Where the world comes to study the Bible

La Llamada al Discipulado: Una Invitación a Descansar (Mateo 11:28-30)

Related Media

Introducción

Uno de los pasajes más queridos en el Nuevo Testamento es Mateo 11:28-30. En él, el Señor resume la invitación al discipulado que caracteriza Su ministerio terrenal, pero a fin de entender la invitación de este pasaje, tenemos que entender el contexto. En este pasaje el Señor se estaba dirigiendo al pueblo de Israel quien estaba atribulado y agobiado con el externalismo y los legales argumentos de haz esto y no hagas esto de los Fariseos, y con las consecuencias de eso—la culpa, frustración, y el descontento que siempre acompaña al legalismo.

Por ejemplo, en Mateo 23:2, Cristo se refiere a los Escribas y los Fariseos como los hombres que se sientan en “la silla de Moisés”. ¿Cual era Su punto? Los Fariseos reclamaban la autoridad de Moisés como intérpretes y maestros de la Ley, lo que quería decir que ellos también demandaban que todo aquello en Israel que se sometía a Moisés debería someterse también a ellos.

Entonces en Mateo 23:4, el Señor advirtió al pueblo acerca de la opresiva y legalista manera de ser de los Fariseos. El dijo, “Y ellos atan pesadas cargas, y las colocan sobre los hombros de los hombres.” El hablaba acerca de la manera como ellos habían Escondido el verdadero significado de la ley del Antiguo Testamento con todas las reglas y regulaciones religiosas que estos externalistas religiosos habían instituido como el modo de ser de Dios, como la verdadera espiritualidad, y como la manera de recibir las bendiciones de Dios en la vida. Ellos habían codificado la ley Mosaica en 365 prohibiciones y 250 mandamientos.

Pero aunque la ley del Antiguo Testamento era buena, santa, y justa no les daba libertad porque era su debilidad estaba en que dependía del hombre. No suministraba los medios para cumplir la ley y dejaba de esta ,manera al hombre bajo la culpa y la carga del pecado. Mas que libertad, traía opresión. Pablo la llamo una administración de muerte. En lugar de un sentido de liberación, traía un sentido de culpa y falla.

A aquellos que estaban bajo la ley Mosaica se les decía que estaban uncidos con Moisés. Aquellos que estaban bajo la autoridad de los fariseos se decía que estaban uncidos a los Fariseos. Como ilustración, vea 15:7-11.

Es en medio de este escenario religioso que el Señor hace una muy amable invitación a todos aquellos que quieran experimentar el alivio, gozo, y las bendiciones de Su vida a través de una relación de gracia y fe con El. Esta es una invitación que apunta a todos, al curioso y al convencido para llevarlos a un nivel de compromiso mas profundo en el cual ellos tomarán Su yugo y aprenderán de El como discípulos comprometidos.

¿Pero que significa todo esto?

La Invitación

“Vengan a Mí, todos los que están cansados y cargados”
(11:28a)

“Vengan” es deute, una particular imperativa de exhortación y estímulo con la fuerza de un imperativo, una fuerte súplica sobre la voluntad de los otros. Expresa el deseo y el compasivo corazón del Salvador y su súplica para que la gente venga a Él como un descanso de su opresión. Es una llamada a volverse de cualquier cosa que de lo que al presente este dependiendo y depender de Él.

Para aquellos que no tienen el Señor, es el equivalente a una llamada a creer en Él. Compare el contexto de la previa incredulidad en las ciudades de Corazín y Betsaida. (Mateo. 11:20-24).

Para aquellos que ya son creyentes, es un llamado a seguirle como un discípulo comprometido; es una llamada a volver completamente sus vidas hacia El.

“Hacia” es la preposición pros, una preposición que expresa cercana proximidad y una comunión íntima. Es la misma que se utiliza para expresar la comunión del Padre con el Hijo.

“Mí” es un pronombre personal, me. Note que los fariseos básicamente dijeron, “hagan como decimos, obedezcan nuestro sistema” pero el Señor Jesús dijo, “vengan a mí” ¿Cual es Su punto? Esto nos conduce a uno de los más grandes conceptos del Cristianismo que debe ser enseñado y comprendido. El Cristianismo es una relación con la persona de Jesucristo. Esto no es una llamada a un programa, ni a un sistema de religión, ni a una iglesia, y ciertamente no a un discipulador, o algún líder humano.

Demasiado a menudo los que discipulan a las personas terminan clonando subordinados mas que desarrollando personas semejantes a Cristo. Ellos hacen en las personas bosquejos de si mismas y reproduce imágenes talladas. En esencia, ellos dicen cosas como, “ponte de acuerdo conmigo, piensa como yo, vístete como yo, ensaña como yo lo hago, actúa como yo, y tendrás éxito, o tendrás un ministerio exitoso.”

A pesar que Dios usa a las iglesias, a las personas, y los sistemas teológicos, el Cristianismo es una relacion y personal con Jesucristo.

“Todos” apunta al significado universal de esta oferta. Nosotros nunca debemos ser parciales hacia ningún grupo, o clase o nacionalidad. En Cristo, Dios alcanza al mundo entero.

“Los que están cansados y cargados” apunta hacia los objetos de la suplica. Notemos varias cosas aquí:

Por favor tengan paciencia conmigo mientras uso un poquito de técnica y gramática. Tenemos aquí dos adjetivos participativos que son muy descriptivos. Aunque están apuntando a aquellos que están bajo el sistema Farisaico. Ellos realmente describen realmente la condición de todos aquellos que están ya sea sin Cristo como su Salvador, o a quienes, siendo creyentes, no están sometidos a El en intima comunión como discípulos aprendices. Estos son los que están “cansados y cargados.” Estos participios están conectados juntos cercanamente de una forma gramatical ( un articulo con ambos participios conectados con kai) como causa y efecto. La primera palabra, “cansado,” es el efecto, y la otra palabra, “cansados” nos da la causa. Veamos la causa primero.

“Cargados” es phortizo, “colocar una carga sobre; cargar como cuando se coloca una carga en el lomo de un buey. Entonces vino a significar “oprimidos por cargas legales.” Compare los siguientes versículos de Lucas.

Lucas 11:46 Pero El dijo,“Ay de ustedes juristas también !! Porque colocan cargas difíciles de llevar sobre los hombres, mientras ustedes mismos ni siquiera tocan las cargas con uno de sus dedos.”

El tiempo de la oración es perfecto lo cual llama nuestra atención al hecho de que tenemos resultados permanentes, la opresiva carga sobre las espaldas de los hombres. El Salvador obviamente tiene en mente a los Fariseos, pero incluye las carga del pecado como lo demuestra claramente la Ley del Antiguo Testamento la cual nos muestra a todos bajo el pecado, su culpa, y su muerte, y de este modo también, la carga y la frustración de cualquier solución por medio de la cual los hombres buscan negociar con su pecado y su vació sin Cristo.

“Cansado” es kopiao, “trabajar, agotarse, gastar gran esfuerzo en un trabajo duro y desagradable,” “cansarse, exhausto; trabajar al punto de quedar exhausto” Esta en el tiempo presente continuo, e indudablemente describe los esfuerzos sin fruto del hombre de tratar con su pecado, su culpa, y su miseria personal por medio de alguna forma de legalismo religioso, o por cualquier método o estrategia humana con la que él trata de tratar con el vació y las frustraciones de su alma (Col. 2:16-23).

La Seguridad y el Compromiso

“Y yo les daré descanso”
(11:28b)

“Yo” es la primera persona del singular del pronombre personal el cual de Nuevo nos recuerda que nuestra necesidad es la persona de Cristo, y una relación personal con El.

“Descansar” es anapauo que significa “refrescar, descansar,” pero también “dejar de trabajar.” Pero ¿como puede Cristo dar descanso? Su solución no parece del todo una solución después de todo. Después de todo , una broma es una broma.¿Correcto? No!

El Mandato

“Toma mi yugo sobre tí, y aprende de Mí”
(11:29a)

Esta es una llamada al discipulado y a los medios por los cuales el hombre encuentra descanso.

“Toma” es airo y significa “ocupar, elevar.” Aquí esta usado en el sentido de “llevar sobre uno mismo lo que ha sido levantado a modo de llevarlo” Es un aoristo imperativo y representa una decisión, algunas veces en crisis, de someterse al Señor. Es sin duda equivalente a “tomar tu cruz.”

“Mi yugo” es por supuesto la frase clave. El Señor no dijo, “vengan y les quitaré todo.” ¿Que es lo que significa esto? ¿Cómo no es esto simplemente otra broma o una contradicción?

“Y aprende” Este verbo está en el presente continuo y describe un proceso de discipulado, de un viaje de crecimiento y cambio a la semejanza de Cristo.

“Aprende” es manthano, la forma del verbo del cual viene mathetes, “discípulo”. Significa “aprender por investigación, pero también por el uso y por la practica, para adquirir el hábito de, estar acostumbrado a.”1 Significa “aprender, apropiarse por uno mismo menos por instrucción que por la experiencia y la practica.”2 (Ver también Heb. 5:8; 1 Ti. 5:4, 13; Tit. 3:14.)

La idea clave es adquirir una costumbre o un habito a través de la practica. ¡Comprende? El Señor esta hablando acerca de algo mas que la simple adquisición de información. El tiene en mente un cambio de vida, un estilo de vida transformado a través de una intima relación con El. Permítame comparar varios—Deut. 17:19; Ezra 7:10; Ps. 119:11; Jam. 1:22; Luke 6:47-49; 8:21; 11:28. Estamos hablando acerca de tener la actitud de un aprendiz, alguien que capta y busca aplicar la información que viene de Dios.

Los Incentivos

“Porque Yo soy manso … encontrarán descanso … y Mi carga es ligera”
(11:29b-30)

Este, hasta donde yo sé, es el único lugar donde el Señor nos dice como es realmente Su persona, pero esta descricipcion nos dice el porque tomar Su yugo no es simplemente cambiarlo por otro. ¿Cuál es Su punto? “Porque soy apacible … No teman mi yugo porque no siy como sus anteriores amos. Do not fear my yoke for I am not like your previous masters. Soy apacible y humilde. Ustedes sufren ahora porque sus amos presentes (los sistemas del mundo, Satanás, y su propia naturaleza pecadora) son arrogantes, orgullosos, y dominantes.”

“Fácil” es chrestos. Viene de un verbo que significa “provechoso, manejable, útil, aquel que llena una necesidad y lo hace bien.” En otrs palabras, esta diseñado para llenar nuestras necesidades, hecho a la medida.

“Luz” es elaphros, “ligero de peso, ágil, no gravoso, o dominante.”

Así que ¿qué significa tomar el yugo de Cristo? Tomar el yugo de Cristo significa someterse a Su persona como aquel que es apacible y manso, como uno que es gentil y compasivo y preocupado por nosotros. Significa ponerse a si mismo bajo su, unirse con El, pero la diferencia es, que El es el compañero de yugo y así es como El da descanso.

Tome nota de esta siguiente ilustración de dos bueyes, uno enorme, y uno muy pequeño.

Había un granjero labrando con un equipo de bueyes. Cando vi este equipo de alguna manera me sorprendí, porque uno era enorme y el otro un muy pequeño novillo. Este buey destacaba sobre el pequeño novillo que trabajaba con él. Yo estaba sorprendido y perplejo de ver un granjero tratando de arar com dos animales tan desiguales en el yugo y comenté esta disparidad al hombre con el cual yo estaba viajando. El detuvo el carro y dijo, ‘Quiero que te des cuenta de algo. ¿Ves la manera como esas huellas estan enganchadas al yugo? Observarás que el buey grande esta halando todo el peso. Ese buey pequeño esta atado al yugo pero realmente no esta halando ningun.’ Mi mente instintivamente vino a este pasaje de la donde nuestro Señor dice, “Toma mi yugo sobre tí, aprende de mí; porque yo soy …” Al uncir normalmente la carga es igualmente disribuida entre los dos que están uncidos juntos, pero cuando estamos uncidos a Jesucristo, El lleva la carga y nosotros que estamos uncidos a El compartimos el gozo y el acompañamiento del trabajo pero sin llevar la carga del yugo.3

Conclusion

¿Como podemos someternos al yugo del Señor ? La respuesta esta en el “aprende de mí.”

El nos esta llamando a servir, pero trabajamos y servimos en la fuerza que El nos dá. El esta siempre a nuestro lado halando el peso por nosotros si solamente rendimos nuestras vidas a El. La única ocasión en que la carga viene a ser opresiva es cuando tratamos de hacernos cargo de la situación y halar o manejar la carga por nosotros mismos.

Muchos de nosotros nos llamamos “discipulos” a nosotros mismos, pero ¿tenemos realmente ese derecho? Hemos respondido a El como nuestro Salvador, hemos venido a El, pero cuando El quiere ponernos el yugo alrededor del cuello y unirnos a El, bien, nos resistimos, retrocedemos, nos rehusamos a escuchar verdaderamente y someternos a Su Palabra y reconocer Su autoridad.

Realmente rehusamos confiar en Su mansedumbre y bondad. Miramos hacia el yugo y pensamos que no nos queda cuando en realidad, esta perfectamente diseñado para nosotros en el hecho de que nos hará semejantes a El, pero tambien porque esta hecho a nuestra medida.

En el rancho donde crecí, mi papá y yo soliamos tomar caballos y montarlos y luego los entrenábamos para que realizaran varias tareas de acuerdo a sus habilidades y su raza. Siempre, la primera cosa que hacíamos era ganarnos su confianza. Luego los entrenabamos para que respondieran comandos, para que se voltearan y se pararan sobre una pequeña moneda, que retrocedieran, que siguieran un becerro, que se pararan calmada y equilibradamente en posicion para alistarse a perseguir un becerro en un concurso, etc. Algunos fueron entrenados como caballos de cacería, y algunos como caballos para lazar. Pero primero habia un proceso de preocuparse amablemente de ellos. Los cepillabamos, recortabamos sus patas, los alimentabamos, But first there was the process of gently caring for them. We brushed them, trimmed their hoofs, fed them, y les colocabamos cabestro a modo de que pudieramos conducirlos de un lugar a otro. A menudo ataríamos el caballo más joven a un caballo mas viejo y mas fuerte y lo conduciríamos alrededor del corral. Luego, cuando eran suficientemente grandes para soportar un jinete, nos subiríamos a la montura mientrs el caballo joven estaba todavía atado al cuerno de la montura del caballo más grande. Algunas veces, debido a que el caballo joven confiaba e nosotros, este último paso no era necesario. Entones venía el proceso de enseñarle al caballo a responder a los comandos y a otras señales.

A estos caballos jovenes, no les gustaban las nuevas condiciones al principio. Los asustaba y querían su libertad, pero con el tiempo, ta traves de la mansedumbre del entrenador quien amaba el caballo y a traves del ejemplo de los caballos mas viejos, ellos llegaron a entrenarse y aprendieron a amar lo que hacian. No erauna carga para ellos. Ellos a menudo tenian que trabajar duro y verdaderamente sudarían, pero amaban hacerlo. Era una carga adecuada para sus habilidades y sus instintos naturales.

De modo que el Salvador prometió, “Porque mi yugo es fácil,y Mi carga es ligera.” Esta hecha a la medida para cada uno de nosotros y además, El esta siempre alli con nosotros para llevar la carga.

J. Hampton Keathley III, Th.M. se graduó en 1966 del Seminario Teologico de Dallas y ha sido pastor por 28 años. Hampton actualmente escribe para la Fundacion de Estudios Biblicos y ocasionalmente enseña Griego del Nuevo Testamento en el Moody Northwest ( una extension del Instituto Biblico Moody) en Spokane, Washington.


1 G. Abbott-Smith, A Manual Greek Lexicon of the New Testament, 3rd edition, T. & T. Clark, Edinburgh, 1937, p. 277.

2 Walter Bauer, Wilbur F. Gingrich, and Frederick W. Danker, A Greek-English Lexicon of the New Testament and Other Early Christian Literature, University of Chicago Press, Chicago, 1979.

3 Dwight Pentecost, Design for Discipleship, Zondervan, Grand Rapids, 1971, pp. 27-28.

Related Topics: Discipleship, Missions