MENU

Where the world comes to study the Bible

¿Te amo?

Related Media

Traducido por Antonio Acosta

Los 15 principios que harán que su amor dure toda una vida.

Ha tomado bastante tiempo—casi quince años.Pero finalmente el Señor ha penetrado en ambos y nos ha convencido que cada uno necesita de crecimiento. El quiere que nosotros disfrutemos de una cálida e íntima relación que sea una proyección de Su amor. Pero instruirnos para amarnos con el amor de Dios, será un proyecto para toda la vida.

Nada malo hubo en la manera que originalmente sentimos atracción el uno por el otro. Vi en Mary una persona fascinante, amorosamente divertida, entusiasta y físicamente atractiva cuya compañia disfrutaba. Mary vió en mi una persona tranquila, estable, en la que ella podia confiar para proveerla de compañia y seguridad. Pero como en la mayoria de las parejas jóvenes, ninguno entendia el significado del amor de Dios. No habia mejor lugar para aprenderlo que en las escrituras.

El capítulo trece de la primera carta a los Corintios es la mas completa descripción del amor que encontramos en la Biblia, asi que pasamos algo de tiempo examinándola. No fue principalmente escrita para enseñar a los maridos y esposas el amarse el uno al otro, sino para ayudar a los miembros de la iglesia de esa ciudad a llevarse mejor entre ellos en vista de las diferencias de opiniones acerca de los dones espirituales. Pero en cualquier lugar en el que se expresa el amor de Dios, debe tener una similitud con el modelo que Pablo presenta en este capítulo. Eso significaria que debemos asimilar sus principios en su totalidad y aplicarlos a nuestras vidas escrupulosamente si hemos de crecer en nuestro amor de el uno hacia el otro como los hemos prometido.

Tenemos enfrente un camino largo por recorrer, pero he aqui algunas de las cosas que son evidentes en nuestra relación cuando estamos expresando el amor de Dios el uno por el otro. Periódicamente tratamos de medir la calidad de nuestro amor en base a este estándar. Quizá usted quiera hacer lo mismo.

1. El amor es sufrido.

La gente que verdaderamente ama es tolerante hacia la mutua aceptación aun cuando se disgusten el uno con el otro. Seamos realistas, ninguno de nosotros es perfecto, y todavia hacemos cosas tontas, al descuido y desconsideradas que provocan, avergüenzan, incomodan, desprecian o nos hieren el uno al otro.

Cuando ella me hace esas cosas, todavia retiro y me niego a conceder mi afección. Su reacción continua siendo el contraatacar con palabras ásperas, y eso es probablemente un esfuerzo para lastimarme.

Pero cuando permitimos al Señor expresar Su amor a través de nosotros, admitimos nuestros sufrimientos y temores, y compartimos nuestras necesidades y anhelos, pero lo hacemos con gracia y amabilidad, siempre extendiendo las manos el uno hacia el otro para mantener nuestra relación en crecimiento.

2. El amor es benigno.

La gente que verdaderamente ama es sensitiva hacia las necesidades de otros, y se empeñan en satisfacer esas necesidades aun cuando no se sienten con ánimos de hacerlo. El amor de Dios es amor dadivoso y servicial. Nos hace encontrar maneras para ayudar, para hacer lo que sea necesario para el bienestar de los demás…no siempre hacer lo que nosotros pensamos ,sino lo que la otra persona piensa que se debe hacer.

Por ejemplo, a la mayoria de la mujeres le gustan la flores y las aceptan de sus maridos como una expresión de amor. Pero a Mary no le importaban mucho las flores porque después mueren. Para ella, el traerle flores, no necesariamente quiere decir “Te Amo” . Pero alentarla a que comparta sus sentimientos, escucharla atentamente, mostrar interés en lo que ella hace, ofrecerle ayuda, estar dispuesto a trabajar en un projecto juntos(como este artículo)—estas cosas dicen “Te Amo”. Cuando estoy dispuesto a usar el lenguaje de amor que ella entiende, estoy siendo bueno. Y el amor de Dios es benigno.

3. El amor no tiene envidia.

La gente que verdaderamente ama le da a sus compañeros “espacio” para desarrollar su potencial y encontrar satisfacción en la vida. Hemos observado parejas en conflicto debido a que las esposas han decidido regresar a estudiar para obtener un título. Los maridos se molestan porque sienten una amenaza al saber que potencialmente sus cónyuges pueden ganar mas dinero que ellos, o por las nuevas amistades que ellas puedan tener o la ovación que puedan recibir.

Hemos visto también esposas que sienten celos por el tiempo que sus maridos pasan con sus amigos, en actividades recreacionales, o en trabajos para la iglesia (asumiendo que no es una cantidad de tiempo excesivo que roba de su presencia a la familia). Estaban celosas porque sus maridos estaban con otros adultos, un mundo infinitamente mas emocionante para ellos que el pasar todo su tiempo con sus pequeños hijos. Pero el amor no es posesivamente celoso. El amor da espacio.

4. El amor no es jactansioso.

La gente que verdaderamente ama se refrena de pasarse la vida repitiendo las cualidades que tienen, particularmente cuando sus parejas los critican. Alardear a menudo en un matrimonio nos da la aparecia de estar a la defensiva. Y como ya ustedes saben, esta es una de mis mayores debilidades.

Cuando Mary me acusa de algo, quiero probarle lo equivocada que esta, asi que quizá liste todas la ocasiones en las que puedo pensar que puedan contrarestar lo que ella dice. Esto es jactarse. Cuando nuestros niños eran pequeños, Mary me dijo un dia, “Tú ya no me invitas a salir”. Asi que le nombré todos los lugares a los que la habia llevado en el mes pasado.

Demolí totalmente su ataque y gane el argumento, pero hice mas ancho el abismo entre nosotros. Ella se sentia olvidada y si yo hubiera demostrado amor como el de Dios, hubiese explorado sus sentimientos y entonces hacer algo para aliviarlos, en lugar de haberme defendido de las acusaciones vanagloriandome de las cosas buenas que habia hecho. El amor no es jactancioso.

5. El amor no se envanece.

La gente que verdaderamente ama no insiste neciamente que su manera de hacer las cosas es la mejor, ni demanda que sus parejas se rindan a eso. La arrogancia, como el jactarse, puede venir en diferentes tamaños y formas, pero en un matrimonio frecuentemene surge en la postura del “Yo se más, lo haremos a mi manera”. Y como ustedes ya saben, Mary lo admite como una de sus mayores debilidades.

“Hay algunas ocasiones”, dice ella “cuando pienso que Richard dice algo tonto solo porque no es la manera en que yo lo hubiera dicho. Y se lo dejo saber de una manera muy clara, como – ¿Porqué dijiste algo tan tonto como eso?- Ahora me doy cuenta que lo estoy desalentando en una manera arrogante cuando le hablo de esa manera. Si yo estuviera demostrando amor como el de Dios, le haria saber el valor de su punto de vista y admitiria que pudiera estar equivocada”.

6. El amor no hace nada indebido.

La gente que verdaderamente ama es considerada con los sentimientos de su pareja y cortés en las acciones del uno hacia el otro. El sarcasmo es una manera de vivir para algunas parejas. Hacen el ridículo el uno del otro, se menosprecian mutuamente e intercambian burlas entre ellos con furia, estando solos o con amigos. Ellos pueden decir que es todo parte de la diversión, pero dejan heridas que algun dia llegarán a ser llagas pudriéndose.

Mary y yo soliamos participar en juegos con una pareja que se podian estar criticando a lo largo la tarde. El esposo preguntaba “Esa fue una jugada muy tonta. ¿Porqué hiciste eso?”. La esposa replicaba “Lo aprendi de ti. ¿De donde más?”. Los comentarios sarcásticos iban de un lado hacia el otro toda la tarde. Era el síntoma de la falta de amor genuino del uno hacia el otro, y hoy ya no están casados.

7. El amor no busca lo suyo.

La gente que verdaderamente ama busca los mejores intereses para su pareja tanto como los suyos propios. Esta es la esencia del amor divino—la generosidad. El apostol Pablo lo puso en palabras que todos pueden entender: “no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros” (Filipenses 2:4).

Puedo vernos creciendo a los dos en cuanto a esto, y trae muchas recompensas. Por ejemplo, hubo un tiempo cuando, en aquellas raras ocasiones cuando tuvimos la oportunidad de salir por la tarde, discutiamos acerca de el lugar en donde iriamos a cenar. A mi me gusta la comida Mexicana o Italiana; A Mary le gusta la comida China. Si sentia que tenia que rendirme a los gustos de ella, era renuentemente en el mejor de los casos y usualmente estropeaba los sentimientos entre nosotros por el resto de la velada. Ahora si no podemos ponernos de acuerdo, es usualmente porque tratamos de complacer al otro. Yo digo “¿Estas bien con la comida Mexicana esta noche?” y ella dice, “¿Estas seguro que no quieres algo mas que comida China?”. Estamos aprendiendo a amar.

8. El amor no se irrita.

La gente que verdaderamente ama controla su temperamento cuando su pareja lo disgusta. Todos somos humanos y todos los humanos sentimos enojo periódicamente. Pero solo expresamos nuestro enojo de una manera destructiva cuando buscamos que alguien más y no El Señor supla nuestras necesidades.

Mary admite que ella tiene dificultades con la ira: “Cuando Richard no suple mis expectativas, puedo estallar con palabras iracundas y hóstiles que usualmente no quiero decir, palabras como “¡Te odio!”. Me sorprende el pensar que el cree lo que le digo. No tenia idea de lo profundo que lo estaba lastimando con mi ira. Al aprender a confiar en Dios para que supla mis necesidades a su manera, he podido expresar mi enojo mas constructivamente, como “Mi vida, me siento enojada cuando no me escuchas. Me ayudaria mucho si me ves y muestras interés cuando te estoy hablando”. Me sorprende cuan positiva es la reacción de el con este tipo de acercamiento.

9. El amor no guarda rencor.

La gente que verdaderamente ama perdona los males que sus parejas les causan. No llevan la cuenta, o guardan recuerdos de los errores pasados, los remueven para ganar algun punto en un tiempo futuro. Ellos guardan esas injusticias lejos de si mismos para bién.

Yo he tenido problemas con esto. Desafortunadamente, mi memoria de rencores es mas grande que la de Mary. Una noche Mary me hizo unos comentarios que me hicieron recordar muchos de los dolores de años pasados y me encontré discutiendolos otra vez con ella. “Nunca cambiarás”, la enfrenté. Mientras hablabamos nos dimos cuenta que habia resentimientos dentro de mi que no habia resuelto a través del perdón. Al darme cuenta lo mucho que Dios me ha perdonado, no tuve otra alternativa que perdonar a Mary por las cosas que ella hizo, además, me rehusé a recordarlas otra vez. El amor verdadero no puede ser expresado de otra manera.

10. El amor no se goza de la injusticia mas se goza de la verdad.

La palabra injusticia puede referirse simplemente al infortunio. La gente que verdaderamente ama no toma placer de las fallas o frustraciones de sus parejas. Es ahí cuando algunos maridos o esposas se meten en problemas. Como Sally, que se resintió porque su marido jugaba demasiado a la pelota que se mofaba de el cuando se lastimó su tobillo y tuvo que salirse del equipo. O Jim, que se resintió con la cantidad de tiempo que su esposa pasó con un amiga y se jactaba acerca de que esa amiga y su esposo tuvieron que cambiarse a otra ciudad. Cuando estamos expresando amor verdadero, nos duele cuando algo lastima a nuestras parejas y nos deleitamos cuando se regocijan.

11. El amor todo lo sufre.

Una mejor traducción podria ser, “El amor lo cubre todo”. La gente que verdaderamente ama no difunde las fallas de sus parejas con el fin de exponerlas. Eso no significa que vamos a mentir para salvar de los problemas a los que amamos, pero si quiere decir que sabemos cuando mantener nuestras bocas cerradas.

Una esposa que ama no va a correr a la casa de su mamá y quejarse con frases como: “¿Sabes lo que me hizo?”. Ese nunca fue un problema para nosotros porque siempre vivimos a miles de kilómetros de nuestros padres y nunca tuvimos el dinero para ir tan lejos, pero muchas mujeres enfrentan esa tentación. Un marido que ama no va a ir a contarle a su mejor amigo todas las cosas que hace su esposa. Eso tampoco fue de mucha tentación para nostros. Eramos demasiado orgullosos para decirle a alguien los problemas que estabamos teniendo. Quizá seguiamos ese principio, pero era mas por egoísmo que por obediencia. Ahora estamos intentando vivirlo porque estamos creciendo en el amor del uno hacia el otro.

12. El amor todo lo cree.

La gente que verdaderamente ama trata a su pareja con absoluta confianza. Algunos maridos y esposas se atormentan a si mismos con sospechas sin ningún fundamento. Por ejemplo, cuando la esposa de Stan sale de casa, el se la imagina siendo infiel. Cuando ella regresa, el quiere saber donde ha estado, cuando tiempo paso ahí, con quien ha hablado y que ha dicho.Aun cuando ella va a ver al doctor el le hace problemas porque cree que el doctor la esta cortejando. Pero el amor piensa lo mejor; da el bienestar de la duda, hace que tengas confianza. Y el tratar a nuestras parejas con confianza les ayuda a ser mas confiables.

13. El amor todo lo espera.

La gente que verdaderamente ama espera que sus relaciones crezcan de una manera mas significativa y preciosa. Tienen esperanza. La esperanza es una actitud que felizmente anticipa lo bueno. No es un optimismo ciego que niega los problemas, pero ve mas allá de los problemas hacia un Señor soberano que puede conseguir cosas espectaculares.

Cuando expresamos amor como el de Cristo, pudiesemos orar algo asi como, “Senor, no he visto crecimiento en mi pareja como yo lo hubiese querido, y estoy siendo tentado a ser desanimado(a). Pero yo se que Tú puedes trabajar en la vida de el(ella) mas allá de mi comprensión y voy a confiar en que Tú lo vas a hacer. Mientras tanto yo voy a seguir trabajando en las cosas que necesitan cambiar en mi vida y confiar en que Tú vas a utilizar mi crecimiento para animar a mi pareja a que cambie.” Cuando el amor funciona apropiadamente en nuestras vidas, disipa el desánimo, la desesperanza y la desesperación. Engendra esperanza.

14. El amor todo lo soporta.

La gente que verdaderamente ama no le permite a sus problemas que les roben su gozo o su voluntad para seguir adelante. Mientras Mary y yo hemos dejado que nuestra dicha se nos escape a veces porque desviamos la mirada de nuestro Señor y la ponemos en nuestros problemas, nuestra determinación de seguir adelante nunca ha titubeado. Básicamente hemos dicho “Los problemas pueden asaltar nuestro matrimonio --problemas economicos, problemas de relaciones íntimas, problemas de salud, problemas con nuestra familia política, problemas con nuestros hijos, problemas con nuestros vecinos o cualquier otro tipo de problemas. Pero no vamos a renunciar. Vamos a continuar creciendo para ser las personas que Dios quiere que seamos, y seguir y seguir”. Hoy no estariamos casados sino fuera por ese grado de determinación. Fue lo que nos mantuvo a flote en los tiempos difíciles.

15. El amor nunca deja de ser.

La gente que verdaderamente ama esta incondicionalmente comprometida con sus parejas hasta que alguno de ellos sea puesto en los brazos del salvador. El amor verdadero nunca se desvanece, no se debilita, no muere, no se acaba. Antes bromeabamos diciendo que ninguno de los dos pediria el divorcio para evitar quedarse con los niños. Por supuesto que eso no era del todo cierto, pero si refleja nuestra firme decisión de que el divorcio nunca seria una opción para nosotros. Hemos sido y continuamos estando comprometidos hacia el otro – inalterable y permanentemente comprometidos – venga lo que venga. Y esto es uno de los mayores factores que nos ha permitido pasar los momentos difíciles. Si nunca has tomado esa firme decisión de permanecer en tu matrimonio sin importar lo que pase, te pedimos urgentemente que los hagas.

Hemos tratado honestamente de compartir con usted como medimos nuestro amor . Quizá ustedes quieran medir el suyo. Para esta tarea en particular, Mary y yo hemos desarrollado un “Exámen del Amor” para ayudar a las parejas a relacionarse con estos quince principios para sus matrimonios. Les podriamos sugerir que usted y su cónyuge realicen el exámen que a continuación se presenta y luego comparen sus respuestas. Esto debe abrir la puerta para una comunicación honesta y exponer los puntos donde el amor por el otro necesita ser afinado.

El exámen del Amor.

Califiquese a si mismo del 1 al 10 en cada uno de los siguientes elementos de Amor (1 siendo débil y 10 siendo fuerte)

Pregunta

Calificación.

(1) Soy tolerante y aceptativo hacia mi pareja aun cuando ella/el me hace disgustar (paciencia, verso 4).

 

(2) Soy sensible a las necesidades de mi pareja y procuro satisfacerlas aun cuando no me siento bien haciéndolo (amabilidad, verso 4).

 

(3) Le doy “espacio” a mi pareja para que desarrolle su potencial y encuentre su propia realización.(no tiene envidia, verso 4).

 

(4) Me refreno de mencionar las cosas buenas que hice cuando mi pareja me critica en algo.(no es jactansioso, verso 4).

 

(5) No insisto neciamente que mi manera de hacer las cosas es la mejor y demando que mi pareja se someta a mi. (no se envanece, verso 4).

 

(6)Soy considerado de los sentimientos de mi pareja y cortés en mis acciones hacia el/ella. (no hace nada indebido, verso 5).

 

(7) Me empeño por buscar los mejores intereses de mi pareja como los mios propios. (no busca lo suyo, verso 5).

 

(8)Controlo mi enojo cuado mi pareja me hace disgustar. (no ser irrita, verso 5).

 

(9)Olvido y perdono los males que mi pareja me causa. (no guarda rencor, verso 5).

 

(10)No siento placer en los desatinos o fallas de mi pareja. (no se goza de la injusticia mas se goza de la verdad, verso 6).

 

(11) No difundo las faltas de mi pareja para ponerlo(la) en evidencia. (todo lo sufre, verso 7).

 

(12) Me empeño en tratar a mi pareja con absoluta confianza. (todo lo cree, verso 7).

 

(13) Espero que nuestra relación siga creciendo de una manera mas significativa y preciosa. (todo lo espera, verso 7).

 

(14) No le permito a mis problemas que me roben el gozo y mi voluntad de seguir hacia adelante. (todo lo soporta, verso 7).

 

(15) Estoy completa e incondicionalmente comprometido con mi pareja hasta que alguno de nosotros sea puesto en los brazos de nuestro Salvador. (el amor nunca deja de ser, verso 7).

 

Total de Puntos

 

0-50

Mejoria Urgente

51-100

Mejoria Deseable

101-150

Creciendo y Aprendiendo. ¡Sigan asi!

Related Topics: Love