace todo esto? Bien, pensémoslo. La omnipresencia de Dios significa que Jesús estará con nosotros al cumplir nuestra misión de hacer discípulos en todas las naciones. Él dijo a los discípulos que toda autoridad le había sido dada y que ellos debían ir a compartir su mensaje de fe y obediencia a toda la gente en el mundo y entonces agregó, “...y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Mat 28:19-20; cf. Gen 28:15).

Su omnipresencia además significa que cuando la gente viene a Cristo, y existen problemas en las relaciones, los cristianos pueden juntos solucionar estos problemas con el conocimiento pleno de que Cristo se encuentra presente con ellos. En Mat. 18:20 Él dijo – en el contexto de la disciplina de la Iglesia – que “Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre (i.e., para restaurar un(a) hermano(a) pecador(a)), allí estoy Yo en medio de ellos”. Ahora bien, la verdad es que Jesús está con los cristianos, ya sea que este una sóla persona o cientos presentes, pero quiere que sepamos que Él no nos abandonará en los aspectos difíciles del discipulado. Podemos contar con Su presencia cuando tengamos que tratar con un hermano pecador, confrontemos al cónyuge, cuestionemos a un joven en error, despidamos un empleado, cumplamos con las legítimas expectativas de nuestros hijos, enfrentemos dificultades en el trabajo, tratemos con clientes iracundos, etc.

Por lo tanto, la verdad de la omniprescencia de Dios representa buenas noticias porque nos asegura que sin importar lo que Dios nos llame a hacer, o lo que permita que pase en nuestras vidas, Él estará allí con nosotros. Él nunca nos dejará o abandonará.

Related Topics: Theology Proper (God), Devotionals