Where the world comes to study the Bible

Entendiendo el significado del Termino "Discípulo"

IA. El Termino “Discípulo” y el Concepto de “Discipulado”

1B. Significado Básico de ‘ maghthv’

El termino Griego ‘ maghthv’ (matee –te-s) se refiere generalmente a cualquier ‘estudiante’, ‘alumno’, ‘aprendiz’, o ‘partidario’, lo opuesto de un ‘maestro’. En el mundo antiguo, sin embargo, es comúnmente asociado, con personas que eran seguidores devotos de un gran líder religioso o maestro de filosofía.

2B. En el Antiguo Testamento1

1C. El Termino

El termino “ maghthv” no ocurre en la traducción Griega del Antiguo Testamento (ej., la Septuaginta {LXX}.2 No obstante, esto no quiere decir, que otros términos no son usados o que el concepto y practica no este ahí. Efectivamente, tal parece que lo esta.

2C. El Concepto y La Practica

Varias tradiciones dentro de la vida nacional de Israel hacen razonable asumir que el concepto y la practica del discipulado personal ya existía.

1D. Isaías 8: 16 y 50: 4

“Vincular el texto como evidencia legal, sellando así el record oficial de las instrucciones de Dios y pasarlas a Sus seguidores” ( Vd.*Mal!B=). El termino Hebreo para seguidores es from dml el cual quiere decir “Aprender” o “instruir” y puede indicar que Isaías desarrollo “un circuló” de discípulos que él personalmente instruía y podía promulgar sus enseñanzas a muchos en la nación. Como lo dice Watts, tal parece que Isaías quería depositar “su tesoro de advertencias y enseñanzas con sus discípulos”.3 Es decir, a pesar que él no tuvo una educación formal, tal y como lo vemos en Eliseo (1ra. Reyes 20:35; 2Reyes 2:3-15; 4: 1-38), él, sin embargo, junto a ciertos hombres alrededor de él y transmitió sus enseñanzas a ellos.

En Isaías 50: 4 dice que Dios lo despierta cada mañana y le da habilidad para escuchar y aprender. De esta manera es como un discípulo ( <yd!WML!K^). Por lo tanto, estar involucrado dentro del concepto de ser un discípulo requiere de un corazón dispuesto, que escucha y obedece.

2D. Otros Textos y Tradiciones Israelitas

Existen otras instituciones y tradiciones en Israel lo cual necesita algún nivel de discipulado personal. Esto se esperaba en la escuela de profetas (1 Samuel 19:20-24;4 1 Reyes 20:35; 2 Reyes 2:3-15; 4:1-38) y es más evidente en el conocimiento total tradicionalista que era el estilo de vida hebrea (Prov. 1-9). De igual manera, no existe instrucciones explicitas en como personalmente discipular a otro, excepto en el hogar (cf. Deut 6).

3B. En la Cultura Griega

Los Griegos usaban el termino maqhthv" para referirse a un “aprendiz”, o en un nivel más comprometido, un “partidario”. Los Sofistas usaban el termino para referirse a un “estudiante institucional”. En los tiempos de Jesús maqhthv" se usaba en Helenismo para referirse simplemente a un “aprendiz”, pero aparentemente más seguido que a un “partidario” de un maestro sabio (Dio Chrysostom, Regno 1.38.6). Con referencia a la naturaleza del partidario involucrado, Wilkins hace esta observación:

El tipo de partidario fue determinado por el maestro, partiendo de ser el seguidor de un gran penzante y maestro del pasado como Sócrates, de ser el discípulo de un filosofo como Pitágoras, de ser el partidario de un maestro religioso como Epikuros.5

4B. En la Cultura Hebrea del Primer Siglo

Así como había “discípulos” en el mundo Griego Romano del primer siglo, ya existía gente a la que se les llamaba discípulos en el Judaísmo de igual manera. Tal gente estaba comprometida ya sea un movimiento o a un líder de renombre. Esto incluía partidarios Judíos de escuelas de Filosofía o sectas políticas o religiosas. Los Fariseos aparentemente tenían sus propios discípulos y estos también decían ser discípulos de Moisés (Juan 9:28-296). Juan el Bautista también tenia discípulos que Vivian con él y lo seguían que practicaban su estilo de vida ascético, y promulgaba (hasta cierto sentido) sus enseñanzas (Marcos 2:18; Lucas 11:1; Juan 3:25; Hechos 19:1-7).

En general, la educación de jóvenes en el primer siglo el Judaísmo se centraba en el hogar al rededor del aprendizaje del Torra. El Torra, se enseñaba primordialmente por el Padre. Pero en los tiempos de Jesús hay evidencia que sugiere que la escuela primaria (beth Sepher) fue desarrollada para mitigar contra las invasiones del Helenismo.7 pero después que el muchacho cumplía trece años de edad no había más educación formal de este tipo. Si él deseaba más entrenamiento y preparación para sí poder ser un juez, maestro, escriba o cabeza de una sinagoga, él podría continuar sus estudios del Torra en un grupo pequeño o buscar el estudiar siendo un discípulo bajo cierto maestro.8 El apóstol Pablo es un ejemplo de un joven Judío que dejo su hogar (Tarsos) para estudiar la Ley Gamaliel, un famoso Rabino en Jerusalén (Hechos 5:34; 22:3).

5B. Resumen

Existe evidencia que el discipulado personal se manejaba entre los Griegos y Judíos. Aunque el termino “discípulo” se usaba en diferentes términos en la literatura de aquel periodo, hay ejemplos de discipulado que se refieren a personas comprometidas a seguir a un gran líder, imitando su vida y transmitiendo sus enseñanzas. En estos casos, discipulado significaba algo más de solo transmisión de información. Nuevamente, esto se refería a imitar la vida del maestro, inculcando sus valores, y reproduciendo sus enseñanzas. Para el joven Judío de más de trece años esto significaba ir a estudiar con un maestro del Torra reconocido, imitando su vida y fe, y enfocarse en concentrarse en dominar la Ley Mosaica como también la interpretación tradicional de la misma.

IIA. El llamado de Jesús a Discipular: Su Triple Naturaleza

1B. El Discipulado como llamado a un Compromiso Personal con Jesús

1C. El llamado: Estar con Él y Conocerle a Él (Marcos 3:14)

Al principio de Su ministerio Jesús llamo a ciertos hombres a estar con Él y a seguirle; Él llamo a doce discípulos a estar a Su lado. Aunque literalmente hoy en día no podemos caminar con Él, a través de Su Espíritu, sin embargo hemos sido llamados por Él de igual manera. Hemos sido llamados a Su lado para así poder estar con Él y realmente conocerle, y a la vez le sigamos en el camino al discipulado. Pero el corazón del llamado de Cristo es estar con Él y conocerle íntimamente.

1D. Marcos 3:14

Él asigno a doce (Los cuales llamo apóstoles), para que pudieran estar con Él y después los pudiera mandar a predicar.

2D. 1 Corintios 1:9

Dios quien nos ha llamado a tener comunión con Su Hijo Jesucristo nuestro Señor es fiel.

3D. Filipenses 3:10

Mi fin es conocerle, y el poder de Su resurrección y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a Él en su muerte, 3:11 si en alguna manera llegase a la resurrección de entre los muertos.

2C. La Meta: Gozarse en Él y ser como Él (Lucas 6:40)

Jesús nos ha llamado a Su lado, no solo para trabajar. Su llamado__ y no te equivoques es un llamado__ es primeramente un llamado a conocerle (cf. Mat. 4:19), tener comunión intima con Él (1 Cor 1:9) y gozarnos en Él. Esto es primario y necesario. Si los discípulos hubieran perdido interés en Él como persona y amigo, ellos no hubieran continuado caminado con Él. Nosotros no somos diferentes. Esta dentro del contexto de profundizar la intimidad a la que nos manda a ser como Él. En breve, es primeramente a través de la comunión con el Maestro que empezamos a parecer, sentirnos y actuar como el Maestro (cf. 2 Cor 3:18).

1D. 1 Corintios 1:9

Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunión con Su Hijo Jesucristo nuestro Señor.

2. Filipenses 3:10-11

10 a fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a su muerte, 11 si en alguna manera llegase a la resurrección de entre los muertos.

3. Lucas 6:40

El discípulo no es superior a su maestro; más todo el que fuere perfeccionado, (kathrtismevno") será como su maestro.

2D. Juan 13:14-17

13:14 Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debeís lavaros los pies los unos a los otros. 13:15 Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagaís. 13:16 De cierto, de cierto os digo: El siervo no es mayor que su Señor, ( kuvrio"), ni el enviado es mayor que el que le envió. 13:17 Si sabéis estas cosas, bienaventurados seréis si las hiciereis.

4D. 1 Corintios 11:1

Sed imitadores ( mimhtaiv) de mí, así como yo de Cristo.

2B. Discipulado como llamado de seguir a Jesús

Discipulado es un llamado a estar con, conocer y gozarse en el Maestro. En este sentido, el llamado Bíblico al discipulado presupone la salvación, ej., que una persona ha creído en Cristo como Señor y Salvador y continua creyendo en Él. Pero el discipulado es también un llamado a seguir a Jesús y este en ocasiones no es cosa fácil. Él demanda una obediencia exclusiva, completa, y sin titubeó para con Él. Aquí es donde su llamado al discipulado es tan radicalmente diferente de Plato que recalcaba la libertad del estudiante del maestro o incluso de los líderes judíos religiosos que se enfocan más en el Torra y alejaban a los discípulos de ellos. Jesús, por otro lado, señalaba a la gente a si mismo9 (y aun lo hace) y los llama a compromisos radicales con Él. El llamado de Jesús al discipulado es un llamado a ser como Jesús lo cual incluye por lo menos tres hechos relacionados: (1) la demanda; (2) la promesa añadida; y (3) la gracia.

1C. La Demanda

El llamado de Jesús al discipulado es un llamado al todo o al nada, abarcando cada área de nuestras vidas. Involucra el darle la preeminencia sobre nuestras relaciones más cercanas y sobre nuestros deseos que tengamos en nuestras vidas. En breve, involucra en convertirse en su siervo en el mundo y entregarle nuestras vidas hasta el fin. Paradójicamente renunciamos a aquello que no podemos retener para ganar aquello que no podemos perder. Si no lo hacemos, lo perdemos todo al final (cf. Mat. 16:25).

La cruz fue un instrumento de muerte y bien conocida por los Judíos. El sufrimiento, fue intolerable. Pero Jesús dijo que la tomemos y le sigamos. Esto seria, en la naturaleza del caso, involucra el negarse uno mismo. Aquel que toma su cruz camina por un camino de un solo sentido para nunca regresar.

1D. Lucas 9:23-24

9:23 Y decía a todos: Si alguno quiere viniere en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame. 9:24 Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mi, este la salvara.

2D. Lucas 14:25-35

14:25 Grandes multitudes iban con él; y volviéndose, les dijo: 14:26 Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo. 14:27 Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo. 14:28 Porque ¿Quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla? 14:29 No sea que después que haya puesto el cimiento, y no pueda acabarla, todos los que lo vean comiencen a hacer burla de Él, 14:30 diciendo: Este hombre comenzó a edificar, y no pudo acabar.14:31¿O qué rey, al marchar a la guerra contra otro rey, no se sienta primero y considera si puede hacer frente con diez miel al que viene contra él con veinte mil? 14:32 Y si no puede, cuando el otro está todavía lejos, le envía una embajada y le pide condiciones de paz. 14:33 Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo. 14:34 Buena es la sal; mas si la sal se hiciere insípida, ¿con qué se sazonara?14:35 Ni para la tierra ni para el muladar es útil; la arrojan fuera. El que tiene oídos para oír, oiga.

3D. Marcos 10:42-45

10:42 Más Jesús, llamándolos, les dijo: Sabéis que los que son tenidos por gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y sus grandes ejercen sobre ellas potestad. 10:43 Pero no será así entre vosotros, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor. 10:44 y el que de vosotros quiera ser el primero, será servidor de todos. 10:45 For even the Son of Man did not come to be served but to serve, and to give his life as a ransom for many.”

2C. La Gracia

La demanda del llamado de Jesús al discipulado es imposible para un ser humano, sin ayuda para lograrlo. Tenemos que tener recursos para lograr este estilo de vida. Esos recursos vienen directamente de parte de Cristo y se nos prometieron a nosotros si permanecemos en Él. Ese es el punto de la enseñanza de Jesús en Juan 15:1-11ff. Él les dijo a sus discípulos que aunque estaba partiendo del mundo, no obstante el continuaría su vida y ministerio a través de ellos, sus elegidos (15:16). Desde Juan 14:26, 15:26 y 16:13-14 sabemos que su vida continuo a través de sus discípulos en la persona de su Espíritu Santo (cf. Rom 8:9; 1 Cor 3:16). Hablaremos más de esto cuando discutamos sobre la relación del discípulo con el Reino de Dios.

1D. Mateo 11:28-30

Todos los que escucharon a Jesús eran agricultores y bien familiarizados con las metáforas de la agricultura. Ellos entendían el significado de las cargas “físicas”. Probablemente Jesús se refería a las cargas religiosas impuestas sobre la gente por sus maestros religiosos, quienes incidentalmente, nunca levantaban un dedo para ayudar. Pero, Jesús era diferente. Él definitivamente tenia un yugo, pero Él era manso, humilde de corazón, y su yugo era fácil y su carga ligera.

11:28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. 11:29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallareis descanso para vuestras almas; 11:30 Porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

2D. Juan 15:5-8

15:5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en Él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. 15:6 El que en mi no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden. 15:7 Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. 15:8 En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.

3C. La Promesa

El llamado al discipulado no esta excepto a las luchas, sufrimientos y en ocasiones dificultades tensas. Pero también con sus promesas. En Marcos 10:28ff Jesús fue rápido a recordar a las preguntas de sus discípulos que había una recompensa por seguirle. Jesús no reprendió a Pedro por la implicación de su pregunta, “¿Qué será de nosotros entonces?” se dirigió a esta introduciéndola con una promesa de tres lazos a través de una declaración solemne: “Y a la verdad os digo….”Aquellos que dejen familia, amigos, etc. por Jesús y el evangelio recibirían (1) cien veces más lo que habían perdido (en la nueva comunidad de la fe); (2) el sufrir persecución, y (3) el tener vida eterna cuando Cristo venga 10 La ocasión para distribuir las recompensas y la persecución están en las manos del Señor.

Marcos 10:28 Entonces Pedro comenzó a decirle: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo, y te hemos seguido. 10:29 Respondiendo Jesús y dijo: De cierto os digo que no hay ninguno que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por causa de mí y del evangelio, 10:30 que no reciba cien veces más ahora en este tiempo; casas, hermanos, hermanas, madres, hijos y tierras, con persecuciones; y en el siglo venidero la vida eterna. 10:31 Pero muchos primeros serán postreros, y los postreros, primeros.

3B. Discipulado como llamado para “Hacer Discípulos”

La idea que Jesús estuviera llamando a los discípulos a si mismo para un propósito especial es evidente en su llamado inicial. Él llamo a sus discípulos diciendo: “Venid en pos de mi, Y os haré Pescadores de hombres” (Mat. 4:19; Marcos 1:17).11 Este comentario inicial sobre alcanzar hombres fue re-afirmado como un mandamiento cuando el Cristo resucitado estuvo frente a sus discípulos en mateo 28: 18-20. Exploremos esto ahora.

1C. El Ttexto: Mateo 28:18-20

28:18 Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda Potestad me es dada en el cielo y en la tierra. 28:19 Por lo tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 28:20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os es mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

2C. El Contexto: “Toda Autoridad en el Cielo y la Tierra”

Jesús ejercio autoridad absoluta durante su ministerio terrenal. Levanto a los muertos, juzgo a los hombres y perdono pecados. Hizo milagros y hablo palabras frescas de revelación vinculante (24:35). Su autoridad, sin embargo, ahora se extiende tanto al cielo como a la tierra y al universo entero (cf. Heb 1:3).12 No solo gobierna la tierra, pero también el cielo. Esta en pleno control de todas las cosas. En la luz del ejercicio ilimitado de su autoridad absoluta sobre cada persona, tribu, nación, y lengua a la cual manda a sus discípulos a “ir y haced discípulos”. (cf. Eph 1:20-23).

3C. El Mandato: “Id, y haced discípulos….”

El terminó: “Id” no quiere decir “conforme tu vas” pero toma en si la fuerza imperativa del verbo “haced”. Esta subordinada al enfoque de “haced”, pero aun comunica el mandato de ¡“id”! la idea de haced discípulos esta encarnada en la idea de enseñarles a obedecer todo lo que Jesús manda. Nosotros estamos supuestos a animar a la gente a someterse al señorío de Cristo tal y como lo expresan sus enseñanzas a los discípulos y estamos supuestos a mostrar como se ve esto a través de nuestras vidas.

4C. El Contexto: Bautizar y Enseñar

Los dos participios “bautismo” y “enseñar”, mientras relacionado al verbo “haced”, no solo transmite la idea de la manera, pero más bien esta intencionada a mostrar dos elementos que predominan en el proceso el proceso de llevar a la acción el verbo principal. En pocas palabras, dos elementos que deben caracterizar el proceso de hacer discípulos son bautizar y enseñar. Los discípulos han de ser bautizados a un entendimiento Trinitario de Dios y relacionarse con él, y ser enseñados a obedecer implícitamente lo que él Mesías Jesús nos enseño (ahora preservado en las escrituras). Conforme llevamos acabo la obra de discipular a las naciones, el pacto Abrahamico se esta cumpliendo. (Mat 1:1).

5C. La Continuidad: “Yo estoy con vosotros….”

En la obra desalentadora de discipular a las naciones, los discípulos necesitaban saber_ y nosotros también_ que su (nuestro) Cristo resucitado estaría con ellos. Que Él esta en control de las naciones y que nos ha enviado a ellas con el mensaje de vida eterna. Ahora, a través de la fuerza que siempre esta en nosotros en la persona de Su Espíritu Santo (Col 1:28-29) estamos para animarlos y recibirlos al reino y vivir la vida de Jesús, valores y compromisos.

IIIA. Resumen

Hagamos un breve resumen de todo lo que hemos estado hablando hasta el momento. Para nuestros propósitos, entonces, un “discípulo de Cristo” es alguien que ha sido llamado a conocer a Cristo primero, después a seguirlo, y por ultimo hacer discípulos de todas las naciones. Esto es, después de nosotros conocer a Cristo nos hacemos a su semejanza _ pensamos, sentimos, y vivimos tal y como Él manda. En este ambiente espiritual de una relación personal con él, esto es, a la luz de nuestra propia experiencia del reino, Él nos llama a ser sus discípulos. Debemos seguirle, en las buenas y en las malas, concientes que él esta ahí y que nos recompensara en su tiempo; después de todo él es el Señor. Pero el discipulado no solo involucra a estar con él, ser como él, y seguirlo, también significa que nos comprometemos de hacer discípulos de otros—igualmente, cada nación bajo del sol. La Gran Comisión no es solo una gran idea—aunque sea eso—es el ritmo con el que marcha la iglesia. Según tengo entendido, no ha comunicado ningún otro plan.

IVA. Preguntas para Meditar

1. En tus propias palabras que significa ser un discípulo de Cristo.

2. ¿Porque Jesús nos llama a un compromiso tan radical con Él?

3. ¿Porque es importante ver que nuestro juramento a Cristo es primero y esta por encima del trabajo de discipular a otros?

4. ¿Qué es más importante para ti sobre el discipulado y que te cuesta trabajo hacer? ¿Qué es lo que más temes?

5. ¿Como la promesa de Mateo 11:28-30 y 28:20 te ayuda en tu disposición de ir y discipular a la gente?

6. Jesús dijo que discipular a otra persona significa enseñarles a obedecer. ¿Estas excluido del trabajo de discipular a otros si no posees el don de enseñar?

7. ¿Quienes son algunas personas por las cuales puedes empezar a orar desde ahora? ¿Cómo puede Dios usarte para dscipularlos, trabajar con ellos, para su progreso y gozo en la fe?


1 Ver M. J. Wilkins, “Discípulos”, en Diccionario de Jesús y los evangelios”, “Disciples,” in Dictionary of Jesus and the Gospels, ed. Joel B. Green, Scot McKnight, and I. Howard Marshall (Downers Grove, IL: InterVarsity, 1992), 176. Cf. also K. H. Rengstorf, TDNT, IV: 415-461, s.v. manqavnw.

2 But cf. Codex A, verso 1 of Jeremías 13:21; 20:11. Ver BAGD, s.v., maqhthv".

3 John D. Watts, Isaías 1-33, en Comentarios de Palabras Bíblicas, The Word Biblical Commentary, ed. David A. Hubbard and Glenn W. Barker, vol. 24 (Dallas: Word, 1985), in loc. (electronic version, version electrónica).

4 En este pasaje Samuel se refiere como líder sobre los profetas ( <h#yl@u& bX*n]) y en 2 Reyes 2:5 Elías se refiere como El maestro de Eliseo ( ;ynd)a&). Sin duda, estos textos implican una relación de discipulado de toda clase. El hecho que Eliseo estaba constantemente con su maestro Elías, y que debería continuar con el ministerio de su maestro (2 Reyes 2:10), es evidencia de eso.

5 Wilkins, “Discípulos,” 176; Rengstorf, s.v. maqhthv".

6 Los Fariseos no estaban dispuestos de aceptar el testimonio de Jesús acerca de él mismo. Él no tenia autoridad sobre sus mentes, donde ellos se consideraban así mismos como los interpretes oficiales de Moisés la cual la vida de la nación se había edificado. La implicación de su argumento es que ellos están vitalmente conectados a las tradiciones de la interpretación de la Ley Mesiánica y Jesús no. Por lo tanto Él nunca escucho ha Dios hablar. En su uso del termino “discípulo”, Los Fariseos no son del todo diferentes que Sócrates (469-399 AEC) quien fue llamado el discípulo de Homero. Formalmente los fariseos nunca conocieron a Moisés, y Sócrates nunca conoció a Homero (si es que realmente existió), y a través de la ley los Fariseos clamaban seguir a Moisés.

7 Estas escuelas fueron desarrolladas, pero no necesariamente en o a los alrededores de Jerusalén. Clases se realizaban en las sinagogas y enseñadas por escribas o alazán (en comunidades pobres). El énfasis era n la lectura de las Escrituras Hebreas, al igual aprender y memorizar el Toral. Escuelas secundarias parecen haberse desarrollado en el Segundo siglo. Se enfocaban más en aprender la ley oral, por ej. Interpretación de las tradiciones. Ver Everett Ferguson, Backgrounds of Early Christianity, 2nd ed. Trasfondo de los principios del Cristianismo(Grand Rapids: Eerdmans, 1993), 102-103.

8 Ver D. F. Watson, “Education: Jewish and Greco-Roman,” in Dictionary of New Testament Background, ed. “Educación:Judio y Romano Greco”, en el Diccionario de Trasfondos del N.T. Craig A. Evans and Stanley E. Porter (Downers Grove, IL: InterVarsity, 2000), 308-313; Emil Scherer, The History of the Jewish People in the Age of Jesus Christ, Historia del Pueblo Judio en los tiempos de Jesucristo revisado y editado por Geza Vermes, Fergus Millar y Matthew Black (Edinburgh: T & T Clark, 1979), 415-22.

9 A menudo usando el Toral y Antiguo Testamento complete.

10 Ver William L. Lane, Mark, en El Nuevo Comentario Internacional del Nuevo Testamento ed. F. F. Bruce (Grand Rapids: Eerdmans, 1974), 371-73.

11 Recordando también que este llamado viene ultimadamente del contexto de la proclamación de la llegada del Reino de Dios. Por lo cual el llamado al discipulado viene dentro del contexto de la expansión tal y como lo indico el Señor.

12 D. A. Carson, “Matthew,” en el Expositor’s Bible Commentary, ed. Frank E. Gaebelein, vol. 8 (Grand Rapids: Zondervan, 1984), 594-99. pueda ver una alusión de Daniel 7:14 en este texto. Ver Ulrich Luz, La Teología del Evangelio de Mateo, Teología del N.T.The Theology of the Gospel of Matthew, New Testament Theology, trans. J. Bradford Robinson, ed. James D. G. Dunn (Cambridge: CUP, 1995), 138-41.

Related Topics: Discipleship, Terms & Definitions